Cambio Climático

Así se calentó la Tierra (y el mar) en 2017: las pruebas

Los datos climáticos para el 2017 ya están disponibles. En este artículo, Carbon Brief explica por qué el año pasado demostró ser tan notable a través de los océanos, la atmósfera, la criosfera y la temperatura superficial del planeta.

Se establecieron varios récords para el clima de la Tierra en 2017:

. Fue el año de más altas temperaturas en los océanos, que aumentaron notablemente entre 2016 y 2017.

. Fue el segundo o tercer año más cálido registrado en la temperatura de la superficie terrestre y el año más cálido sin la influencia de un evento de El Niño.

. Se registraron mínimos récord en la extensión y el volumen del hielo marino en el Ártico, tanto al comienzo como al final del año, aunque el alcance mínimo alcanzado en septiembre fue solo el octavo más bajo registrado.

. También se registró un nivel récord de hielo marino en la Antártida durante gran parte del año, aunque los científicos deben determinar el papel de la actividad humana en esos cambios.

Más del 90% del calor atrapado por el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero termina yendo a los océanos.

Mientras las temperaturas de la superficie fluctúan levemente año tras año debido a la variabilidad natural, el calor en los océanos aumenta mucho más suavemente y es, en muchos sentidos, un indicador más confiable del calentamiento de la Tierra, aunque con registros histórico disponibles más cortos.

El 2017 estableció el récord de calor en los océanos desde que comenzaron los registros en 1958, según el Instituto de Física Atmosférica de la Academia China de Ciencias (IAP-CAS), que mantiene una base de datos de contenido de calor oceánico actualizada.

Las figuras a continuación muestran el calor en los océanos para cada año entre la superficie y los 2.000 metros de profundidad (que comprende la mayor parte de los océanos del mundo), así como un mapa de las anomalías de 2017.

La figura superior muestra los cambios en el contenido de los océanos desde 1958, mientras que el mapa inferior muestra el contenido de los océanos en 2017 en relación con el contenido promedio de los océanos entre 1981 y 2010. Las áreas rojas que muestran un contenido calórico más cálido que en las últimas décadas. áreas que muestran más frío.

El calor en los océanos en 2017 fue significativamente más alto que en 2015, el siguiente año más cálido. Si bien 2016 fue el más cálido en la superficie, fue solo el tercer año más cálido en los océanos, ya que el fenómeno de El Niño ayudó a que las temperaturas superficiales de 2016 fueran tan altas que redistribuyeron el calor del océano hacia la atmósfera.

Temperaturas superficiales más cálidas sin un El Niño

Las temperaturas superficiales globales en 2017 fueron las segundas o terceras más cálidas desde 1850, desde cuando se pueden calcular con una precisión razonable.

A diferencia de los otros años más cálidos – 2015 y 2016 – no hubo eventos de El Niño en 2017 (o a fines de 2016) que contribuyeran al aumento de las temperaturas este año (y las condiciones templadas de El Niño a principios de 2017 fueron compensadas por condiciones leves de La Niña durante la última parte del año).

Los registros que incluyen cobertura de todo el Ártico, como los de la NASA, Berkeley Earth y Copernicus / ECMWF, mostraron 2017 como el segundo más cálido después de 2016, mientras que los registros con menor cobertura en esa región mostraron 2017 como el tercero más cálido detrás de 2016 y 2015. Todos los registros de superficie muestran resultados bastante similares cuando se examinan en regiones donde todos tienen cobertura.

Texto completo aquí

 

Tags: , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer