América Latina

Año 2100: más calor, más lluvias y sequías

CC IPCC 2013 AMÉRICA LATINA CALOR MONTEVIDEO 2

El último informe global sobre cambio climático describe para América Latina escenarios de temperaturas más altas y más lluvias, pero también de sequías. En Argentina, la frecuencia de olas de calor se duplicaron en los últimos 30 años. Y lo que nos espera…

Montevideo, por Daniel Hirschfeld, de Red SciDev.- Sequías en la Amazonia, aumento de inundaciones en otras zonas de Sudamérica y alzas de hasta 3°C en Centroamérica son algunos de los escenarios que predice para América Latina la primera parte del Quinto Informe de Evaluación (AR5) del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU.

A nivel global el informe califica las evidencias del cambio climático como “inequívocas” y “sin precedentes”, destacando que este fenómeno obedece a la acción humana con “95 por ciento de certeza”. Así busca reforzar con datos cada vez más contundentes la necesidad de prevenir su impacto.

La mira está en acelerar las discusiones a dos meses de la XIX Conferencia de las Partes de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático en Polonia (COP19). Allí se aspira a llegar a un acuerdo vinculante para 2015 que frene el aumento de temperatura global.

 

“El calentamiento del sistema climático es inequívoco, y desde 1950 muchos de los cambios observados no tienen precedentes en décadas y milenios. La atmósfera y los océanos están más calientes, la cantidad de nieve y hielo disminuyó, el nivel del mar creció, y las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) aumentaron”, sintetiza el Resumen para Responsables de Políticas, divulgado el 27 de septiembre en Estocolmo, Suecia.

CC IPCC 2013 AMÉRICA LATINA INUNDACIONES BRASIL

Según un Atlas regional liberado este 30 de septiembre con el informe completo, de no actuar con rapidez, para América Latina se proyecta “que la temperatura aumente, con mayor calentamiento en el sur de la Amazonia”, acompañado de menos lluvia en la temporada seca amazónica y el este de Brasil.

Además, aumentarán las noches de calor, se elevarán las precipitaciones al sureste y noroeste de Sudamérica y disminuirán en Chile central y el norte del continente. El texto completo fue elaborado por 259 autores que analizaron más de 9.000 publicaciones científicas, la mayoría de los últimos seis años.

El Premio Nobel recibido por el IPCC en 2007 dio “más visibilidad” al cambio climático y el consiguiente interés de los científicos, dice a SciDev.Net la argentina Matilde Rusticucci, investigadora de la Universidad de Buenos Aires y coautora del informe.

“Tuvimos mucha más literatura para evaluar y sacar conclusiones con menor incertidumbre”, asegura.

CONCLUSIONES CLAVE

CC IPCC 2013 AMÉRICA LATINA CALOR MONTEVIDEO

En el mejor escenario, el informe proyecta para 2100 un aumento de 1,5°C en la temperatura promedio del planeta respecto del período 1850-1900. En los escenarios con mayores emisiones de CO2 el alza sería de entre 2º y 4,8ºC.

La elevación del nivel del mar superaría los 80 cm en 2100, debido a los deshielos en Groenlandia, la Antártida y los glaciares de montaña.

(…) El informe divulgado ayer analiza la base científica del cambio climático e incluye recomendaciones para políticos. Este constituye la primera parte de las cuatro en las que se dividirá el AR5.

Las próximas tres se presentarán en 2014 en Japón (marzo), Alemania (abril) y Dinamarca (octubre) y analizarán el impacto, adaptación y vulnerabilidad al cambio climático; la mitigación, y una síntesis, respectivamente.

Los cuatro informes anteriores al AR5 se publicaron en 1990, 1992, 1995 y 2007. Con casi todas las variables al alza respecto de 2007, el AR5 reveló que las últimas tres décadas fueron sucesivamente más calientes que las anteriores a 1850.

CC IPCC 2013 AMÉRICA LATINA 1

 

En el Hemisferio Norte, el período 1983-2012 fue posiblemente el más cálido en 1.400 años. Asimismo, desde 1901 hasta 2010 el nivel medio del mar aumentó 20 cm.

La concentración de CO2 se incrementó 40 por ciento desde la era preindustrial, la temperatura aumentó 0,8°C y para el período 2016-2035, subirá entre 0,3 y 0,7°C respecto a 1986-2005 y las olas de calor serán más frecuentes y prolongadas.

El informe confirma, con 95 por ciento de certeza, el peso predominante de las actividades humanas en el calentamiento.

“Esto nos obliga a revisar todos los factores antropogénicos implicados en el cambio climático”, destaca a SciDev.Net Manuel Guzmán-Hennessey, investigador colombiano, director de la Red Latinoamericana sobre Cambio Climático KLN y miembro de la Red Internacional de Acción Climática.

“Es la oportunidad para cambiar los estilos de vida y modelos de desarrollo imperantes, de admitir, como civilización y cultura, que este modo de vivir contribuyó a generar el fenómeno climático global. De nada sirven los acuerdo internacionales si no enfrentamos colectivamente la revisión estructural de la economía y el tipo de desarrollo que nos rige”, enfatiza.

EN AMÉRICA LATINA

CC IPCC 2013 AMÉRICA LATINA AMAZONAS SEQUÍA

El peor escenario de emisiones supone que para 2100 la temperatura aumente hasta 4ºC en la región tropical de Latinoamérica y hasta 6ºC en la Amazonia, dice a SciDev.Net el brasileño José Marengo, titular del Centro de Ciencias del Sistema Terrestre del Instituto de Investigación Espacial de Brasil y coautor del informe.

En el mismo escenario, para 2100 las lluvias se reducirán entre 15 y 20 por ciento en el noreste de Brasil y decrecerán en la Amazonia, que ya experimentó sequías extremas en 2005 y 2010. En contraposición, aumentarán hasta 20 por ciento las precipitaciones en el sudeste de Sudamérica. “Eso puede significar aumento de inundaciones y avalanchas”, agrega Marengo.

Según el experto, en América Central el calentamiento puede llegar a 3ºC, con reducción de lluvias de hasta 10 por ciento. “El clima más seco en el noreste del continente puede afectar la agricultura familiar y agroindustrial, la generación de energía hidroeléctrica, y la salud, con más casos de dengue, malaria y enfermedades respiratorias”, detalla.

“Los países de América Latina están preocupados, y elaboran planes de adaptación y políticas de mitigacion, pero van muy lento”, opina Marengo. Agrega que la región aún se desconoce “dónde están las áreas más vulnerables a ciertos [fenómenos] extremos y así es difícil de pensar en adaptación”.

Texto original completo aquí

EN BUENOS AIRES, EL DOBLE DE OLAS DE CALOR

EXTREMOS INCENDIOS BUENOS AIRES CALOR

La frecuencia de olas de calor en la ciudad de Buenos Aires se duplicó durante los últimos 30 años. Antes, se desarrollaban en promedio 9 olas de calor por década, pero entre 1980 y 2010 pasaron a ser 18, según un estudio científico realizado a pedido del Gobierno porteño. La temperatura anual promedio de la capital argentina aumentó 0,6°C entre 1960 y 2010

El trabajo, de la investigadora Inés Camilloni (Conicet y Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires) pronostica que la frecuencia crecerá aún más y pondrá más en riesgo a la gente. Hoy se estima que las olas de calor son la causa del 10% de las muertes que se producen en verano en la ciudad.

Camilloni analizó el clima de la Ciudad durante las últimas cinco décadas, como las temperaturas, las lluvias, las tormentas y las olas de calor, como la que se sufrió entre el viernes 13 y el miércoles pasado en la capital argentina y en otras jurisdicciones.

“El cambio climático hizo que aumentara la frecuencia de olas de calor en la Ciudad. Hubo un aumento de la temperatura que contribuyó a que subiera la frecuencia de olas de calor. Aquí hay más cemento (…) Hay también pocos espacios verdes en la ciudad, y se sabe que los parques y plazas son claves porque sirven para enfriar el aire”, sostuvo la investigadora, coautora del V Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).  “En base a modelos de simulación y con los datos de las décadas pasadas, podemos pronosticar que las olas de calor serán más frecuentes”.

Texto original completo aquí

CC INÉS CAMILLONI

–¿Qué cambios concretos se observan en el clima? ¿Lluvias? ¿Temperatura?

–Con respecto a las lluvias, no es lo mismo que la temperatura, en la cual se observa un aumento generalizado a nivel mundial. Las precipitaciones tienen una tendencia de aumento en algunos lugares y de disminución en otros, pero en realidad lo que se está observando es que hay una tendencia a que llueva más en los lugares que ya son húmedos y una tendencia a que llueva menos en los lugares que ya son secos. Y esto es también lo que se ve en las proyecciones del clima para el próximo siglo, lo cual agravaría la situación de los lugares semiáridos y áridos y habría buena disponibilidad de agua, e incluso tal vez exceso, en los lugares húmedos. Pero también lo que se ve es que cambia la forma en que llueve. En determinado lugar, por ejemplo, puede mantenerse constante el volumen de precipitaciones anuales, pero cambia la forma: en un contexto en que el clima es cada vez más cálido, la lluvia tiende a darse en episodios más intensos y más espaciados en el tiempo y los impactos que se producen son muy grandes. (…)

–¿Cuáles son los efectos que se prevén a en Argentina?

–Una tendencia al aumento de temperaturas en el norte del país; una tendencia no tan marcada a que se alteren las precipitaciones, con un aumento en la región de la Pampa húmeda y una disminución hacia la zona de la Patagonia. Hay que pensar es que dos tercios del país son una región árida o semiárida, muchas zonas que dependen de los recursos hídricos para la generación de energía, para el agua para riego, y en general tener un aumento de temperaturas viene acompañado de menor acumulación de nieve en las cordilleras, se modifica el ciclo de los ríos, se adelanta el momento del deshielo. Es una cascada de consecuencias que produce impactos económico-sociales.}

Entrevista completa aquí

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer