Imágenes

Así es como las nubes cubren la Tierra

Los días nublados pueden ser decepcionantes. Pero para el estudio del clima pueden tener un lado positivo después de medirlos más de una década.

El Observatorio de la Tierra de la NASA acaba de publicar un mapa que utiliza los datos recogidos entre julio de 2002 y abril de 2015 para dar una vista sin igual de las áreas nubladas (y soleadas) en el mundo.

Algo evidente de inmediato es que el mundo es un lugar bastante nublado. No es ninguna sorpresa que en el mapa el Reino Unido -famoso por su clima lúgubre- aparezca en blanco, lo que indica nubes frecuentes. Lo mismo ocurre con la selva amazónica, que requiere muchas para sus lluvias.

En cambio, el Sahara, Atacama, Arabia y el resto de los desiertos (incluyendo la Antártida) están básicamente libre de nubes. Australia y el oeste de Estados Unidos escapan también a la cubierta de nubes.

Este mapa también revela características clave del sistema climático. La banda de nubosidad en torno del ecuador generalmente representa la Zona de Convergencia Intertropical, un cinturón de tormentas eléctricas alrededor de la Tierra que se forman allí gracias al aire cálido y húmedo que se levanta desde el océano.

En comparación, el aire seco generalmente desaparece 15-30 grados al norte y al sur del ecuador. No es de extrañar, que es donde se encuentran la mayoría de los desiertos del mundo.

Sierras, costas y otras características de la tierra también influyen en cómo las nubes se mueven por todo el planeta. La meseta del Tíbet se mantiene mayormente soleado porque está en la sombra de la lluvia de las montañas del Himalaya en el sur.

Las nubes son una parte importante del sistema climático, pero son también uno de los menos comprendidos, en particular cuando se trata del cambio climático. Las nubes a bajo nivel tienden a enfriar el planeta mientras que las altas tienen el efecto contrario. ¿Cómo influirá el cambio climático en las nubes en el futuro es todavía incierto debido a que los procesos de formación de nubes son difíciles de someter a modelos de predicción, y mucho menos a modelos de tipos específicos de nubes (de los cuales hay 10, si eso es lo que preguntan).

Los datos del mapa provienen de satélite Aqua de la NASA, que proporciona datos suficientes a travésde su sensor MODIS como para hacer un mapa de nubes todos los días del año, incluyendo días festivos, ya que los satélites no se toman días libres. Así que hay una gran cantidad de datos detrás del mapa actual, aunque no ofrece mucho respecto de variaciones diarias o estacionales.

Texto original completo aquí
Tags: , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer