Energías

El lado oscuro de Vaca Muerta

En EEUU, el fracking para extraer gas y petróleo es un negocio descontrolado, contaminante, rodeado de secretos y de gran influencia en el poder político. El yacimiento de Vaca Muerta es presentada como la gran esperanza energética argentina: YPF y Chevron ya acordaron iniciar la explotación a mayor escala.

Pero el país y en todo el mundo crecen la oposición y las prevenciones con el shale gas: es peor que el carbón para la emisión de gases invernadero. En mayo de 2014, la Corte Suprema argentina ordenó investigar a la presidenta Cristina Kirchner por el riesgo ambiental que puede implicar el acuerdo YPF-Chevron.

Acompañamos esta entrada con una entrevista al director del premiado e inquietante documental “Gasland”. En Brasil y en España, también están preocupados. Y la comunidad mapuche de Neuquén.

Fracking 8 VACA MUERTA

 

No le digo más Vaca Muerta. Vaca Viva, porque allí hoy estamos inaugurando una batería que está conectando un montón de pozos… hoy tenemos 14 equipos, vamos a tener 19 y esto se replica a lo largo y ancho del país”. Cristina Fernández de Kirchner, 12 de junio de 2013, Luján de Cuyo, Neuquén, Argentina.

El descubrimiento del yacimiento de petróleo y gas no convencionales Vaca Muerta fue anunciado en diciembre de 2010 por Repsol-YPF (sólo YPF desde la expropiación a la compañía española). El yacimiento hallado equivale a más de 150 millones de barriles de petróleo no convencional (shale oil). Vaca Muerta pertenece a un área de 330 km2, en Loma La Lata, Neuquén.

YPF y Chevron crearán una joint venture repartida en partes iguales para encarar el desarrollo petrolero en una superficie de 20 kilómetros cuadrados en una nueva área denominada General Enrique Mosconi, ubicada en Loma La Lata Norte y Loma Campana.

La inversión inicial correrá por cuenta de la norteamericana. Según un comunicado de YPF, pondrá los primeros US$ 300 millones apenas el gobernador neuquino, Jorge Sapag, apruebe la asociación. Será una prueba de fuego para él: deberá definir si aprueba, como le pide YPF, una concesión petrolera por 35 años, por encima de los plazos habituales para este negocio. Cuando se agoten esos fondos, comenzarán las inversiones en partes iguales.

YPF ya había iniciado los trabajos en la zona. El desarrollo total del área -que se realizará en una segunda etapa- requerirá la perforación de más de 1500 pozos para alcanzar, en 2017, una producción de 50.000 barriles de petróleo y 3 millones de metros cúbicos de gas asociado por día. Si se cumplen los pronósticos de YPF, esa locación petrolera le permitirá aumentar un 25% su producción de crudo actual.

En el Gobierno consideraron infundadas las críticas por una eventual pérdida de soberanía. Una fuente que participó en las negociaciones destacó que la primera parte del acuerdo versa sobre una superficie pequeña de la concesión total de YPF en Vaca Muerta, que abarca 12.000 kilómetros. El área afectada por todo el proyecto, sin embargo, es de 395 kilómetros cuadrados, poco más del 3% de la concesión total de YPF.

Texto completo sobre el acuerdo firmado el 17 de julio de 2013 aquí

Un fallo de la Corte Suprema argentina revocó la sentencia de primera instancia que condenaba a la petrolera Chevron Argentina a cumplir un embargo de US$ 19 mil millones dispuesto por la justicia ecuatoriana y le permitirá a esa firma avanzar en la inversión que comprometió con YPF para explorar el yacimiento de Vaca Muerta. Chevron tiene un acuerdo con YPF para explorar “of shale” en el bloque Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén. (Agencia Télam, 5 de junio de 2013).

YPF y Dow Argentina firmaron un acuerdo de inversión por U$S 308 millones a un año para desarrollar un piloto de gas no convencional en la provincia de Neuquén. El compromiso fue formalizado por el presidente y CEO de la petrolera argentina, Miguel Galuccio, y Jim Fitterling, vicepresidente ejecutivo de la petroquímica estadounidense.

Fracking 2

 

La producción de gas de esquisto (shale gas) genera entre 40 y 60 veces más emisiones de gases invernadero que el convencional, indicó Robert Howarth, de la Universidad Cornell, en el estado de Nueva York.

“A corto plazo también deja una huella de gas invernadero mayor que el petróleo o el carbón”, apuntó Howarth, uno de los autores de “Venting and Leaking of Methane from Shale Gas Development” (Ventilación y filtración de metano por el desarrollo de gas de esquisto), que se publica en la revista Climatic Change.

(…) La investigación socava la lógica del sector energético, según la cual el gas de esquisto es un “puente” hacia un futuro energético con pocas emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Los argumentos se basan sobre el hecho de que el gas natural (principalmente metano) tiene la mitad de CO2 que el carbón, y cuando se quema para generar energía eléctrica es mucho más eficiente que este.

Pero esos beneficios quedan más que opacados por las filtraciones de metano tanto en el pozo, en el proceso de fractura, como en la entrega del gas y enviarlo al sistema de distribución.
Howarth y sus colegas estiman que entre 3,6 y 7,9 por ciento de todas las filtraciones derivadas de la obtención de gas de esquisto, llamadas “emisiones fugitivas”, son peores que quemar petróleo o carbón.

El metano tiene 105 veces más potencial para recalentar la atmósfera que el dióxido de carbono en los primeros 20 años, tras lo cual pierde rápidamente esa capacidad.

Si se liberan grandes cantidades de metano mediante fractura hidráulica, lo que es altamente probable dado los cientos de miles de nuevas perforaciones previstas para las próximas dos décadas, las temperaturas globales podrían dispararse de los 0,8 grados actuales a 1,8 en los próximos 15 a 35 años, según Howarth, lo que podría desatar un periodo crítico con acontecimientos climáticos catastróficos.

(…) La fractura hidráulica implica cavar de forma vertical entre 500 y 3.000 metros en la roca de esquisto y luego de forma horizontal unos 1.000 metros o más a lo largo de la formación geológica. Luego se bombean químicos y grandes cantidades de agua bajo tierra a una presión lo suficientemente fuerte para fracturar la roca, liberando el gas en la cañería.

Las primeras veces que se utilizó la fractura hidráulica fue en el sureño estado de Texas a principios de los años 90, pero fue en limitadas ocasiones. Pero las nuevas tecnologías desarrolladas en los últimos ocho años hicieron posible alcanzar depósitos de gas más profundos y ampliamente dispersos.

La Ley de Política Energética de 2005, del gobierno de George W. Bush (2001-2009) exoneró a la fractura hidráulica de la normativa prevista en la Ley de Agua Limpia, lo que allanó el camino a la fiebre del gas de esquisto.

En los últimos años, la producción de gas de esquisto creció 48 por ciento al año, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos.

 

Fracking 3

Hay unas 400.000 perforaciones en territorio estadounidense y decenas de miles más previstas para el próximo año o dos. El público se preocupa cada vez más por la contaminación del agua y del aire, la escasez del recurso líquido, la perturbación del tejido social de barrios rurales y hasta por los terremotos.

El gobierno de Ohio dejó de utilizar la fractura hidráulica este mes en una parte del estado tras la asociación de una serie de sismos con la inyección de desperdicios bajo tierra.

La fractura hidráulica requiere inyectar entre 10 y 15 millones de litros de agua y 200.000 litros de químicos. Además, el resultante líquido residual suele estar demasiado contaminado para ser reutilizado, por lo que se bombea a lo más profundo de la tierra o se deja en estanques especiales.

La industria del gas niega que la técnica contamine acuíferos y perforaciones de agua potable, pese a las cientos de denuncias que hay desde hace años. Pero son pocas las investigaciones independientes al respecto.

Estudiosos de la Universidad Duke analizaron el año pasado 68 sitios donde se aplicó la fractura hidráulica y encontraron agua subterránea con concentraciones de metano 17 veces superiores a los pozos ubicados donde no se estaba usando esa técnica. Algunos niveles eran superiores a los de riesgo de la “acción inmediata”.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos comenzó el año pasado su primer estudio en profundidad sobre los riesgos de esa técnica para el agua potable. Los resultados preliminares divulgados a fines de 2011 mostraron que el líquido estaba contaminado con benceno, un conocido cancerígeno y uno de los químicos utilizados en la fractura hidráulica.

Texto original aquí

FRACKING 6 TORRE

Una torre metálica sostiene una excavadora. Cava durante tres o cuatro semanas, entre 2.500 a 3.500 metros en la capa de esquisto (roca que encierra gas y petróleo en sus grietas, ndr). La terminación de un pozo, de la perforación inicial a la primera fractura, necesita 1.150 viajes de camión.

Es más o menos así: transporte de la torre y construcción de caminos: 10 a 45 camiones. Perforadora: 30 camiones. Líquidos y productos: 25 a 50 camiones. Material, tubos y bocas de perforación: 25 a 50 camiones. Transporte y regreso de taladro de finalización: 15 camiones.

Más líquidos y productos: 10 a 20 camiones. Material de extracción: 5 camiones. Material de fracking, camiones bomba y cisternas: 150 a 200 camiones. Y lo más impresionante, el agua: Por cada pozo: 400 a 600 camiones cisterna. Arena: 20 a 25 camiones. Retiro de agua usada: 200 a 300 camiones. Sólo la mitad del agua remonta a la superficie.

Un pozo de agua usada, agua de fracking, que las empresas llaman “agua industrial”. Antes de ser evacuada y eliminada, se vierte en pozos de arcilla, a veces impermeable, donde la mayor parte vuelve al suelo. Cada pozo rechaza 300 camiones de agua contaminada.

Las empresas evitan el problema con los “pulverizadores” o sprays. El agua se pulveriza bajo el sol, para una evaporación más rápido. Parece insensato, porque contiene productos químicos, orgánicos, volátiles y tóxicos. Generadores de ozono y contaminación, que recaen en lluvias ácidas sobre los cultivos.

Cada pozo tiene una minirefinería y su unidad de almacenamiento. El gas obtenido por fracking sale húmedo al suelo. En los separadores se lo calienta a 100°C y se evapora el agua. Los BTEX, compuestos orgánicos volátiles, benceno, tolueno, xileno, entre otros, se evaporan. Luego el gas se bombea por un gasoducto para ser refinado.

Fragmentos del guión del documental Gasland

La Europa de los 27 países de la Unión no baila la danza del nuevo ícono del negocio energético mundial, la de los enormes yacimientos descubiertos de “shale gas” y “shale oil”, o sea el gas y el petróleo derivados de la explotación de los esquistos bituminosos (rocas que contienen petróleo, que se extrae triturando esas rocas). El diario Gazeta Wyborcza de Varsovia informó que Francia, Bulgaria, Rumania y la República Checa han suspendido la explotación de sus yacimientos por razones ambientales.

Texto original aquí

En Estados Unidos, el desarrollo y la implementación masiva de la técnica de fractura hidráulica (fracking), pudo lograrse gracias a un fuerte lobby corporativo que eximió a las compañías de la obligación de revelar los tipos de fluidos químicos y las cantidades utilizadas en la estimulación de estos yacimientos. La multiplicación de impactos sobre el ambiente y la salud en el país del norte, generó un estado de alerta y movilización popular que obligó a los gobiernos de Francia y Bulgaria a prohibir el fracking, y a los de Canadá, Irlanda del Norte, Nueva Zelanda y Australia, entre otros, a impugnarlo en sucesivas moratorias.

En ese sentido, en Argentina ya son cinco los municipios que aprobaron ordenanzas de prohibición: Cinco Saltos, en Río Negro; Concepción del Uruguay y Colón, en Entre Ríos; y San Carlos y Tupungato, en Mendoza. Y cada vez son más las asambleas que se originan para resistir la avanzada y las organizaciones que toman esta problemática como propia.

Texto original aquí

La Justicia impidió a YPF el uso de la técnica del fracking en un pozo no convencional de Chubut

FRACKING 10 YPF GALUCCIO

 

 

Una comunidad mapuche fue la que presentó la acción de amparo y se suspendió la explotación prevista bajo la modalidad de fracturación hidráulica. Es el primer caso en el país de la suspensión de un proyecto de este tipo.

La medida judicial presentada por la comunidad mapuche Marcelo Pintihueque contra YPF había sido declarada inadmisible en primera instancia y la medida cautelar que presentaron para suspender el proyecto fue rechazada. Sin embargo, la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia revocó la sentencia con lo cual declaró admisible la acción de amparo y concedió la medida cautelar de suspender el proyecto de la petrolera de mayoría estatal.

La presentación fue concretada por la abogada Silvia De los Santos el 31 de mayo en el Juzgado Laboral Nº 1 de Comodoro Rivadavia, con el objeto de impedir la perforación de un pozo exploratorio de petróleo no convencional denominado «La Greta», ubicado a 15 km de Río Mayo.

De los Santos explicó que el Estado y la empresa deberán ser notificados de la medida cautelar, para que no avancen con el proyecto. Remacó que la medida cautelar es para proteger la fuente de agua potable de más de 230 mil personas de distintas localidades; Sarmiento, Comodoro, Rada Tilly, Caleta Olivia.

Texto original aquí

FRACKING 11 OHIO TORRE

 

Que la fractura hidráulica o fracking es perjudicial para el medio ambiente se demuestra por un hecho: las compañías que lo llevan a cabo no informan de todos los productos químicos que usan. Ocultan información. Y si lo guardan en secreto es porque se avergüenzan de ello. No ser transparentes les señala como culpables.

En el estado de Ohio, por increíble que parezca, no es ilegal este ocultamiento de información por parte de las empresas de fracking. Pero la EPA (la Agencia Ambiental de Estados Unidos) ha decidido que esa ley no es justa y se debe permitir a bomberos, policías y otros funcionarios locales saber qué químicos tóxicos usan las empresas de fracking.

Una ley estatal aprobada en 2001 establece que las empresas de perforación están obligadas a ofrecer la información sobre los productos químicos peligrosos que usan solamente al Ohio Department of Natural Resources (Departamento de Recursos Naturales de Ohio). Pero hay otra ley, de 1986, que obliga a las empresas a realizar un inventario de los productos químicos peligrosos que usan y ponerlo en conocimiento de los funcionarios locales.

fracking 5 OPSUR

El Centro Tyndall para el Cambio Climático –de Gran Bretaña- realizó un completo informe en 2011 que subraya que la extracción de gas no convencional “llevaría a un incremento de 11 partes por millón de volumen [ppmv] de CO2 sobre los niveles previstos sin gas de esquisto – una cifra que podría crecer si fuera explotado más gas de esquisto que el imaginado en los escenarios”.

Asimismo, el informe del Parlamento Europeo “Repercusiones de la extracción de gas y petróleo de esquisto en el medio ambiente y la salud humana”, realizado por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (2011), no reduce únicamente la emisión de GEI a la etapa de extracción sino que llama la atención con respecto a otro tipo de emisiones relacionadas con compuestos contaminantes altamente tóxicos.

Estas emisiones son provocadas tanto en el uso de camiones y equipos de perforación -en las que se liberan dióxido de azufre, óxido de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles distintos del metano (COVNM) y monóxido de carbono- como en el procesamiento y transporte del propio gas.

Muchas de las emisiones de compuestos contaminantes se derivan del nulo o mal tratamiento del agua residual que se emplea para la fractura que, una vez que regresa a la superficie, se acumula en piletas al aire libre. Los desechos líquidos – denominado flowback- contienen agua, los químicos utilizados, componentes orgánicos tóxicos, metales pesados y materiales radioactivos (en inglés NORMs: Naturally Ocurring Radioactive Materials) -tales como uranio, radón, torio, etc. (7) Para facilitar su evaporación, el agua de las balsas se pulveriza bajo el sol y con ella se evaporan además estos compuestos contaminando el aire (8).

(…) El surgimiento del gas de esquisto para consumo interno estadounidense no ha significado que el carbón sea desatendido. Al contrario, en el periodo de 2008 a 2011 el país aumentó sustancialmente las exportaciones del fósil, por lo que las emisiones que en teoría se habían reducido por la sustitución sólo lo hicieron en términos de las cuentas nacionales y no globalmente; ese carbón se quemó y consumió en otra parte.

En este sentido, los últimos datos arrojados por el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU han mostrado cómo la crisis internacional y un aumento del precio del gas respecto al carbón, han incrementado el volumen total de emisiones globales (10), lo que ejemplifica cómo irónicamente, la reducción de emisiones por una parte, termina siendo incrementada por la otra.

Texto original aquí

FRACKING 9 JOSH FOX

CARTA ABIERTA A OBAMA.

Del documentalista Josh Fox, autor de “Gasland” y de “Gasland Parte II”.

Estimado Presidente Obama:

Le escribo para solicitar una reunión con usted y las familias directamente afectadas por el petróleo y perforación de gas y fracking , como se documenta en Gasland Parte II -junto con un pequeño grupo de científicos e ingenieros que también aparecen en la película. Nos gustaría hablar de la salud y los impactos económicos que sienten las comunidades cercanas a los yacimientos de petróleo y gas, compartir nuestras historias de primera mano, y proporcionarle datos sobre las tasas de fugas, contaminación del agua, contaminación del aire y emisiones de metano.

Somos conscientes de que su gobierno se ha reunido con la industria del gas natural y sus representantes y grupos de presión muchas veces. Ahora pedimos que se reúna con nosotros: representantes de las personas que sufren de perforación y fracking, y los miembros de la comunidad científica que desean informarle de los peligros de este impulso sin precedentes a las perforaciones.

Creemos que la industria del gas natural no ha considerado con su gobierno los efectos reales de la perforación y el fracking en el agua, el aire, la tierra, el clima, la salud pública y la seguridad y en la propia democracia. Por lo tanto, tratamos de discutir con usted el lado oscuro del fracking, una perspectiva que aún no le ha sido presentada con el peso o el énfasis adecuados.

En 2008, cuando me ofrecieron un contrato de arrendamiento de gas en mi tierra en la cuenca superior del río Delaware en Pennsylvania, me decidí a investigar los efectos de la perforación y fracturamiento hidráulico en todo el país.

Esa investigación se convirtió en el documental Gasland . Durante el rodaje, descubrí una contaminación generalizada del agua, contaminación del aire, fugas de metano, la industrialización masiva de zonas rurales, previamente urbanas o suburbanas. Lo más preocupante de todo, he descubierto en los yacimientos de gas de Estados Unidos personas que habían perdido el control de sus vidas, sus comunidades y sus derechos humanos y civiles.

Aunque nunca antes había hecho un documental, Gasland fue aceptado en el Festival de Cine de Sundance, recogido por HBO, nominado para el Premio Academia 2011 al Mejor Documental y recibió cuatro nominaciones a los Emmy. La película ha sido transmitida por televisión en más de 30 países para una audiencia estimada de 50 millones de personas.

Ahora he hecho una segunda película, Gasland II , que abarca una nueva forma de contaminación-la cooptación de organismos reguladores por la industria del petróleo y del gas. Documenta una indebida influencia de la industria en su administración, así como en los reguladores estatales y locales que se encargan de proteger la salud y la seguridad pública.

Y emerge un patrón sorprendente: una y otra vez, los reguladores que investigan las quejas de los ciudadanos determinan que las operaciones próximas de gas son una causa clara de contaminación del agua, hasta que se van cuando las protestas de la industria alcanza un tono incómodo. El retrato que hace la película de la exclusión de “Nosotros, el pueblo…” (primeras palabras de la Constitución estadounidense) en el diálogo sobre el futuro de la energía en Estados Unidos debe preocuparle. Gasland Parte II se estrena 8 de julio, por HBO.

PLAN OBAMA FOTO TAPA

 

(…) Al hablarle a su equipo de campaña electoral en 2012, les recordó que la única manera de luchar contra la enorme influencia del poder y el dinero de las corporaciones era la fuerza del “vecino hablando con vecinos,” de las comunidades que se unen para luchar por lo que es justo. De eso se trata exactamente el movimiento popular contra el fracking: las personas que luchan por sus comunidades a nivel local, con la vista puesta en los retos globales más grandes por delante. Por encima de todo, somos un movimiento de personas, no de corporaciones, somos un movimiento de vecinos que se preocupa por los lugares en los que vive y de este país en su conjunto. Creemos que es su deseo de poner los intereses del pueblo en la vanguardia de su mensaje político y es en este espíritu es que les pedimos que se reúna con nosotros.]

Presidente Obama, lo apoyamos. Apoyamos su sincero deseo de combatir el cambio climático, pero la ciencia demuestra aferrarse al gas natural socavará todo lo que está tratando de lograr en su plan. Y la violación de los derechos a la salud y a la propiedad que inexorablemente acompañan las operaciones de perforación y fracking socavan también cualquier reclamo de independencia energética.

(…) No queremos ver su legado marcado por la inyección de químicos en el suelo, por los altos niveles de emisiones y de contaminación en el aire, por familias arruinadas, el sueño americano roto en pedazos y el terror que sienten millones de personas según la industria de la perforación desembarca en tierras de 34 estados. No deje que su legado sea un simple cambio del carbón por el gas, una victoria pírrica, el cambio de una forma de contaminación climática por otra que, en su ciclo completo, es igual de calamitosa. En cambio, asiente su política energética en la ciencia y deje que su legado incluya el haber escuchado al pueblo.

Esperamos su respuesta. Gracias por considerar nuestro pedido.

Texto original aquí

ENTREVISTA A FOX, DE LA REVISTA MOTHER JONES

FRACKING 10 JOSH FOX

 

Mother Jones: ¿Cuáles son sus primeras reflexiones sobre el reciente discurso del presidente Obama y su impulso para reducir las emisiones de carbono y aumentar las energías renovables?

Josh Fox: Es extraordinario ver al presidente, con todo el peso de su capacidad para disponer de la retórica desde el púlpito, hacer un discurso claro sobre el cambio climático y sobre por qué es tan importante para todos nosotros centrarnos en él (…) Sin embargo, el plan en sí es totalmente equivocado.

Al apoyar la producción de gas con fracking en Estados Unidos a gran escala, tanto la conversión de centrales eléctricas como la exportación, y al apoyarla en otros países, se deshará todo el bien que está proponiendo. Ahora sabemos que el gas obtenido por fracking es el peor combustible que se puede desarrollar respecto al cambio climático. La razón es muy simple: el metano, que cuando se encuentra en la atmósfera es hasta 105 veces más potente para el calentamiento del clima que lo que es el CO2 en un período de 20 años (el corto lapso de tiempo que tenemos para afrontar la cuestión del clima).

El metano es el segundo gas de efecto invernadero más importante en un período de tiempo 100 años y el gas de efecto invernadero más importante en un marco de tiempo de 20 años.

MJ: ¿Qué pasa con la mención en el discurso de Obama de que el gas natural es “el combustible de transición que puede alimentar nuestra economía con menos contaminación de carbono, así como nuestras empresas trabajan para desarrollar y desplegar más de la tecnología necesaria para que la economía aún más limpio del futuro”?

JF: Hemos escuchado esto una y otra vez. El gas natural es un combustible puente. Pero no es un puente, es una pasarela. Que es un puente en el espacio o un puente en el tiempo. Un puente en el tiempo que no es necesario. Tenemos tecnología renovable en estos momentos. No deberíamos convertir o crear una nueva central energética con gas natural. Podemos hacer todo esto con el viento y el sol. Deberíamos estar moviéndonos decididamente hacia las energías renovables. Tecnología que existe aquí y ahora.

MJ: En la primera parte de Gasland usted muestra una carta que recibió de una compañía de gas natural, que le ofreció pagarle casi US$ 100.000 para arrendar su tierra para realizar perforaciones. Pero usted no aceptó la oferta. Y ha mantenido firme en contra de ella en estos últimos años, teniendo en cuenta que podría haber beneficiado económicamente.
JF: Por supuesto que no, en absoluto me habría beneficiado económicamente.

MJ: ¿A pesar de la oferta de US$ 100.000?
JF: Si hubieran perforado a través de mi casa, el valor de la propiedad tendería a cero. Pero hay algo más que los beneficios económicos en el mundo. Si usted vive en un área de la cuenca hídrica, en un área prístina y pudiera ver cómo todo este lugar se desmorona delante de sus ojos, no vendería su alma por un dólar. (…) cuando realmente entiende lo que esto quiere decir, cuando usted entiende los miles de viajes de camiones, los pozos de aguas residuales con fugas, los oleoductos que atraviesa el bosque, las emisiones volátiles que van a introducirse por su ventana todas las noches, la contaminación del agua cuando vivimos fuera de un manantial natural que ha estado allí durante cien años. Los costos son muy superiores a los beneficios. No sólo para el pueblo estadounidense y la persona que está cerca del pozo, sino en el largo plazo.

MJ: ¿Seguirá difundiendo su mensaje y dando la pelea durante lo que podrían ser años?
JF: Estos cinco años de trabajo pasaron en un abrir y cerrar de ojos. No creo que realmente que esto sea sólo sobre el fracking. Se trata de lo que somos como pueblo, y eso es algo en lo que se puede trabajar toda la vida. Se trata de nuestra democracia. Y es muy inspirador ver comunidades reuniéndose y personas uniéndose. Y eso está sucediendo a una gran escala. Estamos empezando a saber de muchas personas que están trabajando en esto. Hay una organización anti-fracking en cada pequeño pueblo del estado de Nueva York. ¿En qué otro tema político se puede decir que se da eso? Ninguno.

Es notable observarlo y ser apenas un narrador que habla con la gente. Es la siguiente fase de la responsabilidad del futuro energético de este país. Va a venir de la gente. No va a ser un deus ex machina o un Obama ex machina, o la ciencia ex machina. Va a ser la gente. No va a ser una empresa de energía eólica que entre y nos salve. Va a ser la gente la que resuelva esto.

Texto original de la entrevista de Mother Jones aquí


Una breve revisión sobre el estado de la ciencia con el fracking

Fracking 1

 

(…) El fracking, shale-gas o fractura hidráulica en castellano, es una técnica ya desarrollada en 1860 aunque no fue hasta 1949 cuando la técnica comenzó a tener cierta fuerza al poder emplearse el agua para la fractura hidráulica y no fue hasta el periodo comprendido entre 1980 y 2000 cuando la compañía texana Mitchell Energy mejora la técnica mediante al alcanzar depósitos de petróleo y gas en roca muy poco porosa e inyectar miles de toneladas de agua con arena y hasta 260 productos químicos diferentes, para crear en ella grietas de hasta 800 metros para favorecer la salida del gas al exterior.

El “fracking” se usa en aproximadamente 90% de los pozos operativos en la actualidad, y entre 60 y 80% de los nuevos pozos lo requerirán para seguir siendo viables, aunque es una técnica con una gran cantidad de críticos tanto a nivel de grupos ecologistas como por científicos (véase el famoso documental de Gasland), por los efectos sobre el medio natural, especialmente en lo relativo a la contaminación de los acuíferos por todos los productos químicos que se emplean para la extracción del gas durante la inyección de agua a la roca, así como una elevada producción de gases de efecto invernadero; principalmente metano.

Diversos estudios recientes (Osborn et al., 2011), son muy críticos con esta técnica por la contaminación de los acuíferos con metano al analizar 68 pozos de agua subterránea en cinco condados de Pensilvania y Nueva York. En otro estudio (Walter, G.R. et al., 2012) se veía cómo las actividades asociadas al fracking podían incrementar las emisiones de radón a la atmósfera en aquellos terrenos graníticos.

Una de las grandes críticas que se les ha hecho a estos trabajos, es que la contaminación de las aguas se producía de forma natural y que el fracking no sería el causante de dicha contaminación (Warner, N.R. et al, 2012) aunque se pedía una mayor investigación, y que cualquier actividad en esa zona sería susceptible de incrementar el radón atmosférico y que en caso de que en realidad tuviera relación directa con el fracking, existirían sistemas de contención de los gases.

En otro estudio de la Universidad de Cornell (Howarth et al., 2011), se apuntaba que el proceso global del fracking produce más GEI de lo que se esperaba, lo que ponía en duda la limpieza de esta técnica al ser peor que la quema de carbón, aunque hay quejas de que el supuesto riesgo en realidad era exagerado.

En un estudio realizado en Colorado, se veía cómo las emisiones de metano a la atmósfera, se incrementaban en cantidades muy elevadas y que por tanto, generarían un riesgo sobre la salud de la población local. En un artículo de unos meses después en JAMA, se volvía a alertar sobre la posibilidad del riesgo para la población local (véase también PBS NewsHour ‘Fracking’ for Natural Gas Continues to Raise Health Questions).

En octubre de 2012, se publicó en el NEJM una durísima carta de diferentes colectivos médicos americanos, sobre cómo la legislación médica cada vez impedía un mayor contacto médico-paciente y se aprovechaba para denunciar la imposibilidad de que existía en algunos estados americanos (Pennsylvania, Ohio, Colorado, y Texas) para informar correctamente a la población local acerca de los posibles peligros que podría suponer el fracking para la población local.

Por último, dentro de los peligros que se le suponen al fracking, se relacionó la existencia de terremotos con las operaciones de fracking en Ohio, Oklahoma, Wyoming e incluso en Reino Unido lo que provocó que el estado de Ohio suspendiera los pozos en los que se estaba realizando esta técnica. La realidad como nos mostró un interesante artículo en New Scientist y como veremos posteriormente, es que este riesgo era muy pequeño.

Las últimas revisiones científicas

Fracking 12 dibujo

 

Ante todas estas denuncias, uno de los trabajos científicos más completos acerca del fracking fue el desarrollado por la Royal Society, a petición del gobierno británico a cuenta de los terremotos que en teoría se habían producido por culpa del fracking.

La revisión de la Royal Society establecía que el fracking era una técnica segura, siempre y cuando se tuvieran en consideración normativas de seguridad claras y estrictas para lo que habría que desarrollar una fuerte regulación (Informe final completo en pdf).

Además, el fracking era una causa poco probable de contaminación en aguas subterráneas, siempre y cuando la extracción se realizara a profundidades de varios cientos de metros o varios kilómetros y que en el caso del Reino Unido, debido a su morfología, la contaminación de los acuíferos suprayacentes, serían raras y que en caso de producirse contaminación superficial, se debería a pozos defectuosos por lo que cada pozo y por tanto cada permiso de extracción, tendría que contar con una serie de expertos independientes especialistas que revisaran cada uno de los diseños.

Por otra parte, los riesgos sísmicos son bajos y en el caso de producirse, serían igual o menores que los inducidos por la minería de carbón y los requerimientos de agua, deberían de ser gestionados de forma sostenible, tanto en el uso del agua como en su depuración para reducir el uso del agua. Por último en lo relativo a huella de carbono producida la extracción de gas, se necesitaba más investigación.

(…) En el caso de Estados Unidos, el país dónde estas técnicas están más avanzadas debido a las condiciones geológicas de Estados Unidos, la EPA no está muy a favor de las técnicas de fracking, y aunque la normativa es propia de cada Estado, la EPA realiza un seguimiento al detalle de cada uno de los pozos de extracción con paralizaciones inmediatas en cuanto observa problemas.

Actualmente, la EPA está trabajando en un nuevo informe mucho más amplio con el seguimiento al detalle de todos los pozos de extracción de Estados Unidos, para su publicación en 2014 cuando tengan datos significativos a favor o en contra de las técnicas de Fracking, ya que como ocurre con toda actividad, no se puede decir que no ni que sí, inmediatamente… Weinhold (2012) realiza una interesante revisión de la situación del fracking en Estados Unidos

El único punto, que todas las revisiones científicas ponen de manifiesto, es el tema de las emisiones de metano y que aún no se ha logrado solucionar correctamente su problemática a nivel de emisiones y de contaminación (gas con un efecto de 21-24 veces más fuerte que el CO2 sobre la atmósfera), aunque hay técnicas para mitigar el impacto bastante avanzadas y con buenos resultados como los sistemas de secuestro de carbono en subsuelo o su empleo para biorreactores.

A pesar de estas mejoras, una reciente investigación gubernamental en Australia alertaba de que las emisiones de metano eran muchísimo mayores de las inicialmente previstas lo que podría hacer que se prohibiera/limitara el uso de la técnica tal porque las técnicas de fracking, podrían provocar que se cambiara la estructura del suelo, dejando escapar más metano a la atmósfera (el trabajo se encuentra actualmente en revisión).

Texto completo aquí

Fracking 4

 

Según datos del Departamento de Energía, la producción de gas procedente de yacimientos de esquisto bituminoso es en la actualidad la única en crecimiento en Estados Unidos y seguirá aumentado hasta que para 2040 supere todas las otras técnicas de extracción juntas.

Esta nueva forma de extraer petróleo y gas natural ha multiplicado los ingresos de petroleras y vecinos dispuestos a ceder sus tierras a la explotación, mientras que el gobierno de Barack Obama la presenta como la solución a la dependencia de la energía extranjera. El desempleo en estados como Dakota del Norte o Wyoming ronda el 4% y los vecinos de condados como el de Bradford (Pensilvania), con más de 600 pozos activos, han recibido desde 2008 con mejor o peor cara más de 160 millones de dólares en cesiones de explotación, según datos del Pulitzer Center.

“Nos ofrecieron firmar la cesión de nuestra tierra para la explotación por cinco años a cambio de dinero sin explicarnos lo que harían, además descubrimos después que obligaron a los vecinos a mantener silencio sobre los inconvenientes”, explicaba esta semana en el foro “Stop the Frack Attack” Jim Sconyers, de Virginia Occidental.

Decenas de afectados por esta práctica, que ha convertido sus entornos rurales de aguas limpias y vida salvaje en “un infierno” con niveles de polución récord, se reunieron esta semana cerca del Capitolio para exponer el lado oscuro del “fracking”.

Las experiencias repiten el mismo patrón: aguas con arenas negras, pozos que huelen a químicos, enfermedades y dolores que antes no existían o inexplicables géiseres, problemas que la industria atribuye a casos aislados. En pleno corazón del poder de Washington, los afectados explicaron cómo pasaron a tener que consumir agua embotellada, experimentaron desmayos en la ducha o enfermedades respiratorias por la contaminación derivada del “fracking”.

La oposición a esta técnica ha unido a un heterogéneo grupo que incluye a ganaderos, ambientalistas o a personas como Sharon Wilson, ex trabajadora de la industria petrolera en Texas y “una buena tiradora”, que explica cómo se vio obligada a vender su rancho y fue amenazada por denunciar las explotaciones de gas.

“Esas personas estarán siempre contra la industria del gas natural hagamos las mejoras que hagamos”, explica por su parte a Efe Patrick Creighton, portavoz de Marcellus Shale Coalition, patronal de las empresas de hidrocarburos que explotan el mayor yacimiento de arenas bituminosas de los Estados Unidos, especialmente centrado en Pensilvania, con cerca de 9.000 pozos.

“En toda industria hay riesgos y procesos de mejora, el desarrollo de gas natural es seguro y hay regulaciones estatales y federales que cumplimos”, subraya el portavoz. Para pequeños ganaderos como John Fenton, de Wyoming, luchar contra el poder de estas empresas los lleva “a sufrir los mismos abusos y ocupaciones que en su día experimentaron los nativos americanos”.

“Sólo tienes que firmar la cesión de tus derechos para condenarte”, asegura Fenton, vestido con sus botas y sombrero de cowboy. Los afectados por los fallos en la extracción de gas, que se intentan evitar protegiendo los acuíferos con paredes reforzadas con acero y cemento, aseguran que sólo pueden conseguir compensaciones por la contaminación de sus tierras tras firmar un acuerdo de confidencialidad que compra su silencio y reprime cualquier investigación posterior.

Texto original aquí

LO QUE HAY DEBAJO DE ESAS BUCÓLICAS CIUDADES…

Documental de la Red O Globo, de Brasil, sobre el fracking

Fracking FOTO DE ES.MATERIA

 

Pozo de extracción de gas no convencional en la zona de Marcelus Shale, Pensilvania (EEUU) – Foto de es.materia.com

Las personas que viven cerca de explotaciones de ‘fracking‘ tienen más posibilidades de beber agua contaminada con gases como metano, propano o etano, según un estudio que se publica en la revista PNAS.

Los autores, liderados por Robert Jackson, de la Universidad de Duke, analizaron 141 pozos que surten de agua potable a habitantes de la región de Marcelus Shale, en Pensilvania (EEUU).

Esta zona contiene grandes cantidades de gas de pizarra, un recurso que requiere aplicar técnicas de fracturación hidráulica para extraerlo. La técnica, que implica la inyección de grandes cantidades de agua a presión para reventar la roca y liberar el gas atrapado en ella, ha provocado recelos sobre sus riesgos medioambientales y para la salud.

El resultado del análisis de Jackson muestra que el 82% de los pozos analizados contenían metano y que la concentración del gas era seis veces superior en las casas que se encontraban a menos de un kilómetro de los lugares de extracción. Además del metano, que los investigadores de la Universidad de Duke ya habían encontrado con anterioridad, las nuevas prospecciones también encontraron proporciones más elevadas de etano y propano.

Texto original completo en es.materia

VACA MUERTA AITOR ARRESTI

 

España: “Se ha demostrado que el fracking puede resultar muy nocivo para las aguas tanto subterráneas como superficiales”.

Aitor Urresti es ingeniero industrial especializado en energía, y profesor de la Universidad del País Vasco. Comenzó su carrera profesional en el sector de la exploración y explotación de hidrocarburos, para pasar posteriormente a trabajar en el sector de las energías renovables

P.- ¿Qué perjuicios medioambientales (en especial, en las aguas subterráneas) puede ocasionar el fracking?

R. – El fracking se ha demostrado que puede resultar muy nocivo para las aguas tanto subterráneas como superficiales. Así lo reconoce un estudio para la Comisión Europea, calificando el riesgo de contaminación de aguas como elevado. Los últimos estudios publicados alertan sobre la existencia de gas en los acuíferos cercanos a las zonas de fracking. El agua que se inyecta para realizar la fracturación de la roca contiene una cantidad de aditivos, varios de ellos con importante afección a las personas y a los organismos acuáticos.

Los focos de contaminación de agua más importantes son tres: por conexión de las fracturas cercanas con un acuífero, por derrame de los aditivos tóxicos que se añaden al fluido de fracturación en la superficie, o por escape del fluido de fracturación en su retorno a superficie una vez realizado el fracking. Existen serias dudas sobre la posibilidad de tratar esta agua que retorna a superficie.

Además de este riesgo, hay que tener en cuenta el elevado consumo de agua por pozo para realizar la fracturación hidráulica (hasta 30.000 m3), lo que va a suponer una presión importante sobre nuestros recursos hídricos.

P. – Sí, finalmente, se llevaran a cabo las explotaciones previstas, ¿cuáles serían las consecuencias sobre el terreno? ¿Y en un futuro?

R. – El uso del fracking en las zonas donde ya está ampliamente implantado, como es Estados Unidos, está generando múltiples problemas. La ONG EarthJustice está recopilando los más importantes en este mapa.

Además de los riesgos ya comentados respecto al uso del agua y la contaminación de aguas subterráneas y superficiales, podemos identificar otros impactos importantes.

Contaminación del aire: la fracturación provoca un aumento de los escapes de gas en el pozo. El gas de pizarra es mayormente metano, un gas de efecto invernadero mucho más potente que el dióxido de carbono. Además, varios de los aditivos que se emplean para la fracturación son volátiles, y nocivos para las personas.

Ocupación de terreno: por cada emplazamiento, en el que se perforan entre 6 y 8 pozos, es necesario ocupar unas dos hectáreas de terreno. Debido a la baja permeabilidad de las formaciones a explotar, se requiere realizar una gran cantidad de perforaciones para aprovechar correctamente el recurso, con lo que se tiene que realizar una de estas plataformas cada 3 km aproximadamente. Esto supone una ocupación de terreno muy importante, que quedará posteriormente inhabilitado para otros usos, porque teniendo en cuenta que parte del líquido de fracturación empleado, con aditivos tóxicos, queda sin control en el subsuelo, qué tipo de actividades se podrán desarrollar a posteriori en esos emplazamientos?

Aumento de tráfico e impacto sonoro: el aumento del tráfico en las zonas de explotación es notable, debido sobre todo al gran volumen de líquidos que es necesario.

Riesgo sísmico: si bien hace unos años la relación entre fracking y terremotos era discutido, el último informe del servicio geológico de Estados Unidos es contundente: existe una clara relación entre los procesos de inyección de agua a presión en el subsuelo y el aumento de la sismicidad en el entorno. No sólo se ha descubierto un aumento del número de terremotos, sino también de la intensidad de los mismos.

Texto original de la entrevista de iAgua aquí

LOS RIESGOS DESCONOCIDOS DEL FRACKING

VACA MUERTA CARTEL NO AL FRACKING

 

(Por Daniel Mediavilla, para es.materia.com).– La sangre del mundo moderno, en el que la gente vive más allá de los 60 años y las mujeres son algo más que amas de casa, son los hidrocarburos. El petróleo y el gas natural son responsables en buena medida de que millones de personas de clase media vivan hoy más y mejor que las clases privilegiadas durante casi toda la historia de la humanidad. Sin embargo, esa industria también es responsable del calentamiento global que puede acabar con la misma civilización que creó y de innumerables desastres medioambientales. Ese conflicto de dimensiones trágicas se desarrolla ahora en torno al fracking,  la última tecnología para seguir inyectando sangre (o veneno) en la civilización.

Texto original completo de es.materia.com aquí:

“YPF ha escogido al socio más sucio”

La petrolera estadounidense Chevron, flamante socia de YPF para explotar yacimientos en Neuquén, fue condenada en Ecuador por contaminar 500 mil hectáreas. Derramó 103 millones de litros de crudo, arrojó 63.000 millones de litros de agua tóxica arrojada a ríos y afectó a 30 mil personas.

Luego de un juicio de veinte años, fue encontrada culpable de contaminación y obligada a pagar 19.000 millones de dólares, pero rechaza cumplir la condena. Sus activos fueron embargados en Argentina, pero el Gobierno pidió el levantamiento de esa medida y la Corte Suprema de Justicia falló a favor de la petrolera.

Pablo Fajardo Mendoza es el abogado de las comunidades afectadas por Chevron. Tiene 40 años, vive desde los 14 en la zona contaminada y detalla el accionar de Chevron en Ecuador: contaminación, violencia, desprecio por las comunidades indígenas y campesinas y lobby contra el gobierno de Ecuador.

El rol del gobierno argentino, YPF y un aviso al pueblo argentino: “Chevron es una de las empresas empresa más corrupta del mundo. Nos apena mucho que YPF haya negociado con un delincuente”.

Texto completo de la entrevista de ComAmbiental aquí:

ENERGÍAS VACA MUERTA OSCAR VICENTE SEGÚN MINING PRESS

 

VIDEO: LAS INCÓGNITAS DE VACA MUERTA SEGÚN OSCAR VICENTE

(FUENTE: WWW.MINNINGPRESS.COM.AR)

VACA MUERTA MAPUCHES

 

La empresa prófuga de la justicia (Chevron, ndr), tras haber sido considerada en Ecuador como la responsable de los daños socioambientales en la región amazónica, firmará hoy un acuerdo millonario con la recientemente re estatizada YPF para explotar a través de métodos no convencionales la región conocida como Vaca Muerta. Mientras tanto, comunidades mapuce de toda la zona reclaman en el lugar acompañando a los tres lof que resisten allí.

Lefxaru Nawel, de la Confederación Mapuce de Neuquén, dialogó con el informativo de la radio Universidad Calf y dijo que “acá bien alto, en la perforación, está flameando nuestra bandera”, tras la ocupación pacífica del lugar. Agregó que los trabajadores que había allí entendieron la medida que llevan a cabo y se retiraron sin inconvenientes.“El pozo de perforación que está en la comunidad Campo Maripe ha sido detenido”, remarcó. Resaltó los derechos del pueblo nación Mapuce y de toda la población en general a “un ambiente sano” y repudió el acuerdo del gobierno con Chevrón y “la entrega de los recursos naturales y el territorio”.

“No se ha respetado la legislación vigente. Es ilegal el otorgamiento de esa concesión. No solamente al pueblo mapuce, el pueblo en general tiene derecho a decidir”, concluyó Lefxaru Nawel al comenzar con la medida.

Anteriormente, el expresidente de la estatal Gas y Petróleo de Neuquén, Rubén Etcheverry, había dicho al mismo medio que el reclamo de las comunidades es válido y que causa sorpresa que se haya elegido entregar un territorio en el que viven mapuces. Dijo que es necesario ver “cuál es la situación completa de todas las partes”. En relación a los antecedentes de la empresa Chevron dijo que llama la atención que todo se haya hecho “a las escondidas y a las apuradas”.

Texto original aquí 

ENERGÍAS FRACKING CALIFORNIA PROTESTA

La Asamblea Estatal de California aprobó un proyecto de ley que le dará al estado una de las regulaciones más duras sobre el fracking. 
La medida fue aprobada por 47 fotos a favor y 17 en contra y regresó al Senado. Anteriormente el senado la había aprobado con 28 votos a favor.

El proyecto había tenido apoyo de la mayoría de los grupos ambientales. Sin embargo, advierten que es débil y que no fuerza a los perforadores a dar suficiente información sobre los químicos que inyectan en los pozos.

Las compañías petroleras, por su parte, se oponen a la medida argumentando que hará más difícil explotar los 15 billones estimados de barriles de petróleo en la Formación de Monterrey, en el sur del Valle Joaquin.

ENERGÍAS FRACKING CALIFORNIA SENADORA PAVLEY

La senadora demócrata Fran Pavley, autora del proyecto, sostiene que la ley es necesaria porque California no regula actualmente la práctica de fracking, una técnica que involucra mezclas de arena, agua y químicos de aceite libre y gas natural que se encuentran bajo tierra en formaciones de esquisto.

Además, sostuvo que los reguladores del estado tampoco supervisan la “estimulación de pozos”, otro proceso que utiliza ácido para recuperar hidrocarburos.

Si finalmente el proyecto se convierte en ley obligará a los petroleros a obtener permisos para ambos procedimientos. También deberá notificarse a los vecinos, publicar todos los químicos que se utilizarán y controlar la calidad del agua y de la tierra.

En tanto, el gobernador Jerry Brown no informó si firmará el proyecto. Pero, la senadora Pavley afirmó que el gobernador le dijo que si se aprueba la firmará.
De todas maneras, el gobernador dio garantías a las compañías petroleras y las tranquilizó afirmando que sus preocupaciones serían abordadas por los reglamentos estatales propuestos, sostuvo Pavley.

Texto original aquí 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rimons twitter widget by Rimon Habib