Uncategorized

EEUU barre su carbón bajo la alfombra

ENERGÍAS EEUU CARBÓN EXPORTACIONES 2

(The Associated Press).- Newport, Virginia.- El carbón de los Apalaches retumba en esta ciudad portuaria, a razón de 150 vagones de ferrocarril por vez que colman las bodegas del buque carguero Prime Lily. El barco pronto se embarca para América del Sur, con 80.000 toneladas de carbón con destino a las plantas de energía y fábricas. Una exportación de energía estadounidense, y también de contaminación.

En Estados Unidos, este carbón y el dióxido de carbono que liberará con el tiempo a la atmósfera son algunos de las consecuencias no deseadas de una potencia cada vez más verde. Con el país funcionando con base en el gas natural, más limpio, la Administración Obama quiere reducir la contaminación de las plantas de energía y cumplir su promesa al mundo de reducir las emisiones.

Sin embargo, los cerca de 228.800 toneladas de dióxido de carbono contenido en el carbón a bordo del Prime Lily es igual a las emisiones anuales de una pequeña planta de energía de Estados Unidos. Está dejando las costas de esta nación, pero no el planeta.

“Esta es la falla más grande en la política climática de Estados Unidos”, dijo Roger Martella, ex consejero general de la Agencia de Protección del Medio Ambiente durante la presidencia de George W. Bush.

“Aunque el gobierno sigue adelante con las regulaciones sobre el cambio climático en el país, no consideramos cómo las decisiones políticas estadounidenses impactan en las emisiones de gases de efecto invernadero en otras partes del mundo.”

Este comercio de combustibles fósiles, que se ha disparado durante la presidencia de Barack Obama, amenaza con socavar su estrategia de reducción de los gases causantes del calentamiento global. También revela un efecto secundario poco discutido, el de los países que actúan unilateralmente ante un problema mundial.

ENERGÍAS EEUU CARBÓN EXPORTACIONES

Según Estados Unidos intenta establecer un ejemplo mundial mediante la reducción de la demanda de combustibles fósiles en el país, las empresas de energía estadounidenses están enviando combustibles más sucios que nunca para otras partes del mundo, exportaciones valuadas en miles de millones de dólares cada año.

En algunos casos, estos desechos de la ofensiva por la energía limpia de Estados Unidos acaban en lugares con normas ambientales más laxas, o donde los gobiernos son resistentes a la lucha contra las emisiones causantes del calentamiento global.

Es un juego mundial con los combustibles fósiles que hace aparecer a Estados Unidos haciendo más progresos en el calentamiento global de lo que realmente logra, porque cambia la contaminación de lugar y desbalancea a otros países.

“Eso no es asumir la responsabilidad”, dijo Thomas Power, profesor de investigación en la Universidad de Montana que ha trabajado para los grupos ecologistas y fundaciones de energías limpias y que ha presionado por una explicación más honesta de las emisiones. “Eso es pasar la responsabilidad a otra persona.”

En 2012, alrededor del 9 por ciento de las exportaciones de carbón en todo el mundo se originaron en  Estados Unidos, según los datos disponibles más recientes.

Funcionarios de la Casa Blanca dicen que el país seguirá siendo un jugador pequeño con una huella global insignificante y la mejor manera de abordar el calentamiento global es reducir el uso de carbón a nivel mundial. Mientras tanto, están considerando añadir petróleo crudo y gas natural al menú de las exportaciones de energía estadounidense.

CC EEUU CARBON 2

“Puede haber un aumento muy marginal en las exportaciones de carbón causado por nuestras políticas sobre el clima”, se defendió Rick Duke, diputado asesor climático de Obama, en una entrevista con The Associated Press.

“Dado que el suministro de carbón es ampliamente disponible en muchas fuentes, se aprovecha más el tiempotrabajando por un compromiso mundial para reducir la contaminación de carbono del lado de la demanda.”

Pero a medida que las empresas planean nuevos terminales de exportación de carbón, el gobierno de Obama se ha resistido a la evaluación de las repercusiones globales de esas decisiones. Si no lo hacemos nosotros, otros países venderán su carbón, alegan.

Estados Unidos tiene las mayores reservas recuperables de carbón en el mundo. Durante los últimos seis años, como el país ha reducido su propio consumo de carbón por 195 millones de toneladas, cerca del 20 por ciento de que el carbón fue enviado al extranjero, según un análisis de AP de datos del Departamento de Energía.

El año pasado, el uso mundial de carbón creció un 3 por ciento, más rápido que cualquier otro combustible fósil, según el 2014 BP Statistical Review of World Energy.

Como se quema menos carbón en Estados Unidos, eso ayudó al sector de la energía a reducir las emisiones de carbono en un 12 por ciento y a dejar más de carbón enterrado, pero una parte cada vez mayor está encontrando su camino hacia el resto del mundo.

Se espera que esa proporción aumente ya que la demanda mundial de carbón se eleva y Estados Unidos continúa limpiando sus plantas de energía, aumentando la eficiencia energética y pasando a fuentes menos contaminantes de energía como la eólica y la solar.

De los cinco principales paíse importadores de carbón para plantas de energía en 2013, cuatro eran europeos: el Reino Unido, Países Bajos, Italia y Alemania. Todos ellos han visto cómo sus importaciones de carbón estadounidense se duplicaron desde 2008.

Texto original completo de Associated Press aquí

Tags: , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer