Extremos

Cuando El Niño se cansa y se va a dormir

niña5

(Por Cazatormentas).- Tras un El Niño 2015 – 2016 histórico en algunas de las subregiones en las que se dividen las aguas del Océano Pacífico Ecuatorial para su seguimiento, este fenómeno climático tiende a debilitarse rápidamente. Así, las previsiones indican que podría darse una fase neutra o incluso una débil La Niña coincidiendo con la temporada de huracanes 2016 en el Atlántico Norte ¿Posibles consecuencias?

Tal y como se observa en la figura, el fenómeno del ENSO (El Niño – Oscilación del Sur) que ha alcanzado sumáxima intensidad en su fase de El Niño, durante los pasados meses de diciembre y enero, se caracteriza por unas aguas mucho más cálidas de lo normal en la zona ecuatorial del oceáno Pacífico.

Este fenómeno introduce profundas perturbaciones en la dinámica atmosférica de la práctica totalidad del planeta, aunque unas zonas sean más sensibles que otras (como por ejemplo Australia o la zona occidental de Sudamérica). En Europa, los efectos no son tan directos aunque la estadística indica que suelen relacionarse con otoños más húmedos de lo normal e inviernos más secos, en el caso de España.

Evolución de la anomalía de temperatura en las aguas superficiales del océano Pacífico Ecuatorial, en las últimas semanas.

Tras el pico de intensidad alcanzado, coincidiendo con el invierno en el Hemisferio Norte, El Niño ha iniciado un rápido debilitamiento que se nota claramente en la evolución de las anomalías de temperatura de las aguas superficiales del Pacífico Ecuatorial.

Evolución de las anomalías ecuatoriales de temperatura de las aguas en el estrato 450 m. - superficie.

Evolución de las anomalías ecuatoriales de temperatura de las aguas en el estrato 450 m. – superficie.

Este rápido debilitamiento se detecta mucho mejor en la evolución de las anomalías de temperatura en el estrato oceánico que va desde la superficie hasta los 450 m. de profundidad. Así, se observa cómo anomalías negativas van erosionando desde debajo a las positivas que hay en aguas más someras.

En el foro de debate le venimos dando seguimiento desde que diera comienzo, analizando su evolución y perspectivas futuras.

Evolución del ENSO hacia una fase neutra o débil La Niña.

Hay consenso modelístico en la previsión de que la tendencia hacia una fase neutra continúe durante los próximos meses. Los dos grandes centros de predicción estacional, como son el NCEP americano y el ECMWF europeo van en la misma línea.

Previsión de las anomalías de temperatura de las aguas en las regiones El Niño 3 y 3.4 según el Centro Europeo.

Previsión de las anomalías de temperatura de las aguas en las regiones El Niño 3 y 3.4 según el Centro Europeo.

Así, en las dos subregiones 3 y 3.4 del Pacífico Ecuatorial, la previsión hace a fase neutra o débil La Niña es muy clara, y alcanzaría su punto mínimo coincidiendo con el inicio del verano. Las anomalías de temperatura de las aguas pasarían de ser claramente positivas a ser neutras o incluso negativas.

Modelo estacional CFS, evolución prevista de la anomalías en los próximos meses, regiones El Niño 3 y 3.4

Modelo estacional CFS, evolución prevista de la anomalías en los próximos meses, regiones El Niño 3 y 3.4

En el caso del Centro de Predicción del Clima – NCEP dependientes del NOAA americano, las perspectivas son similares, aunque quizás algo menos agresivas en el proceso de debilitamiento y con una mayor dispersión del modelo. El mínimo se alcanzaría algo más tarde de lo indicado por el centro europeo, durante el mes de julio.

Impacto en la temporada de huracanes 2016 en el Atlántico Norte.

Ya lo comentamos en una noticia anterior sobre el estado de El Niño; esta transición de El Niño intenso a Neutro o una débil La Niña puede ser un ingrediente positivo para la formación de ciclones tropicales en la temporada de este 2016.

De hecho, tras el intenso El Niño de finales de 1997, en 1998 se registró una temporada de huracanes muy activa en el Atlántico Norte, por lo que las perspectivas para este año es que la actividad sea mayor que durante 2015. Y no olvidemos que, aunque fuese fruto de la casualidad, en enero ya tuvimos al primer huracán

En el foro de debate también tenemos otro hilo en el que se están aportando datos sobre previsiones de actividad durante la temporada de huracanes 2016 en el Atlántico Norte.

 

Tags: , , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer