Historias

Cumplir 60 en el espacio y contarlo

Expedition 36 Soyuz TMA-08M Landing
Foto NASA.

Con el paracaídas desplegado y los retro-cohetes ardiendo, la tripulación de la expedición 36 de la Estación Espacial Internacional (EEI)  aterrizó  el 11 de septiembre pasado a bordo de la Soyuz  TMA-08M (imagen) en un área remota de la región de Zhezkazgan, Kazajstán.

El comandante Pavel Vinogradov y el ingeniero de vuelo Alexander Misurkin, de la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos), y el ingeniero de vuelo Chris Cassidy, de la NASA estadounidense, regresaron después de cinco meses y medio a bordo de la Estación Espacial Internacional.

La imagen, capturada desde un helicóptero que sobrevolaba el área de aterrizaje, muestra exactamente el momento en el que la Soyuz acciona sus retro-cohetes.

La tripulación de la EEI-36 fue la primera en la historia reciente que se lanzó al espacio siguiendo un esquema rápido: el tiempo del vuelo hasta la estación fue de cerca de seis horas, en lugar de los dos días que se tardaban antes.

La misión llevó en total 167 días, durante los cuales la tripulación recibió a la nave espacial de carga rusa Progress-M , a la nave pilotada de transporte rusa Soyuz TMA-09M, a la nave de carga europea ATV-4, a la nave de carga japonesa HTV-4 y envió a la Tierra a la tripulación de la nave pilotada de transporte Soyuz TMA-07M.

A bordo del HTV-4 por primera vez llegó a la EEI un androide capaz de hablar que tenía que ayudar a los científicos a determinar si un intelecto artificial puede contribuir a que los astronautas no se sientan tan solos. Los científicos consideran que en el futuro este tipo de robots podrá permitir a los científicos dirigir la EEI prescindiendo de personas.

IMÁGENES SOYUZ VINOGRADOV (CENTRO)
El capital Vinogradov, en el centro, recién aterrizado.

Vinogradov se ha convertido en el astronauta de más edad entre los soviéticos y rusos que estuvieron en el espacio: en agosto celebró sus 60 años en la Estación. Contando los vuelos anteriores este astronauta ha pasado en la órbita más de un año y medio.

A bordo de la EEI se realizaron 42 experimentos del programa ruso, 34 de los cuales contaron con la participación de la tripulación. Pável Vinogradov realizó una salida al espacio abierto y Alexánder Misurkin estuvo tres veces fuera de la EEI, realizando una serie de operaciones.

El talismán de la nueva expedición a la EEI, que señalará a los astronautas la llegada de la ingravidez, será un gato negro de juguete, veterano de dos vuelos espaciales. Oleg Kotov, el miembro de la tripulación con más experiencia, le dio al gato el nombre de Dimler, formado por las primeras sílabas de los nombres de sus hijos, Dima y Lera. El talismán de la expedición anterior fue un oso blanco de felpa que volaba al espacio por segunda vez.

Texto original aquí

Y VIVIÓ PARA CONTARLO…

IMÁGENES SOYUZ VINOGRADOV INTERIOR

La agencia espacial rusa, Roscosmos, desmintió las declaraciones del cosmonauta ruso Pável Vinográdov, quien el pasado miércoles regresó a la Tierra desde la Estación Espacial Internacional (ISS) junto con su compatriota Alexandr Misurkin y el estadounidense Christopher Cassidy. Vinográdov aseguró que el aterrizaje se realizó prácticamente “a ciegas”.

Vinográdov declaró el pasado viernes que una parte del descenso la pasaron “casi a tientas”, sin ver datos de sensores acerca de la altura y orientándose sólo por lo que decían los pilotos del grupo de rescate. El comonauta ruso, que había realizado anteriormente dos misiones espaciales, reconoció al mismo tiempo que el aterrizaje fue suave, según informó la agencia de noticias RIA Novosti.

“El paracaídas principal y el auxiliar, según su percepción, se abrieron normalmente. Claro que hubo sobrecargas y turbulencias, pero no muy fuertes. Diría que ha sido un aterrizaje bastante suave”, precisó.

El pasado mes de agosto, Vinográdov cumplió 60 años a bordo del laboratorio orbital y se convirtió en el más veterano de entre los cosmonautas de la URSS y Rusia.

Por su parte, el jefe de la agencia espacial rusa, Vladímir Popovkin, aseguró que los astronautas “no aterrizaron a ciegas”.

Explicó que Roscosmos cortó deliberadamente la transmisión de los datos a la pantalla. Si no lo hubiese hecho, los tripulantes no habrían visto más que fragmentos a causa de la superposición de fechas en un programa.

Agregó que los astronautas “veían por otros parámetros que el aterrizaje se realizaba normalmente”.

 

Texto completo aquí

 

Tags: , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer