Uncategorized

Cumbre climática París 2015: viejos fracasos y nuevas promesas

(Por Gabriela Cañas, El País).- La Cumbre de Kyoto (Japón) sobre cambio climático adoptó en 1997 acuerdos de reducción de gases de efecto invernadero hasta 2020. La próxima cumbre París 2015, tras las de Copenhague, Cancún, Durban y Lima, debe fijar nuevos objetivos.

Ni Estados Unidos ni China, que producen el 45% de las emisiones mundiales, se sumaron al Protocolo de Kyoto.

Las emisiones han aumentado un 30% respecto a 1990 (año de referencia, previo al hundimiento económico y la caída del bloque soviético). El porcentaje de combustibles fósiles en el mix energético es aún del 82% (87% en 1971).

El objetivo de París es que la temperatura no suba más de dos grados en este siglo. Esta ya se ha elevado entre 0,6ºC y 0,85ºC con respecto a 1990. De los 196 participantes, solo 49 países han presentado sus planes nacionales.

La aportación china es histórica. Se ha comprometido a reducir sus emisiones a partir de 2020 e iniciar un gigantesco plan de reforestación. Primer contaminador, es también el mayor productor de paneles fotovoltaicos.

La UE reducirá en un 40% sus emisiones en 2030. Dinamarca quiere que el 100% del consumo energético provenga de renovables en 2050 y Alemania abandonará la nuclear y reducirá hasta en un 95% sus emisiones para 2050.

EE UU reducirá para 2025 sus emisiones en un 28% con respecto a 2005, año más favorable que 1990 porque fue más contaminante.

Brasil e India son reacios a reducir emisiones por temor a erosionar su desarrollo, mientras que México ha sido el primer emergente en presentar su plan nacional.

ENERGÍAS EÓLICA EEUU 2013 FOTO DE KENT GB

Las negociaciones para frenar la hecatombe que augura el cambio climático han logrado que 49 países responsables del 55% de las emisiones de efecto invernadero presenten sus planes para reducirlas.

Es un resultado decepcionante para el gobierno francés, que organiza la cumbre París 2015. “Con sólo esas aportaciones la temperatura media del planeta aumentaría en tres grados”, avisa el presidente Francois Hollande. Los científicos alertan: tres grados arriba o abajo en el planeta son tan letales como en el cuerpo humano.

La necesidad de frenar el calentamiento obliga acometer una drástica reducción de las emisiones erradicando en un 80% el uso de los combustibles fósiles y apostando por las renovables. Ello abre la puerta a un nuevo modelo energético, nuevos hábitos sociales y nuevas tensiones; también nuevas inversiones.

Los 196 países que participan en el proceso deberán presentar sus planes nacionales antes de noviembre. Además, los del norte tienen que ayudar con dinero público y privado a la transición energética de los del sur con un fondo verde de 100.000 millones de dólares anuales, lo que dificultará el acuerdo.

América Latina Atacama Inundaciones

El tiempo apremia. De los 15 primeros años de este siglo, 14 han sido los más calurosos desde que hay registros. Ciclones, sequías y hambrunas se achacan al calentamiento global. “Ya hay refugiados climáticos”, advierte Hollande.

Junto al sombrío panorama hay impresionantes avances. El desierto de Gansu, al noroeste de China, está sembrado de paneles solares. De seguir al ritmo actual, este país participará en la Cumbre de París como la campeona en producción de energía solar.

China, siempre reacia a compromisos ecológicos, es uno de los 49 que ya ha presentado su contribución. “Ha superado sus propios objetivos”, dice Nicolas Hulot, enviado especial de Hollande para la protección del planeta. “Las cosas pueden ir más rápido de lo esperado”.

TEXTO ORIGINAL COMPLETO DE GABRIELA CAÑAS, EN EL PAÍS, AQUÍ

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer