Ciencia

Así era el Universo recién nacido

CIENCIA PLANCK UNIVERSO

(Por Daniel Mediavilla, de esmateria.com).- A 1,5 millones de kilómetros de distancia, aparcado en un lugar del espacio donde el tirón gravitatorio de la Tierra y del Sol queda compensado, flota Planck. Desde allí, ha logrado obtener una imagen muy precisa del universo primitivo, cuando solo tenía 380.000 años de edad.

En aquella fotografía de la infancia cósmica ya se observan los embriones de las estrellas y galaxias que poblarían el universo más de 13.000 millones de años después y gracias a esa instantánea, los cosmólogos podrán viajar hasta unos instantes antes del Big Bang. Porque la radiación detectada por Planck, el llamado fondo cósmico de microondas, es en realidad el eco del gran estallido que dio origen a todo.

En una presentación realizada hoy por la Agencia Espacial Europea (ESA), los responsables de la misión han anunciado el descubrimiento de un universo casi perfecto.

Según han explicado, los datos obtenidos por el satélite, al menos a pequeña escala, cuadran a la perfección con las teorías cosmológicas que consideran que el universo apareció a partir de una especie de átomo primigenio, un espacio extremadamente concentrado y caliente que se infló de repente para dar lugar a un cosmos descomunal y diverso.

“Algunos cosmólogos habrían entregado a sus hijos a cambio de esta imagen”, ha afirmado el investigador de la Universidad de Cambridge y uno de los responsables del proyecto George Efstathiou (en la foto).

CIENCIA PLANCK UNIVERSO EFSTATHIOU

Los datos obtenidos por esta máquina indican que no hace falta introducir elementos extraños en las teorías del Big Bang, como neutrinos superpesados, pero sí señalan que a gran escala hay alguna anomalía.

Planck ha observado que las fluctuaciones en la temperatura del fondo cósmico de microondas no coinciden con las predichas por el Modelo Estándar de física de partículas, el que mejor explica el comportamiento de la materia. Existe una asimetría en la temperatura media en hemisferios opuestos del cielo, cuando la teoría prevé que el universo debería ser homogéneo independientemente de la dirección en que miremos.

Aunque Efstathiou ha reconocido que esto aún es muy especulativo, esa dificultad para acomodar la teoría a la información de Planck indicaría que puede haber nueva física, aspectos que no conocemos y que justificarían la posibilidad, por ejemplo, de que el universo sea parte de un multiverso y que antes del gran estallido hubiesen existido otras realidades cósmicas. En este entorno, en el que un humano no puede sino sentirse pequeño, a Efstathiou se le ha escapado la palabra Dios de la boca, pese a que, ha bromeado, le habían advertido expresamente que no la pronunciase.

Una amalgama muy caliente

CIENCIA PLANCK UNIVERSO ESA OFICINAS

La etapa del universo estudiada por Planck es el primer instante del que se pueden rescatar algunos fotones con los que captar una imagen. Hasta ese momento, unos 380.000 años después del estallido, la materia del cosmos formaba una amalgama caliente de protones, electrones y fotones a 2.700 grados.

A partir de un cierto momento, los electrones comenzaron a asociarse con los protones para formar los átomos que hoy conocemos y dejaron libres a los fotones, que a partir de ese momento pudieron convertirse en los mensajeros de aquel mundo primigenio.

Para tomar sus datos, Planck ha tenido que convertirse en uno de los lugares más fríos del universo. Con unos detectores criogenizados hasta una temperatura de 0,1 grados por encima del cero absoluto (-273.15°) ha sido capaz de medir levísimas fluctuaciones de temperatura en el fondo cósmico de microondas.

Ese eco, que estaba a 2.700 grados cuando el universo era aún un bebé, se ha enfriado mucho desde entonces, y fluctúa ahora a temperaturas extremadamente bajas, en torno a 2,7 grados por encima del cero absoluto. En esas pequeñas variaciones de temperatura está inscrita también la estructura del universo y su estudio, como sucede con los fósiles en biología, permitirá comprender cuál ha sido la evolución del universo.

El director general de la ESA, Jean Jacques Dordain, ha destacado el hito tecnológico alcanzado por los ingenieros europeos para construir esta máquina y ha destacado la capacidad de una empresa como Thales Alenia para liderar con éxito un proyecto de más de 700 millones de euros.

Los datos presentados hoy son solo los obtenidos durante los primeros 15 meses de trabajo de la sonda, lanzada en mayo de 2009. En los próximos meses se seguirá liberando la información obtenida y Planck continuará escudriñando la radiación fósil del universo hasta al menos septiembre de este año. En ese momento, está previsto que el helio empleado para mantener sus instrumentos coqueteando con el cero absoluto deje de tener efecto y desaparezca la precisión necesaria para este trabajo.

Texto original de esmateria.com aquí

Tags: , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer