América Latina

Chile está más seco que nunca en 150 años

LA LIGUA 13.

Entre 2003 y 30013, el promedio de lluvias cayó 39,4%. Aunque no es la sequía más severa de la historia, es una de las más prolongadas.

El hidrólogo de la U. de Concepción, José Luis Arumí, recuerda claramente el temporal de 1982: “Dejando de lado el tema de las protestas y el plebiscito, nuestra generación fue testigo del ‘mini’, la primera vez que se veía en directo cómo un auto caía a un río”, dice. Fue en el Mapocho. Ese año, en Santiago cayeron 623,4 mm de lluvia, casi la mitad sólo en junio. Ese y otros temporales de los años 80 y 90 fueron muestra del período húmedo que caracterizó las últimas décadas del siglo XX.

Pero después del 2002, el panorama cambió. Tras el superávit de ese año, en 2003 las precipitaciones no alcanzaron el nivel promedio y desde entonces sólo en 2005 volvió a haber un año lluvioso.

Según datos de la Dirección Meteorológica, desde que se tiene registro (1867), el período entre 2003 y 2013 ha sido la década más seca para la zona central, desde la Región de Coquimbo al Biobío. El año pasado se produjo el quinto año consecutivo con déficit de precipitaciones en la zona y, ni siquiera la anunciada llegada del fenómeno de El Niño -independiente de su intensidad- alcanzará para revertir la escasez hídrica que ha dejado el período.

Juan Quintana, jefe de Meteorología Agrícola en la Dirección Meteorológica, explica que entre 2003 y 2013 la cantidad de precipitaciones cayó 39,4% respecto al promedio normal (338,1 mm). “En 1967 y 1976 se produjo algo similar, que incluyó la sequía del ‘68 que afectó la zona central, pero el promedio no fue tanto como ahora”, dice.

El año 1968 fue el más seco de la historia, pero el déficit se recuperó en los años siguientes, lo que lo diferencia de la última década que, si bien, no tuvo un año extremo a ese nivel (2007 fue el más seco), sí tuvo muchos años consecutivos de baja precipitación. “Fue una seguidilla de períodos secos y para efectos hidrológicos, el impacto es mayor. En los últimos cinco años se han producido déficit pluviométricos sobre 30% a 50%, a diferencia de décadas pasadas que rápidamente se recuperaba”, indica el meteorólogo.

Eso ha provocado cerca de seis años de sequía, en los que la Región de Coquimbo ha sido una de las más afectadas. De acuerdo con Cristóbal Juliá, meteorólogo del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Aridas (Ceaza), se ha visto una disminución de más de 50% respecto de la cantidad de lluvia que la zona tenía hace 100 años. En ello influye el proceso de desertificación que experimenta la región, pero también “puede ser por el cambio climático global, por lo tanto la tendencia indica que va a seguir”, dice.

Muchos factores

(…) Tener décadas más secas o lluviosas no es nuevo. En estos períodos influye tanto la variabilidad interanual -que causa la aparición de El Niño o La Niña- y otros modos de circulación atmosférica, que hacen que el país tenga 10 o más años donde una de las condiciones se hace más presente.

“En general, los años con déficit pluviométrico se asocian a condiciones frías en el Pacífico central (años de La Niña), una condición variable y de origen mayormente natural. En los últimos años el Pacífico ha estado en condición neutra, con fenómenos de El Niño y La Niña de muy baja intensidad”, explica René Garreaud, climatólogo de la U. de Chile y subdirector del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2).

También han influido la llamada Oscilación Decadal del Pacífico (variación del clima del océano que alterna fases de calentamiento y enfriamiento cada 10 a 30 años) y la Oscilación Antártica (que influye en las precipitaciones hacia el sur), dice Garreaud, aunque aún no es posible descartar la influencia de efectos antropogénicos. “La idea es sugerente, pues el cambio climático en Chile nos lleva a una condición más seca”, asegura.

El argentino Vicente Barros, copresidente del Grupo de Trabajo II del Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático (IPCC) -que estuvo esta semana en Chile presentando los resultados del grupo-, dice que, por ahora, es difícil saber cuánto es culpa del cambio climático, pues es algo que recién se está estudiando. El experto indica que desde al menos 150 años se observa una disminución de las precipitaciones en Chile, en lo que también han influido cambios naturales.

“La reducción de la precipitación ha sido importante. Ahora tenemos una década muy seca, pero eso no quiere decir que necesariamente la próxima va a ser aún más seca, porque puede ser que se recupere. Pero la tendencia es hacia la baja y ese el mayor problema que enfrenta Chile con el cambio climático: el manejo del agua, porque es un proceso que difícilmente se puede revertir”, dice.

Por Cristina Espinoza

Texto original completo de La Tercera aquí

Tags: , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer