Energías

Argentina le abre la puerta a los eléctricos

Con la intención de sumar tecnología de punta que cuide el medio ambiente, mejorar la eficiencia del transporte particular y también del público de pasajeros, y alinearse al contexto que ya viven otros países, incluso de la región, el Gobierno prevé reducir significativamente los aranceles a la importación de autos híbridos y eléctricos.

La medida, que será anunciada por el presidente Mauricio Macri, se espera que sea el 9 de junio y beneficiará sólo a las empresas que produzcan en la Argentina. Quedarán excluidas de esta ventaja aquellos que actualmente son sólo importadores netos de vehículos.

En la Argentina, este segmento es prácticamente inexistente. Toyota fue el primero. Trajo su modelo Prius (en latín significa “pionero”) a fines de 2009 y hasta la actualidad sólo vendió 270 unidades.  El Prius -un auto híbrido, que a baja velocidad usa energía eléctrica, y a elevada utiliza su motor a nafta y con energía cinética carga su batería- cuesta hoy 62.000 dólares.

En Japón, Estados Unidos o Europa, ese sedán mediano puede comprarse por entre 25.000 y 30.000 dólares. Hace poco Renault anunció que traerá a fin de año su versión eléctrica de la Kangoo. Se espera también a la Nissan Leaf. Además de la Touareg híbrida no hay muchos más autos de este tipo o eléctricos, salvo por alguna Porsche Cayenne Hybrid difícil de hallar.

“En el país no hay conciencia del cuidado del medio ambiente, al argentino le gustan los fierros y estos autos son todavía muy caros [lo más caro es la batería de litio]. Si no hay incentivos concretos va a ser un crecimiento muy pero muy lento”, comentó una fuente industrial.

En Brasil, por caso, estos autos pagan menos impuestos; en Madrid hay ventajas de estacionamiento (como en Holanda); en Valencia, subsidios para la compra; en Estados Unidos, programas de promoción; en Francia hay un subsidio de 5000 euros para la adquisición, algo similar a lo que ocurre en Inglaterra.

Más allá del precio existen problemas más profundos en la Argentina para este tipo de mercado. Son los problemas de infraestructura. Razón por la que YPF, firma en control del Estado, anunció que comenzará en estos días la primera fase para la instalación de más de 200 puestos de recarga para vehículos eléctricos en la red de estaciones de servicio que tiene en todo el país.

La norma estará reservada sólo para las terminales automotrices radicadas en la Argentina, o sea para Agrale, FCA (Fiat y Chrysler), Ford, General Motors (Chevrolet), Honda, Iveco, Mercedes-Benz, Nissan, PSA (Peugeot, Citroën y DS), Ralitor (JMC, DFM, Foton, Baic y Kandi), Renault, Scania, Toyota (incluyendo Lexus), Volkswagen (incluyendo Audi y Seat) y Zanella.

“No hay planes concretos de traer el Lexus”, dijeron en Toyota al diario La Nación.  “Pero en el próximo Salón del Automóvil lo vamos a mostrar para evaluar la recepción por parte del mercado argentino, y en función de eso analizar un posible lanzamiento en el futuro”, completaron.

Fuente: Energía 16

Tags: , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer