Uncategorized

¿Demasiada población… o demasiado consumo?

AMÉRICA LATINA POBLACIÓN 1

(Por David Biello, para ENSIA).- Dos pastores alemanes mantenidos como mascotas en Europa o Estados Unidos utilizan más recursos en un año que la persona promedio que vive en Bangladesh. Las 500 millones de personas más ricas del mundo producen la mitad de las emisiones mundiales de dióxido de carbono (C02), mientras que las 3 mil millones más pobres emiten sólo 7 por ciento. La tala de árboles con fines industriales es ahora responsable de la mayoría de los 13 millones de hectáreas de bosque perdidos por incendios o podas anuales, por encima de la pequeña huella de franjas de tierra que dejan tras de sí los agricultores para subsistir, tan largas y finas como espinas de pescado (gráfico: tasa de nacimiento según Banco Mundial).

De hecho, el crecimiento de la población urbana y de las exportaciones agrícolas generan más deforestación que el crecimiento global de la población, según un estudio del geógrafo Ruth DeFries y otros colegas de la Universidad de Columbia.

En otras palabras, la creciente urbanización del mundo en desarrollo, así como un aumento continuo del consumo en el mundo desarrollado de productos que impactan en los bosques, ya sean muebles, zapatos de cuero o pollos alimentados con harina de soja, está impulsando la deforestación, en lugar de frenarla según la población dejan zonas rurales para concentrarse en megalópolis en expansión.

Así las cosas, ¿los males ambientales del planeta son resultado del número creciente de seres humanos, que aumentan a razón de 150 personas por minuto y que según la ONU llevará a los 9 mil millones de personas para 2050? ¿O se deben en realidad al hecho de que, mientras que la población humana se duplicó en los últimos 50 años, hemos multiplicado por cuatro el uso de los recursos?

En primer lugar, el crecimiento de la población humana alcanzó su punto máximo hace mucho tiempo, de acuerdo con el demógrafo Joel Cohen, de la Universidad Rockefeller de Nueva York y otros. La tasa máxima de crecimiento -un poco más del 2 por ciento al año- se produjo en algún momento entre 1965 y 1970, cuando la población mundial era de sólo 3,3  mil millones de personas, y ha estado disminuyendo desde entonces, llegando a un poco más del 1 por ciento en la actualidad.

AMÉRICA LATINA POBLACIÓN 2

En 1987, el número de personas agregadas al planeta cada año tocó el pico de 87 millones, una cifra que se ha reducido a aproximadamente 78 millones de personas por año. Eso significa que la población humana se reducirá voluntariamente por primera vez en la historia humana en el siglo 21. Un “baby bust” (colapso de nacimientos) ha sucedido al “baby boom” (explosión de natalidad).

¿La razón? El empoderamiento de las mujeres. Una masiva reducción de la mortalidad infantil, combinada con madres educadas para perseguir su propio desarrollo y el control de de la natalidad, ha ayudado a bajar la reproducción humana promedio de más de cinco hijos por mujer en edad fértil a apenas 2,6 actualmente. Como periodista, Fred Pearce escribe en su nuevo libro,  “The Coming Population Crash” (“El derrumbe de población que se viene”): “Se ha desactivado la bomba demográfica. Por las mujeres. Porque ellas quieren”.

De hecho, la combinación del aumento de niveles de salud (especialmente una mayor proporción de bebés que sobreviven a la edad adulta), el empoderamiento de las mujeres y el descenso de la natalidad puede ser la revolución más importante para salir del tumultuoso siglo XX. Aquellos de nosotros nacidos entre 1930 y 2050 seremos de los pocos privilegiados en presenciar alguna vez la duplicación de la población mundial.

A la Humanidad le tomó hasta los albores del siglo XIX alcanzar los mil millones de personas en el planeta, un logro que ahora le lleva algunas décadas. Y es probable que el siglo XXI pertenecerá a los viejos, según superen en número a los jóvenes por primera vez (que se haya registrado) en la historia humana: menos del 10 por ciento de las personas vivas hoy tienen menos de 4 años de edad, mientras que los mayores de 60 años constituyen ahora más del 10 por ciento de la población. Las tasas de natalidad en países como Alemania han caído tanto que su población ya se están reduciendo.

Sin embargo, esta transición demográfica no ocurre en todas partes. Si bien la planificación familiar ha demostrado ser eficaz en el pasado en países como Tailandia o Irán, la financiación de este tipo de programas se ha reducido en los últimos años. En parte como resultado de ello, la población de los países en desarrollo en el este de África -Kenia, Tanzania, Uganda y Zimbabwe- comienzan crecer de nuevo en los últimos años.

AMÉRICA LATINA POBLACIÓN 3

La verdadera pregunta es, ¿cuánta gente puede sostener el planeta?

Como señala Cohen en su libro  “¿Cuántas personas puede soportar la Tierra?”, el microbiólogo Anton van Leeuwenhoek calculó había calculado en 1679 una capacidad de aproximadamente 13,4 mil millones de personas, en base a la densidad de población de su Holanda natal de entonces y de su tamaño en relación con el resto del globo (foto: Durban, Sudáfrica, ibtimes.com).

Las estimaciones modernas no son mucho más científicas, y van desde tan sólo 1.000 millones (en una cálculo recientemente propuesto por James Lovelock ,basado en el impacto de un catastrófico cambio climático) hasta el billón de seres humanos.

Texto original completo originalmente publicado por ENSIA aquí

Tags: , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer