Extremos

El Niño 2014 obliga a prepararse

EXTREMOS EL NIÑO 2014 SALUD 3 SAHEL

Los gobiernos deben prepararse para su llegada, advierte el último boletín especial de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Si bien por ahora El Niño no se instaló del todo, estima probable que se produzcan condiciones atmosféricas típicas de un fenómeno “bien desarrollado”.

Ginebra, 26 de junio de 2014. (OMM)- Existe un 60 por ciento de probabilidad de que entre junio y agosto se instale plenamente un episodio de El Niño, y esa probabilidad será de entre 75 y 80 por ciento para el período de octubre a diciembre, según el Boletín El Niño/La Niña hoy publicado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Siguiendo las recomendaciones de los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales, muchos gobiernos ya han comenzado a prepararse para la llegada de El Niño, fenómeno que está asociado a sequías e inundaciones de escala regional en distintas partes del mundo y que produce un aumento de la temperatura media en superficie a nivel mundial.

El Niño se caracteriza por temperaturas inusualmente cálidas de la superficie del océano en la zona central y oriental del Pacífico tropical y por una configuración característica de la circulación atmosférica. Se trata de un fenómeno natural que se produce periódicamente cada 2 a 7 años y tiene gran influencia en el clima mundial. Este fenómeno se registró por última vez en 2009/2010.

Recientemente las aguas del Pacífico tropical han registrado un aumento de la temperatura alcanzando el umbral débil de El Niño, si bien las condiciones atmosféricas (como la presión al nivel del mar, la nubosidad y los vientos alisios) se han mantenido neutras.

Ello indica que aún no se ha instalado del todo un episodio de El Niño ya que depende, esencialmente, de la interacción entre el océano y la atmósfera. Sin embargo, es probable que se produzcan en toda la cuenca condiciones atmosféricas típicas de un fenómeno de El Niño bien desarrollado, según el Boletín El Niño/La Niña hoy, fruto del consenso entre expertos del mundo entero.

Se prevé que la temperatura del océano Pacífico tropical continuará aumentando durante los próximos meses y que alcanzará su máxima durante el último trimestre de 2014. Si bien su intensidad potencial es aún incierta, resulta más probable que se produzca un fenómeno de intensidad moderada que débil o fuerte.

Tendencia al calentamiento

EXTREMOS EL NIÑO MUNDIAL 1 MAPA

“Nuestra comprensión de El Niño y La Niña ha mejorado significativamente en los últimos años, lo que nos ha permitido crear servicios climáticos muy útiles para la sociedad. Gracias a la emisión temprana de avisos, los gobiernos del mundo entero han contado con tiempo suficiente para elaborar planes de contingencia a fin de hacer frente a los posibles efectos que El Niño previsto para este año tendría en la agricultura, la gestión de los recursos hídricos, la salud y otros sectores sensibles al clima”, comentó el secretario general de la OMM, Michel Jarraud. Y añadió que “seguimos siendo vulnerables a esta fuerza de la naturaleza, pero podemos protegernos preparándonos mejor”.

“El Niño acarrea fenómenos extremos y produce un marcado aumento de las temperaturas”, dijo Jarraud. “Es aún pronto para evaluar los efectos exactos en las temperaturas mundiales durante 2014, pero prevemos que la tendencia al calentamiento a largo plazo se mantendrá como consecuencia del aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero”, añadió Jarraud.

La Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos y el Centro sobre el Clima de Tokio, dependiente del Servicio Meteorológico de Japón y Centro Regional sobre el Clima de la OMM, informaron que las temperaturas medias mundiales en el mes de mayo fueron las más altas de las que se tenía registro, incluso cuando no se había producido el fenómeno de ElNiño.

La ausencia, hasta el momento, de respuesta atmosférica podría deberse a que las temperaturas de la superficie del mar son superiores a la media en prácticamente todo el Pacífico tropical, no solo en las zonas oriental y central. Es por ello que tal vez persistan las diferencias de temperatura oeste‑este más típicas de condiciones neutras.

Desde mayo se han registrado en el extremo oriental del Pacífico tropical temperaturas de la superficie del mar superiores a la normal, que han provocado precipitaciones por encima de la media en partes de la costa ecuatorial de América del Sur.

Según las últimas previsiones, es probable que la temperatura en superficie de la zona central del océano Pacífico tropical aumente aún más durante el tercer trimestre de 2014 y que surjan y se intensifiquen las condiciones atmosféricas asociadas al fenómeno de El Niño.

Las predicciones de los modelos y las opiniones de los expertos coinciden en que el fenómeno cobrará máxima intensidad durante el cuarto trimestre y persistirá durante los primeros meses de 2015 para luego disiparse. Un contenido de calor oceánico muy superior a la media bajo la superficie del mar en las zonas central y oriental del océano Pacífico tropical, provocado por fuertes vientos del oeste a principios del corriente año, sugería que se iba a producir un episodio de intensidad considerable.

REFUGIADOS SOMALÍES LLEGAN A MOGADISCIO

Sin embargo, la tardía respuesta atmosférica y la potencial ausencia de vientos del oeste en los próximos meses podrían limitar la intensidad máxima de El Niño.

Es importante destacar que ningún episodio de El Niño es igual a otro y que hay otros factores que influyen sobre las condiciones climáticas. A escala regional, es preciso elaborar proyecciones estacionales para evaluar los efectos relativos de El Niño y La Niña y de otros condicionantes climáticos pertinentes a escala local. Por ejemplo, el estado del dipolo del océano Índico o del dipolo (temperatura de la superficie del mar) del Atlántico tropical puede tener consecuencias en el clima de las zonas continentales adyacentes.

Las proyecciones climáticas estacionales regionales o nacionales, como las elaboradas por los Centros Regionales sobre el Clima de la OMM, los Foros regionales sobre la evolución probable del clima o los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales, suministrarán información aplicable a nivel local.

En noviembre de 2014 Guayaquil (Ecuador) acogerá una conferencia internacional sobre ElNiño/Oscilación del Sur (ENOS), copatrocinada por la OMM, que tendrá por objeto mejorar las predicciones operativas sobre el ENOS y colmar las lagunas que existen entre los aspectos científicos del ENOS y sus procesos, fenómenos extremos y efectos regionales.

Antecedentes útiles

EXTREMOS FENÓMENO EL NIÑO MAYO 2014 2

ENOS es el acrónimo de El Niño/Oscilación del Sur. El ciclo del ENOS se refiere a las variaciones interanuales de las temperaturas de la superficie del mar, las precipitaciones convectivas, la presión del aire en superficie y la circulación atmosférica que se dan en el océano Pacífico ecuatorial.

El Niño –que recibe ese nombre por el Niño Jesús, ya que unos pescadores peruanos observaron por primera vez este fenómeno en diciembre– y La Niña representan extremos opuestos del ciclo del ENOS.

El Niño se refiere a las temperaturas de la superficie del mar superiores a la media que se dan periódicamente en las partes oriental y central del Pacífico ecuatorial. Constituye la fase cálida del ciclo del ENOS. La Niña se refiere al enfriamiento periódico de la temperatura de la superficie del mar en las partes oriental y central del Pacífico ecuatorial. Constituye la fase fría del ciclo del ENOS.

Las fluctuaciones de las temperaturas oceánicas durante los episodios de El Niño y La Niña van acompañadas de fluctuaciones aún mayores de la presión del aire entre la parte occidental y la parte oriental del Pacífico tropical, que se conocen como Oscilación del Sur.

Durante los episodios de El Niño, el desplazamiento de la actividad tormentosa hacia el este, de Indonesia al Pacífico central, puede generar condiciones inusualmente secas en el norte de Australia, Indonesia y Filipinas. Asimismo, durante el invierno del hemisferio norte suelen observarse condiciones más secas de lo normal en el sureste de África y el norte de Brasil.

Durante el verano del hemisferio norte, las lluvias del monzón índico suelen ser menos abundantes de lo normal, en particular en el noroeste de India, donde se producen daños en cultivos. A lo largo de la costa occidental de la región tropical de América del Sur, se observan condiciones más húmedas de lo habitual, así como en latitudes subtropicales de América del Norte (la costa del golfo de México) y América del Sur (el sur de Brasil y la región central de Argentina).

Cuando se produce un episodio de El Niño en invierno, los sistemas de baja presión en latitudes medias suelen tener más fuerza de lo normal en la región oriental del Pacífico Norte. Inyectan aire inusualmente cálido en el oeste de Canadá, Alaska y la región más septentrional del territorio continental de Estados Unidos. Las tormentas también tienden a ser más intensas en el golfo de México y a lo largo de la costa sureste de Estados Unidos, lo que provoca condiciones relativamente más húmedas en esta región.

Texto original de la OMM aquí

Tags: , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer