Uncategorized

El poder de las mujeres ante el cambio climático

CC GÉNERO 3

(Por Jimena González, para Tiempo Inestable).-  La subestimación de la mujer en las acciones para frenar el cambio climático recorta la capacidad de adaptación y respuesta ante impactos como fríos extremos, sequías e inundaciones en todo el mundo, en especial en sectores vulnerables donde se les niega derechos, recursos y poder, con reglas culturales discriminatorias y represivas.

Gobierno y organizaciones de todo el mundo se han propuesto por ello revertir la situación en favor de los derechos de la mujer en ese campo, pero también porque su participación potencia notablemente la eficiencia de las acciones ante el cambio climático.

Como se sabe después de los recientes contundentes informes científicos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU, la variabilidad del clima afecta dramáticamente los recursos hídricos, la agricultura, la producción alimentaria y la salud humana

Aquí, algunos ejemplos del beneficio de relacionar estrechamente género y cambio climático.

En Bangladesh, las mujeres decidieron criar patos porque son aves que sobreviven a las inundaciones y la actividad las mantiene cerca de sus casas.

En Etiopía, las pastoras se unieron para formar grupos de ahorro y acceder a créditos que invierten en proyectos ganaderos.

En Ghana, ellas son líderes que reciben entrenamiento para adaptar poblaciones de las más vulnerables a inundaciones y sequías.

En Tajikistán, las mujeres construyen invernaderos para neutralizar la amenaza a la seguridad alimentaria que el cambio climático pone con mayores nevadas en zonas abiertas de montaña.

EL GÉNERO EN LA NUEVA AGENDA

CC GÉNERO 2

En los últimos años, varios estudios confirman la importancia de tratar el cambio climático con un enfoque sensible al género, para lograr una mayor adaptación y recuperación de los ambientes ante los embates del clima.

En 2012, la Cumbre Climática de Doha (COP 18) se destacó la importancia de “promover el equilibrio de género y la participación de la mujer en las negociaciones”. Al año siguiente, en la COP 19 de Polonia, un estudio reveló que “es en los países más pobres donde el cambio climático tiene más desigual impacto entre hombres y mujeres”.

En muchos países, la desigualdad de género y  los roles socialmente construidos que deben jugar las mujeres  afectan la posibilidad de planear estrategias que ayuden a disminuir los impactos que el cambio climático tiene en las comunidades.

PAKISTÁN, UN CASO

CC GÉNERO 1

También en la COP 19, la agencia ONU Mujeres presentó un estudio sobre sistemas de alerta temprana de inundaciones en Pakistán. Tomó en cuenta si los hombres trabajan en áreas de riesgo, si deben trasladarse  para mantener a sus familias, y si las mujeres que se quedan solas son capaces de tomar decisiones frente a una alerta de inundación o si dependen de hombres.

El estudio concluyó que “la vacilación a la hora de sacar a mujeres y niñas del ambiente protegido de sus hogares” era una de las razones por las cuales muchas no eran evacuadas, incluso cuando se había alertado la inminencia de un desastre.

El informe analizó también otros temas relacionados con el género en los campamentos para víctimas de inundaciones, como el acceso igualitario a los servicios de higiene y los problemas de seguridad que afrontan las mujeres.

“Cuando haces políticas referidas a alertas tempranas, tienes que tener en cuenta asuntos de género”, subrayó la pakistaní Maira Zahur, de Gender CC.

EMPODERAR A LAS MUJERES

CC GÉNERO 4

Muchas organizaciones sociales como esa trabajan en la identificación de las capacidades y habilidades de las mujeres para jugar un rol activo a la hora de diseñar planes que contengan el cambio climático y consideren por separado capacidades de hombres y mujeres.

También organizaciones de todo el mundo trabajan para crear políticas ambientales con sensibilidad de género y conectar a los gobiernos con las poblaciones más vulnerables para trabajar en conjunto.

Empoderar a las mujeres e incorporarlas en la toma de decisiones es el primer paso para lograr cambios.

Una de esas organizaciones es la Alianza Mundial de Género y Cambio Climático (GGCA), que trabaja para  asegurar que las políticas de cambio climático, la toma de decisiones e iniciativas en los planos mundial , regional y nacional sean sensibles al género.

En su documento “Garantizar la equidad de género en la financiación del cambio climático”, la GGCA sostiene que “el cambio climático es una de las mayores amenazas a los esfuerzos mundiales para reducir la pobreza y la vulnerabilidad “.

GGCA aboba por acciones concertadas para garantizar que la financiación climática responda de igual manera para la necesidades de las mujeres y los hombres dentro y entre países.

“administradas sabiamente, nuevas fuentes de financiación para el clima pueden ayudar a transformar los roles tradicionales de género y reducir las desigualdades. Sin embargo, al no incorporar a las mujeres y las diversas necesidades y perspectivas de los hombres en las respuestas al cambio climático serán aún más desventaja a las mujeres y disminuir la eficiencia y eficacia políticas”.

La variabilidad del clima, dice el GGCA en su documento, afecta dramáticamente los recursos hídricos, la agricultura, la producción alimentaria y la salud humana. Por eso, las políticas que responden tanto a las mujeres como a las necesidades prácticas y estratégicas de los hombres conducen a respuestas más efectivas.

Para asegurar más resultados positivos de desarrollo, el financiamiento de políticas contra el cambio climático debe estar estructurado de una manera que reconozca las implicaciones de género: la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y otras consideraciones sociales y económicas.

EL EJEMPLO DE CARE

CC GÉNERO 5

CARE es una de las organizaciones que trabaja para lograr estos objetivos. Como una organización basada en derechos, la estrategia de CARE está orientada a la capacitación de las personas pobres y marginadas.

CARE considera que la distribución no equitativa de los derechos, los recursos y el poder, así como las normas culturales y represivas, afectan la capacidad de las personas para actuar frente al cambio climático.

Una amplia gama de objetivos de desarrollo son alcanzables sólo si quienes toman las decisiones a todos los niveles reconocen los riesgos particulares que enfrentan las personas pobres y marginadas y sus funciones esenciales en la planificación, implementación y evaluación de medidas contra el cambio climático.

A muchas mujeres se les niega el acceso a informaciones nuevas sobre cambio climático y la participación en el proceso de la toma de decisiones a pesar de que tienen conocimiento y habilidades únicas para afrontar el cambio climático, incluyendo  la gestión sostenible del agua, la movilización y la salud de las comunidades para lograr una adaptación efectiva.

CC GÉNERO 6

Como además las mujeres son centrales para la seguridad de comida y el modo de vida de sus comunidades, CARE enfatiza la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

En Bangladesh, con el apoyo de CARE, las mujeres decidieron la mejor manera de adaptarse a las inundaciones más frecuentes y severas. Cuando se da una selección de opciones para diversificar sus ingresos, muchas mujeres eligieron criar patos.

Lo hacen cerca de sus hogares y de esa manera es más aceptable en términos de normas sociales que restringen el movimiento de las mujeres. Los costos iniciales son bajos, la actividad aún no ha creado una gran carga de trabajo en términos de tiempo o mano de obra, y los patos también producen huevos y carne para la comida y dinero en efectivo y puede sobrevivir inundaciones, ya que pueden nadar.

-En Etiopía, las mujeres pastores están tratando con sequías de manera más frecuente, participando en grupos de ahorro y créditos para grupos de mujeres. A través de estos grupos y de la asistencia de CARE, las mujeres están accediendo a créditos para invertir en modelos de ganadería y de esa manera tienen la posibilidad de mayor capacidad de recuperación.

-En Ghana, CARE ayudó a las comunidades y a los gobiernos locales a las personas más vulnerables de inundaciones, sequías y lluvias. Las comunidades y los gobiernos están trabajando ahora juntos para integrar la adaptación en planes de desarrollo locales y en asegurarse que las mujeres reciban entrenamiento y las oportunidades que necesiten para asumir roles de liderazgo.

-En Tajikistán, CARE ayudó a las mujeres a construir invernaderos simples que se extienden el período de crecimiento. Esto es crucial para la seguridad alimentaria de los hogares porque el cambio climático causó que aumentaran las capas de nieve, cambios en los tiempos de duración del invierno y en las lluvias erráticas en las comunidades a lo largo de la cordillera central.

Por JIMENA GONZÁLEZ, para Tiempo Inestable.

CC GÉNERO 7

Los agricultores del mundo tienen un papel central para hacer que la agricultura sea climáticamente más inteligente y productiva.

En la publicación “El estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2010-11”, la FAO dice que ” las mujeres representan, en promedio, el 43 % de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo.

Por lo tanto, si prácticas agrícolas climáticamente inteligentes se aceptaran ampliamente en las comunidades agrícolas del mundo en desarrollo, hombres y mujeres campesinas deberán darse cuenta de los beneficios que pueden proporcionar tales como una mayor productividad, una mejor calidad de vida, mayores ingresos y más opciones para hacer frente a la incertidumbre y el cambio.

El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2010-11 también señala que “las mujeres en la agricultura y las áreas rurales tienen un menor acceso a los recursos productivos y menos oportunidades que los hombres”.

”El cierre de la brecha de género en la agricultura generaría beneficios considerables para el sector agrícola y la sociedad”, lo que podría “reducir el número de personas hambrientas en el mundo entre un 12% y un 17%”.

Al asegurar que las prácticas climáticamente inteligentes reconocen y abordan claramente las diferentes necesidades de hombres y mujeres, podemos hacer una clara contribución a la reducción de la inseguridad alimentaria y de las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentar la adaptabilidad de los sistemas agrícolas.

Texto original completo aquí

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer