Extremos

Furia y desamparo de los inundados británicos

Fusiliers in Wraysbury

Pasa también en el Primer Mundo. Las lluvias en el sudoeste de Inglaterra provocan las peores inundaciones en 30 años. Pero la reacción del Gobierno para ayudar fue lenta y tardía, y desató la bronca de las comunidades más afectadas, en los condados de Surrey y Berkshire. El primer ministro David Cameron reconoció que el país no está bien preparado para estos eventos climáticos. Los británicos atraviesan en invierno más húmedo en más de dos siglos y persisten las alertas de inundaciones (foto de portada, Carl Court – AFP).

Un centenar de soldados del I Batallón del Regimiento Real de Fusileros británicos entró decidido al condado de Berkshire, en la primera línea de la batalla contra las inundaciones, pero se dieron cuenta de que había llegado… sin botas.

Allí estaban los militares anunciados por el primer ministro David Cameron como prueba de que la crisis abierta por las inundaciones, en especial del Támesis, estaba bajo control. Pero los vecinos del Berkshire, atravesado por el río, se quejaron de que cuando el agua avanzó los refuerzos enviados no podían ni bajar de sus camiones.

El pelotón, se supone que enviado a comprobar el estado de los terraplenes de defensa- quedó sin bajar de tan profunda que era el agua y terminó sentado en la caja de los camiones, mientras los vecinos andaban en botas de caña alta.

“No los dejó el agua”, dijo Ian Yorke, de 50 años, un director de operaciones de British Airways que vive en la calle inundada. “No tenían botas, ni nada. No vinieron preparados. Los mandaron a mostrarse”.

La situación parecía resumir la frustración de los residentes de la localidad de Wraysbury, que se inundaron por segunda vez este año el fin de semana pasado y recién veían ahora un primer intento de ayuda oficial.

Britain Floods

La jornada ya había comenzado con polémica cuando el secretario de Defensa, Philip Hammond, dijo a los residentes que le llamaba la atención que soldados y policías no hubieran entregado sacos de arena para las defensas y al ir a comprobarlo confirmaron que los vecinos decían la verdad.

Cuando las tropas llegaron finalmente desde su base de Tidworth en Wiltshire recibieron una fría bienvenidade los residentes, que multiplicaron sus propias operaciones de rescate y patrullas durante varios días durante lo que apenas durmieron.

“Lo primero que veías en las noticias nacionales era Wraysbury y, de repente, hoy se convierte en esta locura de despligue”, dijo Kerry Willoughby. “Es una locura: demasiado poco, demasiado tarde, demasiadas personas que han perdido un montón de cosas y que no deberían haber tenido que llegar a esto. Todas estas camionetas son más un estorbo que otra cosa…”, se lamentó.

“Esto es ridículo”, agregó Beverley McCauley. “¿Qué están haciendo aquí hoy? Realmente, no sé lo que van a hacer. El daño ya está hecho. Parece que tuvieran que ver lo que pasa para hacer algo. Hoy aparecieron con tres camiones cargados de sacos de arena, no había ninguno ayer o el día anterior, cuando hacía falta”.

EXTREMOS GB INUNDACIONES 2014 6

El comandante a cargo de los militares enviados reconoció que habían llegado bastante después del comienzo de la operación de recuperación que montaron los vecinos.

“Yo no diría que el trabajo ya estaba todo hecho, pero estaba muy avanzado cuando llegamos”, admitió el comandante Jim Skelton. “Una de nuestras funciones es ahora ayudar a llenar sacos de arena y llenarlos lo más rápido que podamos. Estamos también ayudando a identificar a las personas vulnerables que necesitan evacuación y los que optaron por permanecer en sus hogares”, explicó.

Los soldados levantaron una tienda de comando en un campo junto al parque infantil y unos 20 soldados comenzaron a llenar sacos de arena, que luego fueron entregados por voluntarios locales. Otros pelotones pequeños recorrieron el pueblo y preguntaron a los residentes si querían evacuarse. Muchos dijeron que estaban dispuestos a quedarse, pero que querían sacos de arena, que las tropas, lamentablemente, no habían traído con ellos.

Cuando Su Burrows, el director local de inundaciones y convertido en cabeza de la respuesta de emergencia de la comunidad, se dirigió a un salón de la escuela lleno después de la llegada de las tropas y proclamó la victoria no sobre la inundación, sino sobre la lenta respuesta de la burocracia del gobierno.

“Lo hicimos”, dijo entre los aplausos. “Contamos con la Agencia de Medio Ambiente, el distrito real de Windsor and Maidenhead, tenemos a la policía, tenemos al servicio de bomberos y al Ejército. Sé que están enojados y frustrados, pero tenemos que pasar por esto. Nuestra comunidad es una de las mejores del mundo”, dijo orgulloso.

EXTREMOS GB INUNDACIONES 2014 7

Un hombre, que pidió no ser identificado, detalló la ira creciente en el pueblo. Señaló a un Land Rover de la Agencia de Medio Ambiente y se quejó: “Ésa es la primera vez que los hemos visto aquí en cuatro semanas Estábamos inundados desde el 11 de enero”, recordó (foto de arriba: Carl Court, AFP).

Las tropas y los funcionarios no fueron los únicos en convertirse en el foco de la frustración local. La afirmación del primer ministro Cameron desde su sede londinense de Downing Street de que había habido “una fuerte respuesta” ante las inundaciones causó sorpresa en el pub George.

“No ha habido ninguna respuesta”, dijo Keith Corio, de 65 años. “Un chofer de ambulancia que estaba de franco llegó el otro día en su propia canoa y no vimos a nadie del servicio de bomberos hasta el lunes por la noche”.

Ed Miliband

Ed Miliband (foto, a la derecha), en una misión de ofrecer “apoyo moral”, se encontró tamborileó fuera del centro de mando improvisado en la escuela primaria de la aldea por el teniente de alcalde de la ciudad real de Windsor and Maidenhead, Margaret Lenton, quien acusó al líder de la oposición de la búsqueda “una oportunidad para tomar fotos”.

Como Miliband dio una entrevista por televisión, Lenton gritó: “Ustedes, la gente a salir.”

El líder opositor laborista Ed Miliband, quien acudió a dar “apoyo moral”, también terminó criticado en el centro de operaciones montado en la escuela primaria del pueblo, por una funcionaria del Royal Borough of Windsor and Maidenhead, Margaret Lenton, quien lo acusó de oportunista y de buscar una foto .

Cuando Miliband daba una entrevista a la televisión, Lenton irrumpió al grito de “usted, váyase de aquí”.

“¿Qué hace acá?”, increpó. “¿Dónde estuvo todo este tiempo? Se quedó mirando mientras tratábamos de organizar a los evacuados. Ahora aparece por una foto para la ocasión mientras afrontamos el difícil rescate de ancianos y de gente vulnerable”.

Miliband también fue abordado por un residente enojado, Jane Davison, cuya casa quedó inundada desde el domingo. Ella escuchó cuando Miliband dijo que estaba impresionado por la respuesta de los servicios de emergencia, con el apoyo de la población local. Miliband le respondió: “Reprocho al gobierno de Cameron que haya sido demasiado lento. Este apoyo debió llegar mucho antes”.

Entonces, la vecina dijo: “Nunca he estado tan cerca de golpear a alguien”.

Texto original aquí

“NO HABRÁ PROBLEMAS DE DINERO”, PROMETE CAMERON

David Cameron with residents in Staines-upon-Thames

El primer ministro británico, David Cameron, se comprometió a reunir todos las fuerzas del Estado para hacer frente a la crisis de las inundaciones provocadas por las intensas lluvias en el sudoeste de Inglaterra, que también desbordaron el Támesis, y anunció fondos públicos ilimitados para proteger a las familias.

“Mi mensaje al país hoy es que el dinero no será un problema. Tomaremos todas las medidas necesarias. Somos un país rico y hemos cuidado nuestras finanzas públicas”, desafió.

Después, ante el Parlamento, Cameron aceptó que su gobierno deberá hacer “todo lo posible” para mejorar la resiliencia del país ante extremos climáticos.

“Está claro que vamos a ver más eventos extremos”, dijo y reiteró que desembolsará todo el dinero que haga falta para ayudar a los condados afectados, con una ayuda de 5.000 libras (unos 8.300 dólares) por vivienda inundada y 10 millones (16,5 millones de dólares) en fondos para granjeros que vieron anegados sus campos.

Texto original aquí 

ALERTA DE MÁS INUNDACIONES

EXTREMOS GB INUNDACIONES 2014 5

La Agencia Ambiental de Reino Unido emitió 16 alertas de inundaciones graves. Eso significa que los factores meteorológicos pueden representar un riesgo para la vida.

La mayoría son para la zona del río Támesis en los condados de Berkshire y Surrey, al oeste y sur de Londres respectivamente, donde la policía advirtió que hay 2.500 hogares en riesgo de verse afectados.

En algunos lugares se han registrado niveles récord de subida en el río. El gobierno envió a efectivos de las fuerzas armadas a ayudar a la población y a construir defensas contra inundaciones.

El agua está subiendo también en Somerset, en el suroeste de Inglaterra, una zona que ha estado anegada por semanas. Se esperan varios días de abundantes lluvias y fuertes vientos en el país.

Fuente: BBC.

 

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer