Ciencia / Extremos

Arde Yosemite… ¡llamen al Pentágono!

CIENCIA YOSEMITE INCENDIO BOMBEROS

Con el mundo en ascuas por una guerra total en Siria, la tecnología de guerra sirvió antes para atender una emergencia natural: el Pentágono cedió a la Guardia Nacional de California un avión no tripulado Predator para asistir a los bomberos en el incendio del Parque Yosemite, una de las mayores bellezas naturales de Estados Unidos. Y ahora, además, se sabe: las sequías se agudizarán en Norteamérica las próximas décadas.

“El Secretario de Defensa, Chuck Hagel, aprobó su utilización el miércoles”, dijo el teniente coronel Tom Crosson, portavoz del Pentágono.

El avión no tripulado militar o drone, utilizado desde hace unos diez años, en particular en Afganistán, para misiones de vigilancia y ataques, es rara vez desplegado sobre el territorio estadounidense debido a las estrictas reglas de seguridad impuestas por la Autoridad Reguladora de la Aviación Civil (FAA, por su sigla en inglés).

El dispositivo, que puede sobrevolar la zona afectada por el fuego durante 22 horas consecutivas, proporciona imágenes de video en tiempo real de la situación, permitiendo que los bomberos sepan hacia dónde dirigir sus esfuerzos.

El llamado “Rim Fire” que afecta la región de Yosemite ya ha quemado más de 78.000 hectáreas, un área mayor a la ciudad de Chicago, según el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California.

El incendio, que se desató el 17 de agosto, estaba controlado este 29 de agosto en un 30%, frente al 23% del día anterior. Unos 4.800 bomberos fueron movilizados y aviones y helicópteros ayudan a luchar contra las llamas.

Texto original aquí

CIENCIA YOSEMITE DRONES PROTESTA

Las compañías líderes en robótica militar de todo el mundo se reunieron en Washington para mostrar sus últimos avances en la feria de la Asociación Internacional para Sistemas de Vehículos No Tripulados (AUVSI, por Association for Unmanned Vehicle Systems International), donde los drones coparon el protagonismo dentro y fuera del foro.

Más de 550 “stands” repartidos por el Centro de Convenciones de la capital estadounidense y procedentes de 40 países distintos se dieron cita mientras a las puertas del edificio integrantes del grupo activista Codepink pedían el fin del uso de aviones no tripulados contra civiles.

Cerca de una veintena de manifestantes, liderados por su portavoz Medea Benjamin, increparon al “lobby” armamentístico, al que acusaron de estar en un “negocio vergonzoso” que “mata civiles indiscriminadamente”.

“Estamos aquí para poner de manifiesto la vergüenza que supone esta industria, que continúa fabricando drones que matan gente inocente y que hacen que el mundo odie a Estados Unidos, porque los drones nos mantienen aún en un estado de guerra”, dijo Benjamin durante la manifestación.

“Me parece increíble que aquel juguete inocente con el que jugaba de pequeño hoy se haya convertido en un arma asesina”, gritaba otro de los activistas.

La utilización de los aviones no tripulados por parte de la Administración del presidente Barack Obama en su guerra contra el terrorismo ha suscitado la polémica en el país, tanto entre algunos miembros del Congreso como por parte de grupos pro derechos humanos.

Según el Bureau of Investigative Journalism, desde que el presidente de Estados Unidos llegó al poder, el Pentágono y la CIA han realizado más de 300 ataques con drones en zonas tribales de Pakistán, con el resultado de unas 2.500 víctimas, entre ellas centenares de muertes civiles.

El presidente ha defendido esta nueva tecnología por ser más precisa que otro tipo de bombardeos, sin embargo, los datos del “Bureau” indican que en 2011 el 14 % de las víctimas eran civiles, mientras que en 2012 este porcentaje se redujo al 2,5 %.

La información recopilada por activistas y organizaciones pro derechos humanos muestran que la zona fronteriza entre Pakistán y Afganistán ha registrado estos ataques una media de una vez cada cinco días, aunque el número de bombardeos se ha reducido respecto a 2010.

Texto original completo aquí

CIENCIA YOSEMITE INCENDIO MAPA

Las llamas afectan el sector noroeste del parque nacional, cuyas imponentes cascadas y montañas de granito atraen a más de 3.7 millones de visitantes por año. El fuego se desató en el oeste del Yosemite por causas aún no aclaradas.

Pero las condiciones de sequía, tras un invierno en el que hubo escasas precipitaciones, propiciaron una cantidad anormalmente grande de incendios forestales en todo el oeste de Estados Unidos este verano boreal.

En Idaho el llamado “Beaver Creek Fire”, que consume los bosques cercanos a la estación de esquí Sun Valley, ha destruido 45 mil hectáreas de vegetación y estaba contenido en un 67 por ciento.

Texto original completo aquí

CIENCIA YOSEMITE INCENDIO DRONE VOLANDO

El incendio en Yosemite también puede amenazar las plantas hidroeléctricas en la región, que suministran gran parte de la energía que consume San Francisco. Debido a la progresión de las llamas las autoridades ya han apagado dos generadores y la ciudad obtiene su electricidad, temporalmente, de otras fuentes.

El portal InciWeb, un sitio del Gobierno Federal que reúne información de diversas agencias, informó de que las cuadrillas de bomberos, incluidos equipos llegados de otros estados, continuaban al anochecer de ayer la construcción de cortafuegos que consisten en trincheras o en quemas controladas.

“El fuego se tornó muy activo durante el día y las llamas que avanzaban rápidamente por la superficie pasaron a las copas de los árboles en los perímetros este y sudeste”, añadió el informe.

El fuego ha destruido once casas y otras doce edificaciones, así como un lugar de acampamento en Yosemite que pertenece a la ciudad de Berkeley, informaron las autoridades, según las cuales hay unos 4.500 inmuebles amenazados por el incendio.

CIENCIA YOSEMITE INCENDIO RESTOS

“Se han ordenado evacuaciones al sur de la autopista 120 y al norte de la Vieja Ruta Yosemite”, añadió InciWeb. “Se dispone en el área de recursos en tierra y por aire para la defensa de estructuras”.

La rapidez de la propagación de las llamas y “el comportamiento extremo del fuego impiden los esfuerzos de extinción”, señaló el portal.

La abundancia de materia vegetal seca, los fuertes vientos y la posibilidad de que surjan otros incendios a distancia siguen siendo causa de preocupación significativa, indicaron las autoridades.

Texto original completo en desastresyaccidentes.com

El invierno de 2012-2013 fue uno de los más secos de la historia de California, preparando el escenario para una temporada de incendios activos. El 6 de septiembre de 2013, el fuego en forma de anillo aludido había hecho su camino hacia los libros de récords y era ya el tercero más grande en California desde que comenzaron los registros en 1932.

El sensor VIIRS en el satélite Suomi NPP siguió el crecimiento del fuego entre el 20 de agosto y 4 de septiembre. La banda de día – noche del VIIRS es extremadamente sensible a la luz baja, por lo que es posible ver el frente de fuego desde el espacio por la noche. Las partes más brillantes, más intensas de la luz blanca es el fuego. Arroyos pálidos grises humos por lo general hacia el norte. Nubes delgadas oscurecieron la visión en algunos días, sobre todo 31 de agosto, 1 de septiembre y el 3 de septiembre.

EXTREMOS YOSEMITE EVOLUCIÓN DEL INCENDIO
Arriba, evolución del fuego en la zona visto por el satélite Suomi-NPP desde el 20 de agosto, arriba a la izquierda, hasta el 4 de septiembre, abajo a la derecha. Fuente: NASA

El 20 de agosto era de luna llena, por lo que el paisaje se refleja una gran cantidad de luz de la luna. El fondo creció progresivamente para hacerse más oscuro hasta el 05 de septiembre.

El perímetro del incendio ha cambiado a lo largo de los diferentes frentes de día a día, dependiendo de los vientos y los esfuerzos de lucha contra el fuego. El 24 de agosto, los bomberos se centraron en la contención de la orilla occidental del fuego para evitar que se queme en la ciudad de Tuolumne y la Carretera 108 poblada pasillo.

También lucharon en el borde oriental del fuego para proteger el Parque Nacional Yosemite. Estos esfuerzos son evidentes en las imágenes: Entre el 23 y 24 de agosto, el extremo oriental se mantuvo estable, el borde occidental retrocedió, y el fuego creció en el sureste.

En la mañana del 25 de agosto de 2013, los gestores de incendios informaron que el incendio fue creciendo en el norte y en el este. Con el fuego agresivo y hacia el este en Yosemite, el 26 y 27 de agosto resultaron días difíciles para los bomberos.

Pero en los próximos días, comenzaron a hacerse con el control tras una serie de operaciones de contra incendios en los bordes norte y este del fuego. El 29 de agosto, se levantó el aviso de evacuación para Tuolumne City.

El flanco sureste continuaba ardiendo intensamente en la primera semana de septiembre, pero las autoridades esperan que el incendio estará contenido al 100 por ciento para el 20 de septiembre.

Fuente: NASA Earth Observatory

Revista del Aficionado a la Meteorología, texto original aquí

Un estudio publicado por investigadores canadienses y estadounidenses en la revista científica Nature Geoscience señala que la sequía que afectó el oeste de Norteamérica de 2000 a 2004 fue la peor en 800 años y que se espera que las condiciones empeoren durante el siglo XXI.

EXTREMOS SEQUÍA EEUU PREVISIONES PARA EL SIGLO XXI

Mapa que muestra el grado de severidad de la sequía en EEUU a finales de julio de 2012. FUENTE: NOAA

El estudio, realizado por científicos de Arizona, Massachusetts, Colorado, California y la Universidad de Columbia Británica (Canadá), señala que durante el resto del siglo XXI serán normales este tipo de sequías. “Las proyecciones indican que los eventos de sequía de esta duración y gravedad serán comunes hasta el final del siglo XXI”, dijeron los científicos en su estudio.

Y lo que es peor es que las precipitaciones a finales del siglo XXI se prevé que serán incluso inferiores a las registradas durante la seguía de 2000-2004, según el estudio. Los científicos indicaron que la sequía de 2000-2004 no sólo redujo la producción de los cultivos en la región occidental de Norteamérica sino que redujo a la mitad la capacidad de la tierra de capturar dióxido de carbono.

El estudio indica que “la gravedad e incidencia de los extremos climáticos, incluida la sequía, han aumentado como resultado del calentamiento climático”. Según los datos recogidos por los científicos, los dos periodos anteriores en los que el oeste de Norteamérica experimentó sequías similares fue durante los años de 1146 a 1151 y de 977 a 981.

La publicación del estudio coincide con una de las peores sequías vividas en Estados Unidos en décadas. Los últimos datos dados indican que un 20% del país sufre una sequía considerada extrema o excepcional, los grados más graves.

RAM: texto original aquí

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer