Ciencia

Éramos pocos y apareció un microbio

CIENCIA CC PERMAFROST METANO CRITPOGRAMAS

El permafrost, la capa de hielo permanente que cubre el suelo en determinados lugares fríos del planeta, se derrite velozmente  y científicos acaban de descubrir en él un nuevo microbio clave en la liberación metano, un potente gas de efecto invernadero, según su investigación publicada por la revista Nature.

Cuando el hielo se retira, el methanoflorens stordalenmirensis contribuye mucho más que otras especies a la liberación de gases atrapados en el suelo, especialmente metano, uno de los principales factores del calentamiento de la atmósfera  y, por tanto, del cambio climático.

El descubrimiento lo hizo un equipo de científicos americanos, australianos y suecos en una investigación liderada por la Universidad de Arizona.

Este microbio, hasta ahora desconocido por la ciencia, es el más dominante en los suelos de permafrost del norte de Suecia, que se están descongelando por el aumento de la  temperatura, y libera grandes cantidades de carbono almacenado en el permafrost, en forma de metano.

Fuente: Cambio Climático en Chile – Terra.

Y OTROS PUEDEN DESAPARECER

(Agencia Materia). Imagine un coro que lleva siglos cantando a la perfección y de repente despiden al 40% de sus miembros y los sustituyen por seres de otra especie. Y ahora imagine que la vida en el planeta depende de cómo suene ese coro. Pues el microbiólogo español Ferran García Pichel ha descubierto que ese coro existe, aunque su existencia no es obvia: es un coro microscópico.

En los últimos cinco años, García Pichel y su equipo han viajado en todoterreno por los desiertos de Estados Unidos, desde Oregón a Nuevo México, llenando el maletero de “costras de suelo”, una especie de galletas formadas por bacterias, líquenes y musgos. Estas costras de suelo, que pueden parecer ajenas para los lectores, en realidad están por todas partes en las zonas áridas, esas que ocupan el 40% de los ecosistemas terrestres del planeta.

García Pichel, microbiólogo de la Universidad del Estado de Arizona (EE.UU.), y sus colegas han descubierto que en esas costras de suelo mandan dos especies de bacterias, Microcoleus vaginatus y la más desconocida Microcoleus steenstrupit. La primera domina en los desiertos más fríos, mientras que la segunda lleva la batuta en los desiertos del sur de Estados Unidos, más calurosos. “Estas bacterias suponen hasta el 40% de todos los microbios de la corteza del suelo. Y en cada una de estas galletas hay miles de especies de microorganismos diferentes”, explica García Pichel.

Los autores del estudio, que ocupa hoy la portada de la revista Science, advierten de que el cambio climático puede descuajaringar este coro de bacterias. Si las temperaturas suben como está previsto en el suroeste de EE.UU., hasta un grado por década, los científicos creen que la bacteria más aficionada al calor sustituirá “por completo” a su prima friolera en unos 50 años.

Versión completa en Materia.es

Tags: , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer