América Latina

Aires de cambio en los viñedos argentinos

AMÉRICA LATINA ENTREVISTA BRICHE 2

¿Cómo incide el cambio climático en las cepas cultivadas en Argentina? ¿Cómo puede evolucionar la producción local de vino, ahora que ganó reconocimiento mundial? Tiempo Inestable entrevistó a Elodie Briche (en la foto), geógrafa francesa que hace su posdoctorado sobre variaciones climáticas a escala local recogiendo datos entre viñedos, bajo la tutela de la investigadora Celeste Saulo,  directora del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), y de otro francés pionero en este campo, Hervé Quenol.

Briche, especializada en investigaciones aplicadas de climatología regional y local, forma parte del intercambio franco-argentino de científicos, en este caso en proyectos públicos sobre vitivinicultura y cambio climático (GICC-Teradclim y ANR-Terviclim), de los que participan el CIMA (Centro de Investigaciones del Mar y de la Atmósfera)/Conicet-UBA, la Universidad Nacional de Cuyo, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y las Bodegas Alta Vista.

Esta joven geógrafa tiene antecedentes ideales, después de doctorarse en Francia con “El cambio climático en los viñedos de Champagne: modelización térmica en varias escalas espacio-temporales (1950-2100)”. Elodie Briche pone énfasis en un concepto de “terroir” o “terruño” que involucra, obviamente, a la tierra y al clima, pero también incluye las características de la  sociedad y los hombres que cultivan sus viñedos, en una compleja combinación.

AMÉRICA LATINA ENTREVISTA BRICHE 1 CICLO FENOLÓGICO

El ciclo fenológico.

El trabajo de Elodie Briche en Francia, primero, y ahora en Argentina, principalmente en la región de Cuyo, parte de la noción básica de que el cambio climático global tiene consecuencias en todo el mundo sobre la viticultura que plantean muchas preguntas sobre el futuro de la actividad.

Por ejemplo, en los viñedos de Champagne, Francia, donde se dispone de una gran red de estaciones meteorológicas hace dos décadas, se han estudiado el comportamiento de los extremos térmicos, como las heladas de primavera durante la brotación y las olas de calor. Y se ha comprobado, explica Elodie Briche, que la temperatura influye en el ciclo fenológico de tal modo que ya ha sido observado un adelanto en las etapas fenológicas.

“Los extremos de verano podrían aumentar en el futuro, mientras que los extremos fríos de primavera podrían disminuir durante la brotación. La brotación podría ser temprana y los extremos fríos de primavera en marzo podrían causar las heladas más severas de las yemas”, concluyó Elodie Briche sobre los estudios en Champagne.

En las investigaciones en Champagne, por ejemplo, los modelos se validaron durante los eventos climáticos extremos del 2003 (heladas de primavera y la ola de calor en verano). “Este año se considera como excepcional y representante del clima futuro, en el cual se helaron los brotes  y se secaron las uvas.

AMÉRICA LATINA ENTREVISTA BRICHE 4

Tiempo Inestable: ¿Cuál es su trabajo específico de investigación en Argentina?

Elodie Briche: La comunidad científica se interesa por el cambio climático global y se interroga sus impactos futuros a la escala planetaria. Aunque diversas investigaciones en el dominio de los modelos regionales progresan, las consecuencias de estas variaciones climáticas son aún poco abordadas a las escalas locales, aún cuando ciertos fenómenos meteorológicos se producen sobre espacios relativamente restringidos y pueden generar un riesgo para los individuos y sus actividades.

TI: Es el caso de la viticultura…

EB: Claro. La calidad del vino e incluso la especificidad de los terruños dependen de características locales tales como la topografía (pendiente, exposición), factores que van a actuar localmente sobre el clima.

Un cambio global del clima tendrá obligatoriamente repercusiones sobre el clima local, sobre las características del vino, además de consecuencias a nivel económico.

TI: Usted explica que las simulaciones de estos fenómenos a partir de los llamados Modelos de Circulación General (MCG) no están adaptadas a escalas locales.

EB: Sí, y por esta razón, aportan resultados demasiado aproximados. Aunque estos últimos años ha habido progresos reales a nivel de la modelización climática regional, ningún modelo utilizado en un cuadro operacional permite hacer una simulación del clima a escala local. Sólo va a ser posible evaluar las consecuencias atribuibles al cambio climático en una escala espacial más fina, teniendo en cuenta características de superficie y capacidades materiales de los viticultores.

Precisamente, los programas Terviclim (2008-2011) y Teradclim (2011-2013) buscan una una metodología de modelización espacial del clima adaptada a la escala de los terruños, particularmente en Mendoza, con el fin de aportar respuestas a las consecuencias futuras del cambio climático.

AMÉRICA LATINA ENTREVISTA BRICHE 3

Sensores meteorológicos en los viñedos.

TI: ¿Puede establecerse alguna diferencia general en el impacto del cambio climático sobre los viñedos de Europa y los viñedos en Argentina?

EB: No trabajo sobre todos los viñedos pero lo que puedo decir es que según mi conocimiento, todo depende de las regiones. Por ejemplo, en el sur de Francia, las sequias recurrentes que podrían seguir con la intensificación de olas de calor en el futuro en un contexto de cambio climático podrían afectar el rendimiento y la calidad de la vendimia. Por eso, hay debates sobre la autorización del riego y cómo aplicarlo en algunas denominaciones de origen (DOC) controladas en el sur de Francia que tradicionalmente la excluyeron.

TI: ¿Qué aspectos del cambio climático previsto por el IPCC en su último informe global pueden influir más en los viñedos argentinos? ¿Cómo podría traducirse en nuestras mesas?

EB: A mi juicio, todo depende de las regiones vitivinícolas. La variabilidad de la temperatura, por ejemplo, depende de muchos factores y más para un cultivo como el de la vid, a escala local. La vid necesita un estrés hídrico razonable durante la maduración de la uvas y noches frescas para facilitar la síntesis de los aromas…después con la lluvia, la regulación del aporte hídrico depende también de las condiciones del medio ambiente (capacidad del suelo a absorber, etcétera).

La pregunta de saber si se pueden probar nuevas cepas en un contexto de cambio climático es recurrente. Pero creo que hay también en Argentina un mercado en expansión, el de los vinos, y tal vez eso juega mucho en la extensión de las zonas de vitivinicultura. Implantar una nueva cepa puede significar, por un lado, el riesgo de productores y enólogos. Creo que ellos podrían contestar esa inquietud mejor.

He visto a algunas bodegas probar cepas menos conocidas en Argentina, y la verdad es que, de mi punto de vista, considerando la definición de “terroir” o terruño se podrían lograr nuevas cosas. Vi por ejemplo, un Fiano de la Bodega Caelum que me parece muy interesante, y también un cabernet franc de la bodega del Desierto.

CC Y VINO HERVE QUENOL
Hervé Quenol, en plena labor.

TI: ¿Se puede hablar de un claro corrimiento de la frontera vitivinícola argentina hacia el sur?

EB: Yo no hablaría de claro corrimiento, por lo menos por el momento. Son otros tipos de suelos, otras condiciones medioambientales. Eso demandaría años para ser advertido en los mapas de las zonas vitivinícolas.

TI: ¿Cuál es el papel que pueden jugar los extremos meteorológicos en Argentina, uno de los items más estudiados del cambio climático?

EB: Es muy importante atender los extremos en general y estudiarlos para poder protegerse. En los viñedos, el productor tiene que lidiar con los extremos de cada año, a veces totalmente imprevisibles: pueden surgir de golpe y afectar la futura vendimia. El papel humano es muy importante aquí, porque el productor debe adaptarse paso a paso durante todo el ciclo fenológico.

TI: ¿Cuál ha sido la actitud de cultivadores argentinos en tu proyecto? ¿Lo ven como una inversión clave o como una curiosidad? ¿Hay diferencia entre pequeñas y grandes bodegas? ¿Cuáles son las que están dando el primer paso?

EB: Si bien no es el corazón de mi estudio de posdoctorado, cuando hago estudios de campo se generan buenos intercambios con los vitivinicultores. Me preguntan, quieren cuidar los sensores. La inversión se ha ampliado y existen también estudios privados haciendo ese tipo de trabajo a la escala muy fina. Ahí ya depende, seguramente, de quien puede invertir.

De mi lado, estoy haciendo investigaciones con apoyo público, y eso funciona con intercambios y cooperación entre instituciones la mayor parte del tiempo. Espero que en un futuro próximo se puedan lograr estudios de casos particulares con desarrollo de redes muy locales de sensores en el marco, por ejemplo, del Servicio Meteorológico Nacional.

Por Tiempo Inestable

Tags: , , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer