Cambio Climático

Debate sobre el clima: ¿asustar o esclarecer?

CC DEBATE ESTRATEGIAS TAPA 2

Los autores de este artículo sostienen que el enfoque catástrofe sobre el cambio climático, basado en el miedo sobre el porvenir, se vuelve en contra de quienes abogan por concientizar a la Humanidad sobre los riesgos ciertos del calentamiento global.

(Por Ted Nordhaus y Michael Shellenberger, para el New York Times).- Si buscaban la manera de aumentar el escepticismo público sobre el calentamiento global, difícilmente podrían hacerlo mejor que la próxima serie de nueve capítulos sobre cambio climático y desastres naturales, a partir de este domingo en Showtime. El trailer de “Years of Living Dangerously” es aterrador, lleno de imágenes de glaciares que se derriten, incendios forestales e inundaciones arrasadoras. “No creo que miedo sea la palabra correcta”, dice una voz en off. “Peligroso, sin dudas”.

Los productores de Showtime, seguramente, tienen la mejor de las intenciones. Existen graves riesgos a largo plazo asociados con el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, que van desde la acidificación de los océanos a la elevación del nivel del mar pasando por la disminución de la producción agrícola.

Pero hay muchas razones para creer que los esfuerzos por aumentar la preocupación pública sobre el cambio climático a través de su vinculación con los desastres naturales serán contraproducentes. Más de una década de investigaciones sugieren que las apelaciones basadas en el miedo sobre el cambio climático inspiran la negación, el fatalismo y la polarización.

Por ejemplo, 2006 El documental del ex vicepresidente Al Gore, “Una verdad incómoda”, popularizó la idea de que los desastres naturales de la actualidad están aumentando en severidad y frecuencia debido al calentamiento global causado por el hombre. Pero también contribuyó a la reacción negativa del público y su división.

CC DEBATE ESTRATEGIAS TAPA

Desde 2006, según Gallup, el número de estadounidenses para quien los medios de comunicación estaban exagerando sobre el calentamiento global subió de 34 por ciento a a 42 por ciento. Mientras tanto, la brecha entre demócratas y republicanos sobre si el calentamiento global es causado por los seres humanos pasó del 26 por ciento al 42 por ciento desde 2006, según el Centro de Investigación Pew.

Otros factores contribuyeron. Algunos conservadorese intereses vinculado con la explotación de combustibles fósiles ponen en duda la relación entre las emisiones de carbono y el calentamiento global. Y a partir de 2007, mientras el país caía en una recesión, el apoyo público a la protección del medio ambiente declinó.

Los grupos ecologistas saben ya desde 2000 que los esfuerzos para vincular el cambio climático con los desastres naturales podrían ser contraproducentes, después del estudio del Instituto Frameworks sobre las actitudes del público, en su informe “Cómo hablar sobre el calentamiento global”.

Según el estudio, los mensajes se centraron en los fenómenos meteorológicos extremos, hecho que muchos estadounidenses llevó a observar el cambio climático como un “acto de Dios”, algo que puede ser resistido, pero no impedido. Otros “tienden a comprar un vehículo utilitario para afrontar el clima errático por venir”, por ejemplo, en lugar de apoyar los estándares de eficiencia de combustible.

(1)PAKISTAN-FLOOD

Desde entonces, se ha fortalecido la evidencia de que un enfoque basado en el miedo se vuelve en contra. Un estudio frecuentemente citado 2009, de la revista Science Communication, resumió el consenso de los expertos:

“Las representaciones impactantes, catastróficas y a gran escala de los impactos del cambio climático pueden actuar como un gancho inicial para la atención y la preocupación de la gente”, escribieron los investigadores. Sin embargo, “claramente no motivan un sentido de compromiso personal con el tema y, de hecho, pueden levantar barreras al compromiso, hasta la negación” misma del cambio climático.

En otro experimento controlado de laboratorio publicado en Psychological Science en 2010, los investigadores usaron “mensajes terribles” sobre el calentamiento global para terminar aumentando el escepticismo sobre el problema.

CC DEBATE ESTRATEGIAS 2

Muchos defensores del clima ignoran estos hallazgos, con el argumento de que tienen la obligación de transmitir los hechos alarmantes.

Pero las afirmaciones que vinculan la última tormenta de nieve, la sequía o un huracán con el calentamiento global simplemente no pueden ser apoyados por la ciencia.

Nuestro planeta se está calentando, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), con un aumento de olas de calor y precipitaciones intensas en algunos lugares, y es probable que soporte un clima más extremo en el futuro.

Sin embargo, el IPCC también dijo que hay poca evidencia de que este calentamiento esté aumentando las pérdidas de vidas o costos económicos de los desastres naturales. “El crecimiento económico, incluyendo una mayor concentración de personas y de riqueza en áreas riesgosas es el motor más importante del aumento de las pérdidas”, según el panel.

El argumento de que los desastres actuales están conectados con el cambio climático parecen motivar a muchos liberales a apoyar la acción. Pero alejan a los conservadores en igual medida.

Lo que sí funciona, dicen los encuestadores e investigadores ambientales, se está centrando en soluciones populares. A menudo, activistas climáticos lo hacen argumentando que la energía solar y eólica pueden reducir las emisiones, a la vez que fortalecer la economía. Pero cuando las tecnologías de energías renovables se ofrecen como soluciones excluyendo otras alternativas de bajas emisiones de carbono, el debate polariza en lugar de unir.

CC DEBATE ESTRATEGIAS 1

Un estudio reciente, publicado por el Proyecto Cognición Cultural de la Facultad de Derecho de Yale, encontró que los conservadores son menos escépticos sobre el calentamiento global si antes leen artículos que sugieren la energía nuclear o la geoingeniería como soluciones.

Otro estudio, en la revista Nature Climate Change, en 2012, llegó a la conclusión de que “la comunicación debe centrarse en cómo los esfuerzos de mitigación pueden promover una sociedad mejor” en lugar de centrarse “en la realidad del cambio climático y de cómo evitar sus riesgos”.

Sin embargo, prácticamente todas las organizaciones medioambientalistas estadounidenses importantes siguen rechazando la energía nuclear, incluso después de que cuatro científicos del clima lanzaran una carta abierta en 2013 implorando abrazar esa tecnología como una solución clave para el cambio climático.

CC DEBATE ESTRATEGIAS 3

 

Junto con la retórica catastrofista, el rechazo a tecnologías como la nuclear y el gas natural de parte de grupos ecologistas probablemente alimente la percepción entre muchos de que se está exagerando lo del cambio climático. Después de todo, si el cambio climático es una emergencia planetaria, ¿por qué dejar fuera las opciones nuclear y de gas natural?

Si bien la urgencia que motiva afirmaciones exageradas es comprensible, rechaza la retórica y abrazar soluciones como la energía nuclear prestará un mejor servicio a los esfuerzos por frenar el calentamiento global.

Ted Nordhaus es secretario ejecutivo y Michael Shellenberger es presidente del Breakthrough Institute, una organización de investigación medioambiental.

Texto original del New York Times aquí

Tags: , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer