Extremos

Cómo el “progreso” condenó a Houston

Houston se autodenomina “la ciudad sin límites”, para mostrarse como una promesa de oportunidades ilimitadas. Pero también es la ciudad sin códigos de zonificación más grande de los Estados Unidos , parte de un enfoque práctico de planificación urbana que puede haber contribuido a agravar las inundaciones catastróficas que causó el huracán Harvey y dejó a miles de residentes en peligro.

Un crecimiento que no está controlado, incluso en áreas propensas a inundaciones, ha disminuido la ya limitada habilidad natural de la tierra para absorber agua, según ambientalistas y expertos en uso de la tierra y desastres naturales. Y el sistema de drenaje de la ciudad – una red de embalses, bahías y, como último recurso, caminos que sostienen y drenan el agua- no fue diseñado para manejar las tormentas masivas que se están haciendo cada vez más comunes.

Ciertamente, la lluvia récord en Houston y sus alrededores que trajo el Harvey habría causado estragos incluso si hubiese límites de construcción más estrictos y mejores sistemas de escorrentía. Y los funcionarios locales han defendido el enfoque de la ciudad hacia el desarrollo.

Pero el desastre, al menos 22 muertos y el 30 por ciento del condado de Harris, que incluye a Houston, bajo el agua, ha llevado a revisar el enfoque de Houston para su planificación urbana y su sistema único para manejar las inundaciones.

“Habríamos visto un daño generalizado con Harvey sin importar qué, pero no tengo dudas de que podría haberse reducido sustancialmente”, dijo Jim Blackburn, codirector del centro de investigación de la Universidad de Rice sobre la predicción de tormentas severas y la evacuación de desastres.

Durante muchos años, los funcionarios en Houston y el Condado de Harris ha rechazado los reclamos de adoptar códigos de construcción más estrictos.

Las propuestas para proyectos de control de inundaciones a gran escala previstos tras el huracán Ike en 2008 se estancaron. Los residentes de la ciudad han votado tres veces para no promulgar un código de zonificación, más recientemente en 1993.

En lugar de imponer restricciones a lo que los propietarios pueden hacer con sus tierras, Houston ha intentado diseñar una solución para el drenaje.

La región depende de una red de bahías – corrientes de movimiento lento que se extienden hacia el este en la bahía de Galveston – y canales de hormigón como el principal sistema de drenaje. Las calles y los estanques de detención están diseñados para transportar y sostener el desbordamiento.

Texto original completo del Washington Post aquí

Tags: , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer