Ciencia / Extremos

El clima te cambia desde muy arriba

El patrón de ondulación de las corrientes en chorro (jet air) en lo más alto de la atmósfera exacerba los fenómenos climáticos extremos, según una investigación publicada en Nature Climate Change el 22 d e junio de 2014, que estudió mensualmente el comportamiento de esas corrientes a escala planetaria.

Estas ondas u oscilaciones son esencialmente crestas y valles que dejan las corrientes en chorro según se mueven velozmente como si fueran ríos de aire, en el caso de este estudio a través del centro del Hemisferio Norte.

Las corrientes en chorro, en esencia, contribuyen a determinar los patrones climáticos alrededor de esa mitad norte del globo empujando los sistemas de tormentas y, a veces, impidiendo su progreso.

James Screen, climatólogo de la Universidad de Exeter coautor del estudio, dijo que se propusieron estudiar cómo las ondas planetarias influenciaban patrones climáticos persistentes, como sequías, calor o frío extremos.

Screen examinó el período de 1979 a 2010, en busca de 40 meses que mostraron precipitaciones extremas y temperaturas extremas,  y los datos muestran que coincidían mayoritariamente con oscilaciones más pronunciadas de las corrientes en chorro. Sólo un pequeño porcentaje de meses con clima extremo correspondió con una serie más relajada de esas olas.

En Estados Unidos, Screen encontró que una mayor oscilación de las corrientes en chorro tornaron la parte occidental del país más susceptibles a las olas de calor y la parte oriental, más propensa a experimentar frío extremo.

Las sequías en la parte central del país, así como en Europa y Asia central, y los períodos húmedos de Asia occidental también se hicieron más probables cuando la oscilación fue más acentuada.

Las diferencias regionales se derivan en gran medida de las características geográficas en el suelo que influyen en esas corrientes en chorro planetarias. “Los sitios específicos están condicionados por cordilleras y el contraste de temperaturas entre la tierra y el océano. Estos son factores que no cambian “, dijo el investigador.

(…) El Ártico se está calentando dos veces más rápido que las áreas del planeta alrededor de la línea del Ecuador, debido a factores únicos que involucran la capa de hielo en la región. 

La investigación sostiene que a medida que el gradiente de temperatura entre los polos y el Ecuador disminuye, las corrientes en chorro planetarias quedan fuera de control y sus oscilaciones son más extremas, a pesar de que otras investigaciones han cuestionado estos hallazgos.

El estudio de Screen, sin embargo, sólo observó la relación entre las corrientes y los fenómenos extremos, y no cambios a largo plazo en las tendencias.

“Todavía es objeto de acalorados debates si hay algún cambio en estas corrientes”, dijo Screen. “Actualmente, estoy parado en el medio, pensando que es una hipótesis plausible, pero en la actualidad la evidencia no es concluyente”.

Jennifer Francis, investigadora de la Universidad de Rutgers, quien propuso la hipótesis, dijo que hay mucho camino por recorrer hacia la comprensión de cómo el cambio climático podría afectar a la oscilación de las corrientes en chorro.

Texto original completo publicado por Climate Central aquí

 

Tags: , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer