Cambio Climático

El punto invernadero sin retorno

Environmental-Photos-Of-The-Year-02.jpg

(Global Citizen).- A medida que las temperaturas globales continúan aumentando, los ciclos de retroalimentación climática aceleran los cambios ambientales.  Las Metas Globales de las Naciones Unidas instan a los países a proteger rápidamente el medio ambiente contra un mayor declive. 

Por ejemplo, a medida que los océanos continúan calentándose, los arrecifes de coral y todos los beneficios ambientales que proporcionan continuarán desapareciendo, causando que los ecosistemas marinos se deterioren aún más.

A medida que los patrones de precipitación cambian, algunas regiones obtienen más precipitaciones, inundando las áreas boscosas hasta el punto en que ya no pueden absorber la mayor cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero. Y a medida que las capas de hielo se derriten, los océanos circundantes absorben más rayos de sol, lo que provoca el calentamiento de las aguas y la fusión con una mayor cantidad de hielo.

Cada uno de estos procesos, y muchos más, tienen el potencial de aumentar significativamente el calentamiento global.

El deshielo del permafrost solo liberará tanto metano que las temperaturas globales podrían subir 0,9°C, según el informe.

“Espero que estemos equivocados, pero como científicos tenemos la responsabilidad de explorar si esto es real”, le dijo a The Guardian Johan Rockström, director ejecutivo del Stockholm Resilience Center, y autor principal del informe. “Necesitamos saberlo ahora. Es urgente. Esta es una de las preguntas más existenciales en la ciencia”.

Las teorías climáticas populares sostienen que el clima de la Tierra se estabilizará una vez que los humanos dejen de liberar emisiones de gases de efecto invernadero, señala The Guardian.

Pero este nuevo documento argumenta que el aumento de las temperaturas está desencadenando tantas reacciones en la cadena ambiental que la Tierra continuará calentándose y transformándose mucho después de que cesen las emisiones humanas.

Environmental-Photos-July-Britain-Heat-Record.jpg

En otras palabras, las emisiones de hoy están generando los cambios ambientales de décadas en el futuro. En consecuencia, una vez que el planeta se caliente 2°C más, puede ser empujado a circuitos de retroalimentación que eventualmente conduzcan a 4°C de calentamiento.

En ese punto, el planeta esencialmente estará en una fase de “invernadero”, sostienen los autores, inhóspito para la vida humana debido a tormentas extremas, sequías, olas de calor, incendios y mucho más. De hecho, los investigadores han estimado que para el año 2100 habrá más de 2 mil millones de refugiados por el cambio climático.

El mundo ya está vislumbrando esta potencial realidad a medida que las tormentas extremas azotan las costas, los incendios destruyen los bosques y los desiertos continúan expandiéndose.

“En el contexto del verano de 2018, definitivamente este no es un caso aislado”, dijo el Dr. Phil Williamson, científico del clima de la Universidad de East Anglia a The Guardian.

“Los autores argumentan que debemos ser mucho más proactivos al respecto, no solo acabar con las emisiones de gases de efecto invernadero lo más rápido posible, sino también desarrollar resiliencia en el contexto de procesos complejos del sistema Tierra que tal vez no entendamos completamente hasta que sea demasiado tarde”.

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer