Historias

Australia, la sequía y la desesperación

EXTREMOS SEQUÍA AUSTRALIA SUICIDIOS MAPA

Al menos 147 agricultores se suicidaron en la provincia de Queensland durante los largos años de sequías que comenzaron en los 2000 y otros 92 tomaron la misma trágica decisión en Nueva Gales del Sur, determinó un reciente estudio.

Los investigadores dicen que el número de suicidios en Nueva Gales del Sur podría ser aún mayor, pero es más difícil de definir debido a la forma en que las estadísticas se recopilan.

El estudio fue realizado por el Instituto Australiano para la Investigación y Prevención del Suicidio, en colaboración con la Universidad de Newcastle. La investigadora Urska Arnautovska explicó que la tasa de suicidios entre agricultores es más o menos el doble que en la población general.

“Ser soltero probablemente puede ser un factor de riesgo. Y potencialmente, también cualquier ruptura de relaciones o el divorcio pueden ser también un factor de estrés importante, según se ha encontrado en la literatura general sobre factores de suicidio en los hombres”, dijo.

EXTREMOS AUSTRALIA SEQUÍA SUICIDIOS 5

“Si no sabemos qué es exactamente lo que está impulsando las tasas de suicidio en comunidades específicas, es muy difícil luego darse iniciativas de prevención ajustadas realmente a las cuestiones que cada comunidad agrícola enfrenta”, lamentó la especialista.

Con el 60 por ciento de Queensland sometida a una larga sequía, también se acrecienta la preocupación por la salud mental de los agricultores.

Charles Burke, del grupo de presión rural Agforce , explica que los agricultores se enfrentan a la presión financiera, física y emocional.

“Día tras día tras día hace un calor implacable y hay que alimentar a un stock en deterioro y ver desaparecer el agua, y todo eso asociado a la angustia sobre lo que puede pasar”, dijo.

Burke  afirmó que está presionando a los gobiernos de Queensland y a las autoridades federales para mejorar la asistencia a la salud mental.

El gobierno de la provincia informó que está reactivando talleres adicionales para abordar el aspecto emocional de la sequía.

“Ha habido un poco de un retraso en conseguir que salgan. Pero tenemos la esperanza de que estarán pronto en funcionamiento. También hemos hecho gestiones ante el gobierno federal australiano”, detalló.

Los agricultores pueden ser reacios a buscar ayuda

EXTREMOS AUSTRALIA SEQUÍA SUICIDIOS 4

Sue Masel, doctora en Goondiwindi, en el sur de Queensland, sostuvo que aunque hay una creciente conciencia sobre la salud mental, las opciones de asistencia no dan abasto.

“Yo sé que si hubiera alguien sentado en mi silla y buscara un psiquiatra para verlo enseguida, salvo que se vieran frente a una crisis de riesgo suicida, tomaría semanas para conseguir acceder a los servicios de ayuda psiquiátrica”, resumió.

Además, a menudo existe reticencia de los agricultores a pedir ayuda. “Son muy resistentes. Están acostumbrados a las altas y bajas de los caprichos del clima y los caprichos del mercado. Y se les hace difícil carse cuenta de que no están realmente bien”.

“Y no es fácilmente identificable, como una enfermedad física. Hay resistencia en ese aspecto y probablemente eso hace un poco más difícil para la gente asumirlo y pedir ayuda”, concluyó Masel.

Texto original aquí

EXTREMOS AUSTRALIA SEQUÍA SUICIDIOS 3

Ocho semanas, tal vez 12, es todo lo que muchos agricultores en el oeste de Queensland esperan para tomar las decisiones más difíciles de su vida. 

Algunos dejan caminando las granjas que pasaron toda una vida construyendo. Otros prueban algo diferente y acumulan una deuda cada vez más agobiante. Algunos se dan a la bebida y otros se suicidan.

Si la lluvia no llega pronto al oeste, la agricultura se detendrá y todo será una cuestión de supervivencia. En algunos pueblos, el único dinero que hay a mano es el de fondos de financiación de obras para inundaciones.

Los pubs en Cunnamulla regalan comida. El defensor rural de la salud mental, Alison Fairleigh, asegura que nunca había visto tanta desesperación profunda. “Ha habido un gran aumento de las depresiones, incluso antes de que esta sequía comenzara a ser severa”, dijo.

“Estamos hablando de gente que ya estaba por los suelos. Ya se habían enfrentado a inundaciones, incendios y la prohibición de exportar animales vivos. Ha habido un gran aumento en el abuso de alcohol y la violencia doméstica”, afirma Fairleigh.

“Ahora, la mayoría de ellos no es capaz de tomar una decisión, se sienten completamente agotados”. añade.

drought

Stuart Barkla (foto) es propietario de 15.000 hectáreas cerca de Cunnamulla. Normalmente, es una de las mejores del país ovejas en Queensland. Pero en 2013 tuvo que ver a 3.000 de sus ovejas morir hambre y con ellos se fue todo el ingreso para afrontar el siguiente año.

Las pérdidas en propiedades vecinas afecta a decenas de miles de cabezas. Stuart se mudó a lo que queda de otra propiedad cerca de Dalby. Este año es el peor que haya visto, peor que a los ocho años de sequía en la década del 2000.

Los pocos brotes que han germinado, la plaga de los canguros los acaba.”A dónde vamos a terminar, no lo sé”, reconoce Barkla .

De acuerdo con una encuesta de Agforce entre más de 250 agricultores en 30 condados afectados por la sequía , el 25 por ciento dijo que los problemas de agua eran críticos.

La inmensa mayoría se enfrenta a graves consecuencias, con un 68 por ciento de los encuestados diciendo que el impacto financiero fue peor que la sequía anterior y un 85 por ciento que afirma que los impactos ambientales son los mismos que la anterior y terrible sequía que duró ocho años.

Las tres cuartas partes de los consultados estaba en menos de 20 por ciento de su capacidad de suministros de agua en la superficie.

Y a pesar de todo, los agricultores siguen luchando.

Texto original aquí

 

 

Tags: , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer