Cambio Climático

El Niño juega con la Antártida

Durante los últimos años, la franja de hielo que rodea la Antártida siguió alcanzando niveles récords, en contraste con el retroceso del hielo marino del Ártico.

Pero en este 2015, el pico máximo de finales de invierno boreal en la Antártida ha sido decididamente más bajo y losw científicos afirman que el fuerte Fenómeno El Niño es, probablemente, la razón de tan abrupto cambio.

El por qué la Antártida ha experimentado semejante récord de formación de hielo durante los últimos años todavía es motivo de análisis y estudio por parte de los científicos, aunque paradójicamente podría relacionarse con los efectos del calentamiento global en el continente austral, a través del aumento de aguas de deshielo de glaciares que se derriten hasta el cambio en los vientos.

Los investigadores sí han dejado en claro que cualquier aumento del hielo marino en la Antártida es poco frente a las pérdidas en el Ártico, que tendría profundas implicancias para la ecología y la economía boreal, tanto como potencial incidencia sobre patrones oceánicos y amtmosféricos.

Los niveles de hielo de la Antártida son naturalmente más erráticos que los del Ártico, lo que torna sorprendente los cambios anuales menos sorprendentes en el sur.

“Es un sistema muy oscilante”, explica Ted Scambos, veterano científico del National Snow and Ice Data Center en Boulder, Colorado.

Apenas al sur del epicentro de acción de El Niño, se forma una zona de baja presión conocida como Depresión de Amundsen, de gran influencia en el clima antártico.

“Su posición y fuerza es de gran, gran impacto” en la formación de áreas de hielo marino, así como en partes de la Antártida que han visto los más profundos impactos del calentamiento”, dice Scambos. “Es algo así como una complicada perilla que puede subir o bajar, girar a derecha o izquierda”.

El Niño tiende a debilitar la Depresión de Amundsen afectando vientos y temperaturas en la región, que a su vez puede incidir en la formación de hielo. Los vientos cambian de tal forma que tienden a humedecerla, y temperaturas más altas también limitan la formación de hielo marino.

Los patrones de más o menos hielo marino en torno de la Antártida este año se parecen a los de septiembre de 1997, la última vez que hubo un El Niño tan potente.

Ahora, el hielo que rodea la Antártida comienza a declinar según comienza la época de deshielo, mientras en el Ártico el hielo marino se expande con el avance del otoño y sus días más cortos y fríos.

Texto original completo aquí

Tags: , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer