Extremos

Filipinas llora el paso del tifón “Haiyan”

EXTREMOS HAIYAN TACOBLAN 10 NOV

El súper tifón de categoría 5 que arrasó el centro de Filipinas dejó a su paso unos 10 mil muertos, según estimaciones preliminares de lo que ya se vislumbra como el peor desastre natural que haya conocido este país.

Más de cuatro millones de personas fueron también afectadas directamente por “Yolanda”, como llamaron los locales al fenómeno, según el Consejo Nacional de Reducción de Riesgos de Desastre.

“La gente anda como zombis buscando comida, parece una película”, declaró una estudiante de medicina que participa de las tareas de reconstrucción tras el paso del tifón, considerado la mayor tormenta tropical en muchos años que haya visto el planeta, con olas de hasta seis metros azotando las ciudades costeras.

EXTREMOS HAIYAN INFOGRAFIA DE JOINT TYPHOON WARNING CENTRE

Los peores daños los sufrió la ciudad costera de Tacloban (580 km al SO de Manila), capital de la provincia de Leyte, donde el panorama este domingo era dantesco, con cadáveres por doquier y destrucción total de la infraestructura. Pero hay otras 300 personas fallecidas y unos dos mil desaparecidos también en la provincia de Samar.

La tormenta había tocado tierra este viernes 8 de noviembre con vientos de 314 Km/h y rachas de hasta 378 Km/h, en su ingreso a través de Guiuan, isla de Samar, según la agencia meteorológica nacional (Pagasa).

EXTREMOS HAIYAN TACLOBAN CNN
Tacoblan.

Las autoridades habían ordenado la evacuación de al menos 400.000 personas  en 22 provincias, y los meteorólogos agradecían que se hubiera movido muy rápido y provocara así, relativamente, menos daños.

“Por suerte, se ha movido veloz como un Porsche”, comentaba el pronosticador Michael Padua, de Weather Philippines, dando la idea de que el desastre pudo haber sido todavía peor.

Según el Centro de Avisos de Tifones, el “Haiyan”,  fue el cuarto sistema tropical más intenso en la historia mundial. El récord anterior de máximos vientos registrados de un ciclón tropical al tocar tierra lo tenía el huracán “Camile”, cuando tocó la costa de Missisippi (Estados Unidos) con vientos de 306 Km/h en 1969.

Hace menos de un año, en diciembre de 2012, el tifón “Bopha” provocó más de 1.800 muertos y desaparecidos (ver más abajo). Pero Filipinas sufre mucho más que los tifones.

Ahora, por la trayectoria que seguía el “Haiyan”, eran las autoridades de Vietnam las que comenzaron a ordenar al menos 600 mil evacuaciones, ante la llegada del tifón a ese país.

CALENTAMIENTO GLOBAL: SE DAN LAS CONDICIONES IDEALES PARA EL HAIYAN, SEGÚN EL NOAA

EXTREMOS HAIYAN CONDICIONES

La intensificación del súper tifón “Haiyan”, O “Yolanda”, está favorecida por condiciones ambientales “ideales”: baja cizalladura (diferencia de velocidad del viento entre dos puntos de la atmósfera) y temperaturas cálidas del océano, según la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA) estadounidense.

Los vientos máximos sostenidos del tifón eran este 7 de noviembre de 195 kilómetros por hora, muy por encima de la clasificación de la Categoría 5 que se utiliza para los huracanes del Atlántico y del Pacífico oriental.

En la imagen de arriba se observa la medición del calor potencial para ciclones tropicales, de 28 de octubre al 3 de noviembre, según datos del NOAA .

Este conjunto de datos muestra la cantidad total de energía térmica disponible para absorba una tormenta, no sólo en la superficie, sino integrada a través de la columna de agua.

Las zonas de agua profunda y cálida son de color púrpura, aunque cualquier región de las que van de color rosa a púrpura tiene energía suficiente para alimentar la intensificación de la tormenta.

La línea de puntos representa la previsión más exacta posible de la tormenta el 7 de noviembre de 2013.

Texto original completo aquí

EXTREMOS HAIYAN 9 NOV 2

Las claves de “Haiyan” está en cuán cálido se había tornado el Océano Pacífico en la semana previa o poco antes de que se formara el tifón.

La temperatura de la superficie del océano, así como la de sus aguas profundas, había aumentado de manera constante. Enormes cantidades de energía se almacenaron en la superficie, integrados a través de la columna de agua y disponible para ser liberada y absorbida por la tormenta, lo que alimentó la intensidad de Haiyan.

Junto con los vientos devastadores, el tifón llevó consigo un diluvio de lluvia y de marejadas que inundaron y destruyeron áreas costeras de Filipinas. A medida que la tormenta avanzó a través de tierra firme se debilitó camino a Vietnam.

El recientemente publicado informe del IPCC sobre cambio climático pone de relieve los riesgos del cambio climático global.

Durante mucho tiempo se ha reconocido que el aumento de las temperaturas medias globales tiende a llevar a cambios en los patrones y frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos.

Aunque tifones como “Haiyan” tomados por separado no pueden atribuirse directamente a estos cambios, las estadísticas sobre el tamaño y la frecuencia de estas tormentas nos ayudan a construir una imagen de cómo los cambios en el clima están afectando el comportamiento del planeta.

Los climatólogos están interesados ​​en desarrollar modelos precisos que proporcionen factores de riesgo exactos para super tormentas y ciclones.

La historia dice que esto es un riesgo no sólo para los isleños del Pacífico y del Caribe, sino también para la Costa Este de Estados Unidos e incluso la zona templada del Reino Unido se ha vuelto vulnerable a las condiciones climáticas extremas.

Nuestro planeta, y en particular sus océanos, se calientan y la simple física nos dice que la energía almacenada es probable que conduzca a un aumento en la intensidad y frecuencia de las tormentas devastadoras como “Haiyan”. ¿A qué costo para las comunidades costeras e insulares?

Texto original completo aquí

EL ANTECEDENTE DEL BOPHA

EXTREMOS BOPHA UNICEF

1.838: ése fue el número de muertos (906) y desaparecidos (932) que las autoridades filipinas atribuyeron al paso devastador del tifón “Bopha”(categoría 5) durante la primera semana de diciembre de 2012, cuando arrasó aldeas enteras y destruyó muchos cultivos. 

El tifón, también llamado “Pablo”, se adentró en la isla de Mindanao con vientos huracanados e intensas lluvias, y castigó además Visayas y la isla de Palawan, dejando un tendal de más de 2.500 heridos, 5,5 millones de damnificados, casi 60 mil evacuados y un cuarto de millón de viviendas y chozas afectadas, de ellas 60 mil destruidas totalmente.

Organizaciones no gubernamentales y meteorólogos atribuyeron la violencia del “Bopha” al calentamiento inusual de las aguas del océano causado por el cambio climático, además del hecho de que llegó después de la habitual temporada de monzones, que termina en noviembre, a un país con un tercio de la población pobre y con viviendas precarias.

Según las ONG filipina Panalipdan la deforestación que hizo la industria minera y agrícola agravaron las inundaciones y los deslaves.

A Mindanao sólo le queda un 10 por ciento de sus bosques originales pero según los expertos necesita más de su mitad forestada para superar su vulnerabilidad a estos desastres.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer