Ciencia

El calentamiento desentierra nuestra última reserva

La Bóveda Global de Semillas fue diseñada como un freezer impenetrable para proteger las semillas más valiosas del mundo de cualquier desastre mundial y garantizar el suministro de alimentos de la humanidad para siempre. Pero la Bóveda, enterrada en una montaña noruega dentro del círculo polar ártico, ha quedado expuesta cuando el calentamiento global provocó temperaturas extraordinarias durante el último invierno boreal y filtró agua en el túnel de entrada.

La bóveda está en la isla noruega de Spitsbergen y contiene casi un millón de paquetes de semillas, cada una variedad de un importante cultivo alimentario. Cuando se instaló, en 2008, se esperaba que el permafrost profundo a través del cual se enterró la bóveda le diera protección “a prueba de fallos” contra “el desafío de desastres naturales o provocados por el hombre”.

Pero el aumento de las temperaturas en el Ártico a finales de año más cálido de los registros modernos llevaron a la fusión del hielo y provocaron fuertes lluvias. “No estaba en nuestros planes que el permafrost desapareciera”, dijo Hege Njaa Aschim, del gobierno noruego, propietario de la bóveda.

“Una gran cantidad de agua se filtró en la entrada del túnel y luego se hizo hielo, como si fuera un glaciar,” explicó la funcionaria a The Guardian. Afortunadamente, el agua de deshielo no alcanzó propiamente la bóveda, y las preciosas semillas permanecen a salvo por ahora a las temperaturas requeridas de almacenamiento, unos -18C.

Pero el episodio ha puesto en duda la capacidad de la bóveda para sobrevivir como una tabla de salvación para la humanidad si la catástrofe golpea la Tierra. “Se suponía podía operar sin la ayuda de los seres humanos, pero ahora estamos siguiendo la bóveda de semillas 24 horas al día”, dijo Aschim.

“Hay que ver lo que podemos hacer para minimizar todos los riesgos y asegurarnos de que el banco de semillas puede cuidar de sí mismo”, comentó.

Los administradores de la bóveda están a la espera para ver si el calor extremo de este invierno fue una una excepción o se repetirá o incluso superará según el cambio climático calienta el planeta. El final de 2016 registró temperaturas medias 7°C encima de lo normal en Spitsbergen, lo que llevó al permafrost por encima del punto de fusión.

“La pregunta es si esto sucede sólo ahora o si va a escalar” dijo Aschim. El archipiélago de Svalbard, del que es parte Spitsbergen, se ha calentado rápidamente en las últimas décadas, según Ketil Isaksen, del Instituto Meteorológico de Noruega.

“El Ártico y especialmente Svalbard se calientan más rápido que el resto del mundo. El clima está cambiando drásticamente y todos estamos sorprendidos por la rapidez con que lo hace”, declaró Isaksen, al diario noruego Dagbladet.

Versión original completa aquí

 

Tags: , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer