América Latina

El centro argentino, saturado de agua

Lluvias récord en la rica región pampeana provocan que algunas ciudades hayan quedado aisladas por el corte de caminos, campos productivos anegados, clases suspendidas y el transporte público paralizado.

Es el panorama que se repite en las provincias de Córdoba, Santa Fe, San Luis, Catamarca y Santiago del Estero por un temporal que en la primera semana de marzo dejó más de 4.400 evacuados y autoevacuados en el centro del país.

Otra vez uno de los distritos más afectados es Córdoba, donde unas 2.000 personas debieron abandonar sus casas y la ciudad de Jesús María quedó aislada al caerse el puente Bailey que la unía con Ascochinga por la crecida del río homónimo.

Hace sólo dos semanas, en la capital cordobesa llovío 250 mm en un sólo día, cuando el promedio anual es de 600 a 800 mm. En la localidad cordobesa de Balnearia, por ejemplo, hace una semana cayó 300 mm en un día.

El gobernador José Manuel de la Sota definió la situación como “la mayor catástrofe climática de los últimos 50 años”, que comenzó hace dos semanas en las sierras chicas, al norte de la capital provincial, donde murieron ocho personas y hubo destrucción de viviendas.

 

“La situación sigue siendo muy crítica” en Idiazábal, pequeña población del sudeste cordobés, donde fueron evacuados la mayoría de su algo más de un millar de habitantes, dijo hoy su intendente, Eliberto Favalli.

En esa región distintas poblaciones, entre ellas algunas importantes como Villa María y Bellville, se preparan para la segura crecida del río Ctalamochita, por la evacuación de agua del dique Piedras Moras.

El fuerte temporal afectó también a la ciudad de Santa Fe, capital de la provincia del mismo nombre, con el anegamiento de barrios, la suspensión del dictado de clases y de la actividad pública y la restricción de la circulación del transporte urbano.

El temporal se inició alrededor de la 1 con una fuerte actividad eléctrica y abundante caída de agua, y pasadas las 8 el registro de lluvia caída ya superaba los 70 milímetros.

El agua afectó principalmente a la zona del cordón oeste y noroeste de la capital provincial anegando barrios como Las Flores, Yapeyú, Santa Rosa de Lima y San Lorenzo, y a localidades cercanas como Esperanza y San Carlos.

El intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral, ordenó esta mañana “suspender” las actividades comerciales y educativas así como la circulación del transporte público de pasajeros.

Es una medida preventiva debido a que en las últimas horas cayó aproximadamente 70 milímetros de lluvia que acumuló, sumando lo precipitado en los últimos días, unos 320 milímetros y esto hace dificultosa la circulación en la ciudad”, indicó hoy Corral quien precisó que no se registran evacuados.

En San Luis hay unos 375 evacuados pero la cifra se eleva a unos 1.500 damnificados si se suman los autoevacuados, informaron las autoridades.

Más al norte en Argentina, en Santiago del Estero, cayó un aguacero sobre la capital de esa provincia, cuyo casco céntrico quedó inundado, se declaró el asueto administrativo y día inhábil en la justicia por la interrupción del transporte público, además de la suspensión de las clases.

En la ciudad hay unos 100 evacuados que fueron instalados en el Liceo Policial mientras que Defensa Civil y Gendarmería tienen dificultades de ingresar a los barrios más afectados Villa Coy, Almirante Brown, America del Sud y Saint Germain, donde llovieron alrededor de 150 milímetros.

En el interior provincial una de las localidad más golpeadas es Lavalle, a 100 kilómetros al oeste de la capital y punto limítrofe con Catamarca donde cayó cerca de 250 milímetros.

En tanto, en el departamento Taboada, unas 1.100 familias están afectadas por el temporal, de los cuales 200 familias fueron evacuadas y las restantes autoevacuadas.

En Catamarca, unas 600 personas fueron evacuadas a raíz intensas lluvias que afectaron a varías localidades del interior provincial, donde la situación alcanzó un nivel crítico, según dijeron las autoridades.

De acuerdo al Comité Operativo de Emergencia (COE), la localidad más afectada es Bañado de Ovanta, a unos 150 kilómetros al este de la capital, donde se debieron alojar a vecinos en escuelas, iglesias y clubes deportivos.

Fuente: agencia Télam.

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer