Ciencia

Drones “buenos” revelan secretos del clima

CIENCIA DRONES 3

Robots que semejan insectos, desarrollados por científicos de la Universidad Wake Forest, vuelan entre bosques tropicales de Perú envueltos en niebla ofreciendo una mirada sin precedentes para los investigadores sobre uno de los ecosistemas con más biodiversidad del mundo e indicador clave del cambio climático.

La investigación, dirigida por el biólogo conservacionista Miles Silman, lanzará dos drones (vehículos aéreos minúsculos no tripulados), como parte de un estudio del clima de la región que aportarán una vista de pájaro sin precedentes de uno de los lugares más complicados del mundo para analizar.

Los drones permitirán obtener datos térmicos a unos pocos centímetros de los bosques y datos de luz visible a niveles por debajo del centímetro, una gran mejora con respecto a la capacidad de satélites actuales.

“Esto nos permitirá ver por primera vez cómo cada follaje en particular está funcionando a nivel de paisaje para fijar el carbono y liberar oxígeno y agua”, dijo Max Messinger, un biólogo que trabajó con el director del laboratorio de química Marcus Wright para ensamblar y probar los drones.

“Una vez que entendamos mejor por qué el bosque se comporta de determinada manera podremos empezar a tomar decisiones sobre qué hacer para conservar esta región y asegurarnos de que continúe funcionando”, explicó Messinger, quien presentará los datos obtenidos por los drones en el encuentro anual de la Unión Estadounidense de Geofísica en San Francisco, el 9 de diciembre de 2013.

La investigación recibió fondos de la Fundación Nacional de Ciencias y del Wake Forest Centro de Energía, Ambiente y Sustentabilidad.

A vista de pájaro

CIENCIA DRONES PERÚ 2

“Utilizaremos su capacidad de vuelo para despegar desde pequeñas lagunas y observar cosas como por ejemplo cómo se alimentan los monos o cosas de ese estilo por un largo período de tiempo”, precisó Messinger.

El otro robot se parece a un aeroplano pequeño. Se lanza como una jabalina, utiliza un simple motor eléctrico y puede volar hasta 50 mph durante más de una hora.

“Podemos rastrear mucho más territorio con este aeroplano porque puede volar tres veces más lejos. Pero no puede llevar los sensores más elegantes que usamos con el otro”, detalló Messinger.

Ambos robots son capaces de tomar fotografías de un objeto desde múltiples puntos de vista. Luego usan los datos para construir modelos tridimensionales que pueden ser estudiados en el laboratorio. El biólogo Messinger explicó que “trabajan de una manera que es muy similar a cómo los humanos usan sus ojos”.

En lugar de depender de un operador humano, los aviones no tripulados vuelan de forma autónoma, utilizando los datos de posicionamiento global, las coordenadas de la brújula y los sistemas de estabilización de a bordo.

“Nosotros conectamos todas esa información en nuestro software de planificación de misiones, que genera el plan de vuelo y la envía a la aeronave”, dijo Messinger y agregó que “entonces es su lanzamiento es tan simple accionando un interruptor y queda esperar a que termine.”

Una nueva mirada

CIENCIA DRONES PERÚ

Hasta la fecha, los datos sobre el bosque, compuesto por 390 mil millones de árboles, son difíciles de conseguir.

Silman, quien ha dedicado su carrera a la realización de investigaciones en los trópicos, dijo que los datos se recogen en la actualidad a través de satélite o de forma manual desde el suelo o una grúa.

“Si bien hay datos satelitales sobre la temperatura y la distribución térmica en la Amazonía que se remonta a principios de 1970, no prevé la resolución necesaria para construir los modelos detallados que necesitamos”, dijo Silman y concluyó que “la única otra alternativa es alquilar un helicóptero, que es demasiado caro para cualquier tipo de observación continua”.

Texto original aquí

Tags: , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer