Cambio Climático

El Niño, factor secundario en el récord de 2015

Chart: 2015 was the hottest year on record
El Niño ha sido responsable apenas del 5% de los niveles récord de temperatura que alcanzó 2015, el más caluroso registrado desde las épocas pre industriales, según explican los científicos Ilissa Ocko y Scott Weaver, en esta publicación del Environmental Defense Fund.
Estamos saliendo de un diciembre excepcionalmente cálido en lo que probablemente sea el año más caluroso de la historia de los registros modernos. ¿Está el cambio climático finalmente golpeándonos con toda su fuerza?

Como sucede a menudo con la ciencia, el asunto es más complejo, especialmente con un fuerte fenómeno El Niño en el medio

Los datos preliminares muestran que 2015 ha sido sin dudas el año más cálido en los registros modernos. También fue el primer año en que las temperaturas medias globales superaron 1° C (1,8 grados Fahrenheit) por encima de la época pre industrial y el primero en que las concentraciones de dióxido de carbono superaron las 400 partes por millón promedio.

Según se calienta el clima, las probabilidades de eventos de calor extremo también aumentan. Durante el verano boreal de 2015, una ola de calor de casi dos meses mató a más de 2.300 personas en la India. El 31 de julio, la ciudad iraní de Bandar Mahshahr registró asombrosos 72°C.

En diciembre, se habían roto 3.000 récords diario en todo Estados Unidos, que acabaron con las esperanzas de una Navidad blanca. Más alarmante, aún, el Polo Norte terminó el mes con temperaturas de 10°C por encima del promedio.

El récord de calor también generó más humedad en la atmósfera, lo que alimentó los eventos extremos, como las recientes lluvias torrenciales, inundaciones y tormentas de nieve en Estados Unidos.

FENÓMENO EL NIÑO COMPARACIÓN 1997 2015

Pero los ciclos naturales también están jugando un papel. Lo que está pasando ahora, de hecho, es lo contrario a la llamada “pausa en el calentamiento” global. Hace unos años, una amortiguación temporal de las temperaturas superficiales globales fue en parte producto de los ciclos climáticos naturales con fases frías perdurables.

Aunque el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero de las actividades humanas añade más y más energía en el sistema climático, los ciclos climáticos naturales pueden por el contrario retrasar el calentamiento, del mismo modo que alterarán un sitio frío haciendo que la tasa de calentamiento global de repente se acelere.

Esta aceleración es exactamente lo que hemos experimentado en 2015: el desarrollo de un fuerte El Niño -un patrón natural del clima que se asocia con un calentamiento del océano Pacífico oriental y temperaturas globales más cálidas- dio un impulso al calentamiento causado por el hombre.

El Niño trajo sólo el 5% del calentamiento

Entonces, concluimos: aun bajo este último ciclo natural del clima, las emisiones humanas de gases de efecto invernadero representaron el 95 por ciento del calor récord del año pasado. El Niño contribuyó al calentamiento, pero desempeñó un papel secundario (foto Daily Mail).

Es más, El Niño no tiene prácticamente influencia en las temperatura del noreste de Estados Unidos, por lo que el clima cálido sin precedentes en esta región durante la semana de Navidad fue muy consistente con los efectos previstos del cambio climático causado por el hombre.

El hecho de que los gases de efecto invernadero de origen humano dominen las causas del calentamiento significa que el cambio está aquí para quedarse, a no ser que la humanidad se plantee un camino mejor.

Afortunadamente, 2015 fue también el primer año en que 195 países y la Unión Europea se comprometieron a cumplir un acuerdo global sin precedentes para combatir el cambio climático.

Texto original completo aquí

 

 

Tags: , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer