Energías

Europa duda sobre los biocombustibles

ENERGÍAS BIOCOMBUSTIBLES UE

Las emisiones de carbono indirectas generadas por la producción de biocombustibles a partir de cultivos de granos son mucho más altas de lo que se habían calculado, determinó un estudio encargado por la Unión Europea (UE).

El estudio puede ser una mala noticia para la industria de biocombustibles de Europa, a la que la UE está dudando si mantenerle su apoyo.

Hace dos años , la Comisión Ejecutiva de la UE había propuesto reducir a la mitad el objetivo original de mezclar obligatoriamente la mitad de las gasolinas con biocombustible, del 10% actual al 5%, preocupada por el posible impacto en los precios de los alimentos.

La Comisión Europea también propuso incluir una definición más amplia de las emisiones de carbono. Esta definición más amplia incluiría las emisiones indirectas, como resultado de los cambios provocados por el uso del suelo, como la deforestación que generaban nuevos cultivos para producir biocombustibles .

Ello debería sumarse a las emisiones directas proveniente del cultivo y la cosecha de maíz y girasol, y de su conversión en biocombustibles.

Dos años después, los estados miembros de la UE todavía debaten las propuestas de la Comisión. Pero el brazo de investigación de la UE, el Centro Común de Investigación (JRC), publicó esta semana nuevas estimaciones sobre las emisiones indirectas en el uso de la tierra, o ILUC .

ENERGÍAS BIOCOMBUSTIBLES UE 3

Cambio de estimación

El nuevo estudio, bajo nuevas premisas de investigación, determinó que las emisiones ILUC fueron de 3 % a 62 % más altas, en comparación con un estudio previo que se había sustentado las propuestas originales de la Comisión Europea.

El informe del JRC se realizó en colaboración con el Instituto Internacional  de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), con sede en Washington.

Probando varios nuevos supuestos, se encontró que el estudio original del IFPRI había asumido el rendimiento del trigo más alto para 2020 que la mayoría de los demás.

Los rendimientos recalculados a la baja condujeron a resultados de un alza de 15 % en las emisiones ILUC, estimados para la producción de etanol a base de trigo. Los rendimientos más bajos implican que se debe arar más tierra para producir biocombustibles.

Además , el estudio anterior había asumido que el área de cultivo de los cereales podría ampliarse desplazando a la de semillas oleaginosas, incluyendo las aceitunas, que no son tan flexibles y que en ese caso se trata de una planta perenne en lugar de una cosecha anual .

Así, considerando la expansión de la superficie cultivada menos flexible, los cálculos de emisiones ILUC se elevaron a un rango de 0 a 29 %, dependiendo del cultivo .

Por último, el nuevo estudio del JRC elimina el supuesto de que los biocombustibles podrían causar el consumo de alimentos a la baja, un resultado no deseado para las personas pobres .

El impacto en las emisiones ILUC respecto del consumo varía en función de la cosecha, a partir de una disminución del 20 % en el caso de la remolacha azucarera hasta un aumento del 30 % para la soja .

El efecto global , combinado de los tres cambios dio un aumento del rango de las emisiones ILUC, que pasó a entre 3 % y 62 %.

Fracaso

ENERGÍAS BIOCOMBUSTIBLES UE 2

En 2012, la Comisión Europea propusoe modificar tanto la calidad del combustible como las directivas de energía renovable que regulan la producción de biocombustibles.

Las propuestas requerirían biocombustibles que aseguraran un mayor ahorro en las emisiones directas de gases de efecto invernadero, en comparación con la quema de combustibles derivados del petróleo crudo convencional .

La Comisión también propone exigir a los Estados miembros que reporte sus emisiones ILUC por la producción de biocombustibles basados ​​en cultivos y decidirá en 2017 si las bases científicas son lo suficientemente sólidas como para afirmar si las emisiones ILUC deben ser tomadas en cuenta al calcular el ahorro total de carbono.

Estas propuestas se suman a lade reducir a la mitad el objetivo de mezcla de biocombustible en las gasolinas para 2020, del 10% al 5% de todo el combustible del transporte.

Los estados miembros de la UE no han logrado ponerse de acuerdo todavía sobre la adopción de las propuestas, pero este último estudio no hará nada para tranquilizar a la industria de los biocombustibles.

Por Gerard Wynn.

Texto original aquí

 

Tags: , , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer