América Latina

Argentina mide los gases en su cielo

AMÉRICA LATINA ARGENTINA CONTAMINACIÓN AÉREA INTI

Profesionales y becarios del Centro INTI-Aeronáutica y Espacial y la Administración Nacional de Aviación CIVIL (ANAC) desarrollaron un software que puede medir los gases invernadero de los aviones que circulan en su cielo (foto INTI).

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) tiene como meta para 2050 reducir las emisiones de la actividad aeronáutica de transporte casi en un 50% respecto de 2010.

Para la International Air Transport Association (IATA), la aviación sería responsable del 2% de las emisiones globales de CO2. Una proyección estadística indicaría que esa participación se elevará al 3% hacia 2050 debido a un aumento de la demanda promedio de los pasajeros a un ritmo del 5 por ciento anual.

La aviación, que en 2013 movilizó unos 3.000 millones de pasajeros y el 0,5% del volumen del comercio mundial (aunque el 35% de su valor total), es responsable del 12% de las emisiones de CO2 procedentes de todas las fuentes del transporte, mientras el terrestre por caminos acumula el 74%.

 

El Centro INTI-Aeronáutica y Espacial creó un programa para el cálculo de las emisiones de gases invernadero porque existían datos generales sobre la actividad pero faltaba un software que cuantificara las emisiones gaseosas producidas por el tráfico aéreo -doméstico e internacional- en la Argentina.

Los profesionales del INTI tomaron como referencia el sistema de cálculo propuesto por la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA, por sus siglas en inglés), que tiene varios niveles de cálculo.

A su vez, el software argentino cuenta con una base de datos de libre acceso provista por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI, por sus siglas el inglés), que contiene información sobre determinados modelos de avión en diferentes estados de operación, y que incluye además la fase aterrizaje y despegue. Estos datos se obtienen empíricamente de vuelos y también como resultado de simulaciones.

Los expertos del INTI desarrollaron un simulador de emisiones sobre una plataforma de software de cálculo libre, que permite obtener diferentes datos: puede, por ejemplo, considerar sólo movimientos en zonas aeroportuarias tomando como información la cantidad de maniobras y modelos de aeronaves que operan en un período determinado, para luego obtener el volumen de emisiones en ese lugar. O  pueden estipularse distancias de vuelo sobre un modelo de una aerolínea particular y así calcular el volumen de emisiones en toda la ruta.

AMÉRICA LATINA ARGENTINA CONTAMINACIÓN AÉREA 2

Estos datos se cargan al programa y, con la información que el software ya tiene en su base, realiza la medición y da a conocer en forma teórica las emisiones, por ejemplo, la de dióxido de carbono que emite el aeropuerto donde están realizándose las operaciones (foto: Noticias de la Ciencia).

Recientemente, el Centro INTI- Aeronáutico y Espacial entregó a la ANAC una primera versión del programa, para realizar pruebas y plantear posibles mejoras. Los primeros ensayos se realizaron tomando datos históricos del Aeropuerto Internacional El Plumerillo, en la ciudad de Mendoza.

Por ahora, la base de datos contiene los modelos operativos de sólo dos aerolíneas, pero los técnicos prevén una mejora constante del sistema, que contenga una mayor capacidad de manejo de la información y que abarque todas las aerolíneas que operan en la región.

Este proyecto es el primer paso para contar con un primer registro de emisiones de la actividad aérea que redundará en una mayor capacidad para estudiar, discutir y comparar resultados, o bien, para simular futuros escenarios.

AMÉRICA LATINA ARGENTINA AEROLÍNEAS

Contexto

Actualmente, los países aplican de manera voluntaria diferentes medidas para mitigar la contaminación de sus aerolíneas de bandera, y deben presentar sus propuestas frente a la OACI, el organismo que regula la actividad a nivel mundial.

En el futuro, la actividad podrá adoptar un mercado de bonos de emisiones. Cada compañía aérea tendrá un cupo asignado de emisiones permitidas anualmente y, al excederse del límite, deberá canjear bonos con otras aerolíneas que no lo hayan superado (Mercado Internacional de Bonos de Carbonos).

En esa instancia, y más allá de que la forma de cobro, cuantificación y cálculo están en permanente debate, será de gran importancia para las empresas mantener sus emisiones al mínimo posible y, sobre todo, tratar de conocer sus emisiones producidas y esperadas de forma anticipada, para lo cual este tipo de desarrollos son de gran ayuda.

En el caso de Argentina, para reducir la contaminación su compañía de bandera, Aerolíneas Argentinas, modernizó la flota y redujo el peso de componentes de los aviones. A largo plazo, trabaja en la implementación de medidas operativas y en la utilización de biocombustibles.

“De acuerdo a estudios realizados por OACI, la actividad de transporte civil y comercial aumentarán en los próximos años aproximadamente un 4.4 anual en nuestra región, esto implica que habrá más vuelos y más gente en el aire, y eso es directamente proporcional a la contaminación. En este sentido, el compromiso es que a pesar del crecimiento en los vuelos no debe aumentarse la contaminación”, aseguró Raúl Mingo, director del Centro INTI-Espacial y Aeronáutica.

Fuente: Noticiero INTI y CEDA

Tags: , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer