Energías

Fukushima sólo quiere depender de renovables

ENERGÍAS FUKUSHIMA RENOVABLES 2014

La provincia japonesa de Fukushima, devastada hace casi tres años por el terremoto y el tsunami que provocaron un accidente nuclear en la planta de Fukushima Daiichi, se ha comprometido a convertir su energía en 100 por ciento renovable para 2040.

La energía se generará a través de comunidades locales de toda la provincia, de  dos millones de habitantes. El anuncio, hecho durante la Conferencia de Energía  Comunitaria, se opone a la agenda del primer ministro japonés, Shinzo Abe, de reactivar la energía nuclear en todo el país.

“El gobierno nacional está muy negativo”, dijo Tetsunari Iida, director del Instituto de Políticas de Energía Sostenible japonés. “Los gobiernos locales, la municipalidad de Fukushima o las autoridades metropolitanas de Tokio están mucho más activass y progresistas que la administración nacional, tomada por los industriales”.

El ex primer ministro japonés Morihiro Hosokawa es candidato a alcalde de Tokio en una plataforma anti-nuclear. La elección de este 9 de febrero era vista como un referéndum sobre los esfuerzos del premier Abe de reactivar los reactores nucleares y el futuro de la energía nuclear en Japón en general.

“Tokio empuja las centrales nucleares y los residuos nucleares a otras regiones, mientras disfruta de la comodidad de la electricidad como un gran consumidor”, sostuvo Hosokawa en enero.

ENERGÍAS APAGON NUCLEAR JAPON FUKUSHIMA 2

 

“El mito de que la energía nuclear es limpia y segura se ha derrumbado. Ni siquiera tenemos un lugar para almacenar los residuos nucleares. Sin eso, el reinicio de las plantas sería un crimen contra las generaciones futuras”.

Fukushima actualmente obtiene el 22 por ciento de su energía de fuentes renovables. En noviembre, un complejo de 2 megavatios de turbinas eólicas en alta mar comenzó a operar a 12 kilómetros de la costa de la ciudad. Otras dos turbinas de 7 megavatios están en fase de planificación.

El Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón ha dicho que la capacidad total de energía eólica marina puede alcanzar hasta los 1.000 megavatios.

“Fukushima está dando un gran paso  en su estrategia de ir paso a paso hacia el futuro”, dijo el gobernador de Fukushima, Yuhei Sato, en la ceremonia de apertura de la turbina. “La energía eólica off shore es un símbolo de ese futuro”

Una estación de 26 megavatios de energía solar también acaba de empezar a construirse en la prefectura. El mercado de energía solar de Japón está en auge y superó las predicciones para 2013 de los analistas solares, en gran parte debido a los incentivos del gobierno, tales como un sistema de primas que se convirtió en ley poco después de la crisis de Fukushima.

El encofrado de 50 reactores nucleares de Japón tras el incidente obligó al gobierno a centrarse en las fuentes de electricidad alternativas.

ENERGÍAS FUKUSHIMA RADIACTIVIDAD

“Todavía hay un largo camino por recorrer en Japón debido a que la posición oficial del gobierno sigue siendo muy pro-nuclear, por lo que sería ingenuo decir que esta es una manera fácil, que sólo tenemos que dar ejemplo y otras regiones seguirán”, sostuvo Stefan Schurig, director del Climate and Energy Department of the World Future Council, en la Conferencia de Energía  Comunitaria.

El debate sobre el futuro de la energía nuclear a escala global difícilmente pueda ser una polémica la que se encuentro un lado bueno. La energía nuclear sigue siendo asombrosamente cara y no se ha abaratado durante décadas como muchos esperaban.

Sin embargo, James Hansen, un importante climatólogo, abogó por una acción inmediata sobre el cambio climático y una mayor inversión en energía nuclear. “Me parece que hay una gran cantidad de ecologistas que están empezando a mirar los hechos y a apreciar la potencial ventaja ambiental de un desarrollo inteligente de la energía nuclear”, desafió.

Pero en Japón las cicatrices de la catástrofe nuclear aún están frescas en la mente del público. En septiembre de 2013 una encuesta encontró que el 53 por ciento de los japoneses preferían una reducción gradual de la energía nuclear y el 23 por ciento, hacerlo inmediatamente.

En Fukushima, la situación local sigue sin resolverse, con la radiación nuclear en la central atómica en niveles ocho veces superior a los estándares de seguridad del gobierno hasta mediados de enero de 2014.

CENTRAL NUCLEAR DE SAN ONOFRE

Las fugas de agua radiactiva de la planta también han sido un tema constante de preocupación -tanto para los locales como para la comunidad internacional- con cerca de 300 toneladas métricas de aguas subterráneas contaminadas que se filtran en el océano cada día, de acuerdo con el gobierno de Japón. El gobierno anunció recientemente nuevas directivas para la captura de agua antes de que llegue a ser contaminada y desemboque en el océano.

El gobierno también está negociando con la Federación Nacional de Asociaciones Cooperativas Pesqueras para obtener la aprobación de volcar el agua subterránea de la planta nuclear de Fukushima en el océano dándoles la seguridad de que la contaminación radiactiva sería por debajo del límite legal.

Mientras tanto, una Ciudad de Energía Renovable (REV, por sus siglas en inglés) de 120 paneles y planes para sumar turbinas de viento solar ha surgido en las tierras de cultivo contaminadas que rodean la planta de energía nuclear. Este es un ejemplo del tipo de proyectos defensores de la energía renovable en la región con los que se espera alcanzar la meta de 100 por ciento de energía renovable para 2040.

Se espera que agua contaminada con radiación de Fukushima llegue a las costas de América de este año. En diciembre, el presidente de la Comisión Reguladora Nuclear norteamericana, Allison Macfarlane, dijo que el agua podría llegar a Estados Unidos con niveles de menos de 100 veces menor que el umbral aceptado en el agua potable. Los científicos están dispuestos a probar las aguas, pero se muestran escépticos de que se encuentren niveles peligrosos de contaminación.

“No sabemos si vamos a encontrar una señal de la radiación”, afirmó Matt Edwards, un científico de San Diego que trabaja en uno de esos proyectos. “Y yo personalmente no creo que vaya a representar una amenaza para la salud, si es que existe. Pero vale la pena preguntar si hay una razón para estar preocupados por un desastre que se produjo en el otro lado del planeta hace algún tiempo”.

Texto original aquí 

 

Tags: , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer