Cambio Climático

El cambio climático, otro negocio de malas noticias

(Por John Upton, para Climate Central).- Los ciclos de las noticias tienden a ser dominados por el horror y las masacres, una receta para la depresión que aplica también a la cobertura del cambio climático (Foto: benben/Flick).

Eso alimenta lo que algunos expertos llaman la ‘brecha de esperanza” (hope gap, en inglés), que puede llevar a la gente a preocuparse por el calentamiento global, pero también a sentirse impotente para hacer nada al respecto.

La última evidencia de que para los medios de comunicación la multitud de problemas que plantea el cambio climático son más noticia que las soluciones que necesita está reunida en un estudio publicado en marzo en Nature Climate Change.

Los investigadores analizaron la cobertura de los medios de comunicación en Gran Bretaña y en Estados Unidos a partir de los tres últmos informes publicados por el Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático (IPCC) sobre el estado global del problema en 2014-2015. 

Sus resultados fueron un recordatorio de que los medios de estadounidenses van por detrás de los británicos en la cobertura del cambio climático.

“La importancia dada a los informes del IPCC fue bastante menor, sobre todo en Estados Unidos”, escribieron los autores del artículo, de la Universidad de Exeter y la Universidad de Colorado en Boulder.


Redacción del Financial Times. Crédito: Andy Piper/Flickr

Los resultados del análisis también sugieren que en las redacciones de esos medios a ambos lados de un océano que se calienta bregan por producir historias sobre el cambio climático de manera que sean atractivas para sus audiencias, pero sólo alimentan la sensación de desesperanza sobre el tema.

“No encuentro estos hallazgos sorprendentes”, comentó Anthony Leiserowitz , director del Proyecto de Yale sobre Comunicación para el Cambio Climático, sobre las conclusiones de sus colegas. 

“En nuestros propias investigaciones ya habíamos encontrado que incluso las audiencias más alarmadas, los más preocupados por el cambio climático, ignoran qué pueden hacer individual o colectivamente ante el problema. Es lo que, en términos generales, llamamos brecha de esperanza, y es un problema grave. Una amenaza percibida sin respuesta efectiva a la mano suelen ser una receta para la retirada o el fatalismo”, opinó Leiserowitz.

Los resultados fueron consistentes con la investigación publicada hace poco más de un año  por investigadores de la Universidad de Michigan y la Universidad de Rutgers de ciencias de la comunicación, según la cual la mayoría de los informes de noticias de televisión por la noche que se ocupan de los impactos del cambio climático nunca mencionan medidas posibles para abordar el problema. 

Este nuevo estudio sugiere que los periodistas podrían ayudar a sus audiencias a lidiar mejor con el tema presentando más informes sobre cómo se pueden reducir los niveles de contaminación y cómo las comunidades pueden adaptarse al cambio climático.

Los investigadores dicen que los resultados también pueden reflejar el enfoque adoptado por los científicos del IPCC en sus informes de finales de 2014 y principios de 2015.

METEORÓLOGOS CANALES DEL TIEMPO ACCUWEATHER WEATHER CHANNEL 5

El IPCC publicó su evaluación en tres informes hace más de siete meses, seguido de un cuarto informe “síntesis” que quedó afuera de esta investigación de la  cobertura de los medios de comunicación. 

El primer informe, que aborda las pésimas proyecciones y tendencias de impactos del cambio climático como suba del nivel del mar, la acidificación de los océanos y el aumento de las temperaturas, fue cubierto por 65 artículos o segmentos de noticias en los principales espacios estadounidenses y británicos después de ser difundido a finales de septiembre, según los investigadores.

El segundo informe del IPCC, publicado a finales de marzo de 2015, fue una crónica de las opciones de política energética para frenar sustancialmente el calentamiento global que incluye un plan de acción que podrían contener el ritmo del calentamiento a menos de 2°C sobre los niveles pre industriales, que es el objetivo primordial de las negociaciones climáticas de la ONU. 

Ese segundo informe fue cubierto en 51 historias y segmentos. El tercer informe fue publicado semanas después de la segunda, que trata de adaptación al cambio climático, y que estaba cubierto sólo 27 veces.

Uno de los autores del trabajo de investigación de las coberturas, Saffron O’Neill, un profesor de geografía en la Universidad de Exeter cuya investigación se centra en las dimensiones sociales de la ciencia del cambio climático, dijo que la tendencia a la baja en la cobertura de cada uno de los informes del IPCC fue “muy posiblemente” una consecuencia de la “fatiga de la cobertura del clima”.

HISTORIAS TWITTER APPS

Los periodistas pueden haberse cansado de cubrir los informes del IPCC después del primer en salir. “Ciertamente es algo que el IPCC podría cambiar”, dijo, sugiriendo que el panel debe reconsiderar la forma en que difunde sus informes en etapas.

Pero el equipo de investigadores examinó también el enfoque de las coberturas de las conclusiones del IPCC y hallaron que la mayoría se centró en los consensos y las controversias científicas sobre el cambio climático y sus impactos.

Muchos también apuntaron a los desastres agitando temores que llevan a concluir a O’Neill y a otros que los medios llaman la atención sobre el cambio climático sin comprometer al público. Se encontraron muy pocas historias sobre el IPCC expresadas en términos de oportunidades, de efectos sobre la salud, consideraciones éticas o sobre la economía del calentamiento global,  siempre menos atractivas para la audiencia.

“De algún modo, parecieron oportunidades perdidas”, comentó Maxwell Boykoff , profesor asociado en el Instituto Cooperativo para la Investigación en Ciencias Ambientales de la Universidad de Colorado en Boulder, uno de los autores del nuevo estudio.

Según Boykoff, estamos “bombardeados” por las malas noticias en los medios de comunicación en todo tipo de temas, no sólo sobre cambio climático.

“Es difícil para los medios de comunicación. No estamos diciendo, ‘enfóquense sólo en lo positivo'”, aclaró Boykoff. “Lo que estamos diciendo es que, en términos de comunicación significativa con la gente, ésas son buenas oportunidades, mensajes esperanzadores para que lleguen al público”.

Texto original de Climate Central aquí

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer