América Latina

Buenos Aires, reina del calor y la lluvia

AMÉRICA LATINA ARGENTINA CC CAMILLONI

(Por Tiempo Inestable).- La climatóloga Inés Camilloni tradujo para Argentina, y en particular para la Ciudad de Buenos Aires, las tendencias de temperatura y lluvia proyectadas por el último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) en sus novedosos Atlas Regionales.

Los porteños soportarán en la Reina del Plata temperaturas medias cada vez más elevadas y más eventos extremos de lluvia a medida que avance el siglo. En el resto del país, habrá más precipitaciones en el sudoeste de Buenos Aires y cada vez menos en la zona de Cuyo. Las temperaturas medias pueden variar a fin de siglo hasta 4°C en el Norte del territorio argentino.

Aquí les detallamos, en exclusiva, la exposición que hizo la doctora Camilloni el 6 de mayo en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por invitación de la Comisión Especial de Cambio Climático, presidida por el diputado Pablo Bergel (Bloque Verde Alameda), quien pidió a la audiencia relacionar las descripciones de los expertos con los impactos cotidianos que sufre y sufrirá la ciudad, en particular las inundaciones.

También expusieron otros expertos argentinos que participaron de la redacción del informe del IPCC, Vicente Barros (vicepresidente del Grupo I, ciencias físicas), y el ingeniero Gabriel Blanco (Grupo III, mitigación y adaptación), acompañados por Raúl Estrada Oyuela, veterano negociador argentino del cambio climático y miembro actualmente de la Academia Argentina de Ciencias del Ambiente.

Blanco explicó que para alcanzar un escenario que impacte con un aumento de temperatura de 2°C respecto de niveles preindustriales hace falta un “esfuerzo gigantesco” de mitigación con una “cantidad enorme de tecnología”, incluso las discutidas como el almacenamiento de carbono. Sin embargo, aclaró el crecimiento económico global se vería afectado por entre 0,04 hasta 0,14 por ciento, “lo cual no suena mucho” cuando el crecimiento económico en las próximas décadas proyectado es de 1,6 a 3 %.  De todos modos, las chances de asegurarnos por esos medios ese límite de aumento de temperatura global es de “cincuenta y cincuenta”.

“Empezar a mitigar el cambio climático hoy tiene muchos beneficios que se van a sentir inmediatamente -enfatizó este experto argentino miembro del IPCC-: cuestiones vinculadas a la salud, al transporte, a la seguridad alimentaria, a la seguridad energética (no sabemos bien para que lado vamos en Argentina). Las medidas de mitigación hoy deberían ser vistas en un contexto amplio, de desarrollo sustentable, considerando lo económico, lo social y lo ambiental. El cambio climático es un síntoma más serio de lo que es tá pasando, con los modelos de desarrollo que estamos eligiendo para nuestros países. La causa principal del cambio climático y de una cantidad enorme de impactos tiene que ver con el consumo de bienes de servicio y la explotación irreversible de recursos naturales al ritmo con que se los explota”.

AMÉRICA LATINA ARGENTINA CC CAMILLONI 2

ACCEDÉ AQUÍ A LOS GRÁFICOS QUE ACOMPAÑARON LA EXPOSICIÓN DE CAMILLONI

Camilloni explicó que el último informe del IPCC es el primero que incluye una mirada más regional del cambio climático haciendo disponible un atlas de proyecciones climáticas regionales, que les permite a cada país tener una visión más específica sobre perspectivas de cambio de temperatura y precipitaciones.

Las proyecciones consideran tres horizontes temporales (futuro cercano, medio y lejano), para un escenario de emisiones de gases de efecto invernadero bastante posibles de ocurrir, de 650 partes por millón (ppm) de dióxido de carbono en la atmósfera, ” cuando estamos ya en las 40o ppm por primera vez en los últimos 400 mil años”.

Un cambio importante en estas proyecciones es que “se presentan los cambios respecto del presente, pero ya no de 1960 a 1990, “sino un período lo más cercano posible a lo actual, para poder estimar los cambios de temperatura, lluvia y nivel del mar respecto de un pasado cercano”.

“Y lo que se puede ver claramente es que la tendencia al calentamiento a medida que el siglo XXI avanza es mayor, con variaciones espaciales en nuestra región, de tal manera que el aumento de temperatura sería más importante en el Norte y algo menor en el sur de la Argentina “, afirmó Camilloni.

Para el sur de Sudamérica, al este de los Andes, la temperatura aumentaría según distintos escenarios de aumento de emisiones de gases de efecto invernadero. Las líneas sombreadas (ver PDF en el link de arriba) se relacionan con los niveles de incertidumbre que tenemos, porque se usa una variedad de 40 modelos que proveen diferentes resultados, lo que da un marco de certeza científica.

Los mapas que provee el IPCC impide avanzar en una mirada más precisa país por país, “pero sí nos provee los resultados de esas simulaciones y podemos generar los mapas propios del país y tener detalles más precisos, cambios proyectados de temperatura para futuro cercano y lejano y considerando dos escenarios de emisiones de gases invernadero, uno el escenario de 4.5 y otro de 8.5, el más extremo”.

AMÉRICA LATINA ARGENTINA OLA DE CALOR 7

 

“Ahí se puede ver que el aumento de temperaturas puede oscilar desde 0,5°C o 1°C en la mayor parte del país, hasta en un escenario más pesimista y hacia fin de siglo de 4°C en la región norte”, explicó.

Respecto de los cambios proyectados en la lluvia, siguiendo nuevamente las imágenes, para los sitios coloreados de verde se estiman aumentos y para los marrones una disminución. Estas variaciones ya no son uniformes, pero en este caso hay superpuestas unas líneas diagonales nos están diciendo que el nivel de incertidumbre es todavía importante. Donde no aparecen, tenemos algo más de certeza.

“Ahí aparece el sudeste de Sudamérica y la región de la provincia de Buenos Aires son confiables, y está en sintonía con lo que estuvo pasando en las últimas décadas. Las proyecciones muestran una tendencia de que la lluvia va a seguir aumentando, donde ya estuvo aumentando en los últimos años, y va a seguir disminuyendo donde ya estuvo bajando en las últimas décadas”.

Al proyectar lo que va a pasar con la lluvia en la región, lo que se ve es que no es clara porque se promedian regiones de distintas tendencias. “En el promedio no da tendencia. Pero sí puede haber una fuerte variabilidad de año a año, asociada con eventos extremos de precipitación que puede dar lugar a inundaciones”.

Para Argentina, en un futuro cercano y lejano, con dos escenarios posibles de emisiones de gases de efecto invernadero, se ve con más precisión dónde están las áreas en las que se espera una tendencia al aumento de las lluvias, en comparación con aquellas donde se ve una tendencia a la restricción, que marca principalmente la zona de Cuyo y de la región Patagonia, que son áridas y muestran una tendencia a que va a llover menos.

LLUVIAS INUNDACIONES SAAVEDRA BUENOS AIRES 2013

 

El sudeste de Sudamérica, en lo que corresponde en la parte argentina de la cuenca del Plata, ya mostró tendencia a más lluvia y en principio continuaría en las próximas décadas.

“Los escenarios son importantes cuando uno quiere tomar medidas de adaptación en el corto plazo. Para la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se ve que a medida que avanza el siglo la tendencia al calentamiento es cada vez mayor”, afirmó Camilloni.

Los cambios en la precipitación proyectan una tendencia a que llueva más, pero hay diferencias dentro de la provincia de Buenos Aires, donde la región noreste las proyecciones muestran mayor incremento y la región del sudoeste, un aumento menor. “En términos de porcentajes, proporcionalmente estamos hablando de hasta 5% de aumento de precipitación promedio en el año”.

“Si bien el IPCC nos da información a nivel regional, es importante seguir trabajando sobre ella  para cada uno de los países y cada uno de las regiones, para tener un escenario propio con más detalle, más resolución del espacio y más cuantificación, y darse medidas adecuadas de adaptación y mitigación”.

En cuanto a los cambios proyectados de temperatura y precipitación para la Ciudad de Buenos Aires, según cuatro escenarios posibles de emisiones de gases invernadero, “lo que se ve, claramente, es que la tendencia al aumento de la temperatura es marcada, aunque dependerá de cómo evolucione la concentración de gases. “Con la precipitación tenemos mayor nivel de incertidumbre, con una fuerte variabilidad año a año”, concluyó la climatóloga.

Por Tiempo Inestable

Tags: , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer