Historias

EL DILEMA DE UN CAZATORMENTAS

CC TORNADO OKLAHOMA CAZATORMENTAS RIESGOS

La muerte de tres cazatormentas profesionales (luego se supo de un cuarto, un aficionado que envió una fotografía desde su automóvil minutos antes de morir) son las primeras en medio siglo de esta actividad nacida en Estados Unidos. “Nadie ha perdido la vida haciendo esto”,  decían los pioneros. Ya nada será igual. La tragedia dirige especialmente la atención a la temeridad con la que muchos aficionados persiguen tormentas por curiosidad turística o por pura fascinación, sin el interés científico que alentaba a las víctimas fatales de los tornados del 31 de mayo en El Reno, Oklahoma.

Por Ian Livingston y Mark Ellinwood (*).- Los trágicos acontecimientos del 31 de mayo de 2013 en Oklahoma serán recordados por muchas razones. Al menos 13 personas murieron en el área de Oklahoma City durante los tornados de ese día. Tres de ellos eran cazatormentas, los primeros en morir persiguiendo tornados en los 50 años de historia que tiene la actividad.

No eran los únicos cazatormentas, pero figuraban entre los más conocidos y más respetados. Tim Samaras, su hijo Paul y Carl Young lo hacían profesionalmente. Su misión era la ciencia y trataban de obtener más conocimientos sobre estos acontecimientos mortales, en un esfuerzo por darle mayor protección a los demás.

¿Una cultura de imprudencia?

Antes de que se difundiera temprano la información sobre las muertes de los tres, se discutía mucho en la comunidad de cazatormentas sobre qué hacer ese día. Muchas de las preguntas giraron en torno de lo que podría describirse como una cultura temeraria de los “storm chaser”.

No vamos a discutir que hay cazadores que hacen caso omiso tanto de su propia seguridad y de la seguridad de los demás a su alrededor, a menudo por lo que parece ser un ansia de gloria personal, de convertirse en ser el primeros en publicar un video de algún tornado.

Es incorrecto etiquetar así a todos los cazatormentas. De hecho, a casi todos los que he conocido en el campo no le gusta ese comportamiento. Al perseguir una tormenta es muy fácil pasar por alto la propia seguridad, aun cuando se tomen todos los recaudos.

La mañana del 31 de mayo, mientras hacíamos un tour de dos semanas persiguiendo tormentas en las Planicies, acordamos que había muchas probabilidades de que la jornada fuera muy peligrosa en cualquier punto del área de Oklahoma City. La que hicimos es una consideración que debería hacer todo cazatormentas.

El Reno es un área atractiva para cazar tornados, e incluso habíamos estado allí el día anterior persiguiendo tormentas que luego se movieron hacia el Norte. Pero decidimos no seguir allí porque ese viernes el mejor escenario de tormentas estaba en Oklahoma City, no hacia el Norte o hacia el Sur.

Sabíamos que si una tormenta se desarrollaba hacia nosotros o hacia el oeste de nuestra posición se movería derechito hacia el área metropolitana de Oklahoma. Dada la inestabilidad extrema y otros elementos a considerar, el potencial de una tormenta inusualmente complicada era alto.

Y eso es algo que queríamos evitar a toda costa. Especialmente cuando tomamos en consideración que las personas tratarían de huir en coche dado los acontecimientos recientes (el destructivo tornado del 20 de mayo, ndr), además del habitual tráfico de los viernes por la tarde.

EXTREMOS TORNADOS OKLAHOMA 2 CAZATORMENTAS GRAFICO
Gráfico de la evolución del tornado de El Reno.

El del 31 de mayo fue básicamente un escenario de lo peor para perseguir tornados debido a la evolución de las tormentas y a la gran área metropolitana que rozaban. Cazatormentas que no terminan siendo directamente afectados por un tornado a menudo terminan atrapados en el tráfico mientras trataba de salir de la zona.

El tornado de El Reno trazó un extraño -pero no desconocido- recorrido entre el Sur y el Norte, cuando el patrón de las otras tormentas continuaba principalmente hacia el Este. Esta tormenta también produjo muchos vórtices de succión de corta duración, de esos que pueden aparecer repentinamente y ser bastante fuertes.

Mientras que muchos tornados siguen un camino bastante predecible, el movimiento y el comportamiento errático de éste fue un factor que contribuyó a que muchos cazadores fueran sorprendidos con la guardia baja. El hecho de que haya seguido hacia el Este por la carretera I-40 y hacia Oklahoma City después de hacer un giro repentino hacia el Norte determinó situaciones aterradoras.

Esta imprevisibilidad quedó fuera de nuestras prioridades cuando decidimos no perseguir esta tormenta, aunque es algo a tener en cuenta para cualquier tornado.

Por ser más competitivo…

En nuestro tour de vacaciones persiguiendo tormentas durante dos semanas, que finalizó antes de tiempo debido a significativos “éxitos”, nos perdimos varios tornados por ir a lo seguro. En muchos de los tornados que vimos, quedamos más lejos que muchos otros cazatormentas.

EXTREMOS TORNADO EL RENO RECORRIDO GRÁFICO
Recorrido del tornado de El Reno.
Como cazatormentas relativamente nuevos en las Planicies (este fue nuestro tercer año haciendo tours de dos semanas), no pretendemos conocer todos los secretos de la actividad. No le fallamos a la gente que llevamos por el hecho de no quedar más cerca de los tornados, aunque es difícil entender por qué camarógrafos o fotógrafos se acercan tanto como para quedar en medio de los fragmentos y dejar que los impacten.

Las personas que conocimos persiguiendo tormentas son casi todas increíbles. ¡Nerds del tiempo, uníos! Estas personas van desde los meteorólogos profesionales y aficionados dedicados hasta -por desgracia- personas que no saben realmente lo que están haciendo y por qué. Una cosa que todos tienen en común es el amor por las tormentas y, en muchos casos, por la ciencia detrás de la tormenta.

El costado competitivo de la caza de tormentas es muy cierto, y muy perjudicial. Fuimos testigos de cazadores en camionetas blindadas con sus nombres grabados que se ponen en peligro sin razón evidente. Hemos visto incluso caminos rurales congestionados hasta el punto de que una salida segura quedaba bloqueada. El asunto de la ruta o de la “convergencia de cazadores” en las Planicies se da casi sólo en Oklahoma central, aunque también ocurre en Kansas.

Justo el día antes del tornado de El Reno, estábamos en carreteras congestionadas de poca visibilidad en el centro-norte el noreste de Oklahoma. Aunque no es un área metropolitana como Oklahoma City, era fácil ver cómo el tráfico podría haberse convertido en un problema si un gran tornado irrumpía allí.

El 27 de mayo, cuando el equipo de Sean Casey interceptó un gran tornado, nos habíamos sentado detrás de la tormenta, de lejos, cuando vimos una importante firma de rotación en el radar y la lluvia nos había oscurecido totalmente la visión. Otros se adentraron en la zona en la que había probablemente un tornado, y unos pocos “afortunados” consiguieron fotos que se comparten en Twitter.

Tras la seguridad

EXTREMOS CAZATORMENTAS RUTA ATESTADA
Carretera atestada de vehículos en un área de tormentas.
Al acercarse a un tornado, la sensación de seguridad o el hecho de haber permanecido a salvo en las 20 persecuciones anteriores no es una garantía de seguridad. Cazar tormentas es peligroso de por sí. “Nadie ha muerto haciendo esto”, se decía hasta ahora. Lamentablemente, ya no es el caso.

Nuestro amigo Amos Magliocco ha estado persiguiendo tormentas desde los “buenos viejos tiempos”. Lo ha hecho con muchos pioneros de la actividad, pero podría decirse que la mayor parte de la actividad se ha transformado en algo que no solía ser. Tim Samaras fue una verdadera figura, pero que solía ser una de los pocos que seguía allí, junto a la carretera, después de manejar ocho horas hacia la nada.

En 2007, Amos y su compañero cazatormentas Eric Nguyen fueron alcanzados por un tornado en Tulia, Texas. Entonces como ahora no estaba de moda ser alcanzado por un tornado. De hecho, por la forma en que Amos lo describe, estaríamos tentados de decir que siente más vergüenza que otra cosa.

Amos fue uno de los que decidió no perseguir de cerca las tormentas de Oklahoma City el 31 de mayo y sus palabras, probablemente, nos ayudaron a mantenernos fieles a nuestras ideas iniciales (a decir verdad, nos volvimos hacia el Norte apenas creció la tormenta).

Después de la noticia de la muerte de Samaras, que golpeó la comunidad de cazatormentas, hablamos con Amos acerca de por qué era personalmente renuente a ir a la zona ese día. “No fue sólo por una regla a seguir en Oklahoma City, pero también por las secuelas que había dejado el tornado de Moore el 20 de mayo. Me ganó el pánico”.
Testigo de la fuerza destructiva

La mañana del 31 de mayo, nos encontramos con tiempo extra antes de que lo que se suponía que las tormentas “comenzaran” (o se desarrollaran y posteriormente explotaran). Mientras tanto, conducimos a través de partes de Moore.

Las imágenes o vídeos no pueden hacer justicia a las escenas que vimos.

Desconcertante como resulte en persona, es algo que todo cazatormentas debería ver de cerca. La destrucción combinada con el azar es increíble. Hay señales muy claras en el surco de destrucción que dejó el tornado de lo que puede suceder si el error es muy grande en el intento de estar muy cerca de algo muy grande.

Ver los daños en Moore, luego de conducir por carreteras suburbanas congestionadas al mediodía, fue tal vez la última indicación que tuvimos de si debíamos correr a la zona donde estaban dados los condimentos para un mayor tornado, o si debíamos tratar de encontrar un blanco secundario de caza.

Ese tipo de decisiones puede faltar en cazadores con menos experiencia u observadores meteorológicos en general. Otros, directamente, podrían ignorarlo.

Si bien esta no es la razón, un investigador de renombre como Tim Samaras terminó en el lugar equivocado. Es tal vez una de las razones por las que muchos otros (y había un montón) también se vieron afectados por el tornado. Antes de ese día era raro para cualquier cazador sufrir el impacto directo de un tornado.

Como cazatormentas, todos corremos hacia tormentas peligrosas y debemos comprender sus posibles consecuencias. También debemos recordar que las tormentas son, en última instancia. y esencialmente impredecibles. Las cosas malas suceden a pesar de nuestras mejores intenciones para evitarlas.

Incluso entre los cazatormentas “tranquilos” (entre que creemos estar), en la adrenalina que acompaña la persecución de tormentas todos a veces perdemos de vista ese carácter imprevisible.
Ver una supercélula gigante vagando por las llanuras, o un tornado a campo abierto, genera casi una atracción irracional de ver otros, no importa dónde esté.

¿Como en el Everest?

TORNADO CAZATORMENTAS TIM SAMARA PERSONAL SEGUN NATGEO 2
Tim Samaras, en plena tarea cientifica.

Al evaluar si esta jornada de tornados del 31 de mayo cambiará la persecución de la tormenta, Amos Magliocco hizo una comparación interesante.

Se preguntó si 31 de mayo influirá tanto como el desastre del Monte Everest en 1996 lo hizo con el montañismo. Nueve personas murieron allí en una expedición, la mayor cantidad de una sola vez. No fue culpa de nadie per se -una fuerte tormenta inesperada ingresó e hizo lo que hacen las tormentas. Pero en épocas anteriores, los afectados habrían sido menos y probablemente haber estado en mejores condiciones como grupo para lidiar la situación.

Amos sostuvo que la tragedia “introdujo un nuevo nivel de seriedad de lo que es escalar”.

Discutiendo sobre la persecución de tormentas, su utilidad y los motivos que tienen los que lo hacen, hay que recordar constantemente que hay muchos tipos de cazadores. Barbara Boustead hizo lo explicó en su blog:

“Los meteorólogos acuden a capturar el desarrollo y la estructura de los tornados, y a observar uno, para dar aviso y para comprender las tormentas. Otros cazatormentas sienten sólo la llamada de la naturaleza, como los que escalan paredes rocosas o esquían fuera de las pistas, para acercarse lo más posible al poder y la belleza de la naturaleza”.

Tras la noticia de que había habido muertos, y que entre ellos estaba Samaras, la mayoría de los cazadores probablemente pensó: “Si le pasó a Tim, me puede pasar a mí”.
Tim y su equipo fueron siempre extraordinariamente cuidadosos en los entornos de tornado más peligrosas que se puedan encontrar. Su papel y el de su equipo en la recopilación de datos con sondas los puso mucho más cerca de un tornado que a muchos, y él, sin dudas, era más consciente del riesgo personal que corría que cualquier otra persona.

Paralizante como ha sido el golpe para la comunidad de cazatormentas, y para todos los que alguna vez puedan verse afectados por un tornado, tal vez podamos igual recordar la seriedad con la que Tim, Paul y Carl trataban la actividad. Y así podemos tratar de ser más serios nosotros mismos.

(*) El autor, Mark Ellinwood, es meteorólogo. James Hyde es estudiante de geografía y gestión de emergencias de la Universidad de Millersville, cazó tormentas con Ian y con Mark este año y contribuyó a este artículo.

:::

Impresionante video sobre el tornado del 31 de mayo de 2003, tomado por una empresa de tours de cazatormentas.

VER VIDEO AQUÍ

TRAGEDIA DE UN AFICIONADO: EL RIESGO, LA FOTO Y LA MUERTE

EXTREMOS OKLAHOMA FOTO CAZATORMENTAS AFICIONADO MUERTO 13 DE MAYO 2013

The Oklahoman reportó el 3 de junio de 2013 que el cazatormentas amateur Richard Charles Henderson, de Hinton, tomó una fotografía (ver aquí arriba) con su celular el tornado categoría EF-3 que pasó por El Reno y se la envió a un amigo, antes de que el fenómeno acabara con su vida. George Slay, amigo íntimo de Henderson, dijo que recibió la fotografía a las 6:05 p.m de ese día.

Diez minutos después, Slay dijo que escuchó un estruendoso ruido desde el teléfono con el que Henderson le había dicho que restos arrastrados por el tornado golpeaban su coche, y que fue lo último que escuchó de él.

Henderson fue uno de los al menos 18 muertos en el tornado y las inundaciones que ocasionó en Oklahoma y su cuerpo fue hallado entre fragmentos dejados por el fenómeno, cerca de El Reno.

Texto original aquí

:::

RAYOS JIME COLOMBIA

(Bogotá, por Jimena González) Enterrarlo vivo, recetó el doctor. El paciente cumplió y durante varios días a Alexander Mandón lo enterraron semidesnudo hasta el cuello para sacarle la corriente que lo persiguió durante meses.

 Alexander, de 20 años, servía en un batallón de Cartagena, Colombia, cuando en septiembre del año pasado le cayó un rayo. No tuvo lesiones graves y continuó con sus tareas.

A las pocas semanas otras dos descargas eléctricas cayeron sobre él y sus compañeros, por lo que su comandante decidió alejarlo del grupo, para evitar lesiones.

Alexander regresó a su casa en la localidad de Sampués, en el norte del país, y al poco tiempo, un día de lluvia, otro rayo lo alcanzó y lo dejó inconsciente.

Esa vez tampoco sufrió lastimaduras serias, pero su familia lo llevó al médico, quien sorprendido por los cuatro impactos de rayos- y sus escasas consecuencias-, recomendó enterrar al joven durante varios días para sacarle del cuerpo el exceso de corriente.

Si bien parece una historia imaginada por Gabriel García Márquez, es un hecho real y no único. Colombia es de los países donde más rayos caen e historias como las de Alexander se repiten.

De qué hablamos…

RAYOS TRIPLE

¿Qué es un rayo? (video, 44m)  Académicamente, “una chispa eléctrica de gran intensidad producida por descarga entre dos nubes o una nube y la tierra”. En otras palabras, una descarga producida por la acumulación de energía estática en las nubes (ver más abajo Y así empieza todo…).

Durante 2012 se registró la mayor actividad en los últimos 40 años en Colombia. Para ser más precisos, durante el año pasado cayeron alrededor de 12 millones de rayos en el país. Los especialistas estiman que durante 2013 la actividad puede ser mayor.

El ingeniero electricista y profesor universitario colombiano Horacio Sánchez, un reconocido estudioso de los rayos, explicó a Tiempo Inestable que el programa de investigación (PAAS-UN) del que forma parte analizó datos de actividad eléctrica atmosférica en Colombia desde 1970.

Los datos demuestran que entre 2010 y 2012 se presentaron los mayores índices de actividad de rayos de los últimos 43 años. Si en los últimos años se registró una creciente cantidad de rayos, como detalla Sánchez, ¿tiene algo que ver el cambio climático?

El experto explica que “aunque la serie de tiempo es bastante pequeña (43 años) para deducir incidencia con cambios climáticos, una apreciación observacional muestra una variación cíclica y coincidente con la de cambios climáticos observados por investigaciones en otros campos climatológicos y, aún, por las observaciones mayas”.

Hasta el cuello

RAYOS MEDELLÍN

Si bien en Colombia no hay un registro riguroso sobre los muertos por impactos de rayos, las estadísticas rondan en los 200 muertos por año. En la misma localidad colombiana de Sampués una adolescente de 15 años debió ser enterrada en dos ocasiones tras ser alcanzada por dos rayos.

Martha Cecilia Peralta Parra es miembro de la etnia zenú y su abuelo la curó según sus ritos ancestrales: enterrar a la víctima hasta el cuello durante tres días, sin sus noches.

El tratamiento no es sencillo. Se entierra al afectado en un pozo en la tierra de 40 centímetros de profundidad y dos metros de largo. La persona enterrada puede recibir alimentos durante su entierro, pero al ser desenterrada se siente muy débil durante las primeras horas, aunque Martha Cecilia aseguró que con el pasar de las horas recupera su fortaleza y de a poco comienza a sentirse muy bien.

Los datos científicos precisan que Colombia es el país con mayor caída de rayos en el mundo -sólo se puede comparar con el Congo, en Africa- porque se encuentra ubicada en la zona de mayor actividad eléctrica atmosférica del planeta, el trópico.

Particularmente Medellín, la segunda ciudad en importancia de Colombia, es la metrópolis con mayor actividad de rayos en el mundo. De acuerdo con el Sistema Colombiano de Información de Tormentas Eléctricas, el riesgo de ser afectado por un rayo en Colombia es 10 veces superior que en Estados Unidos.

La probabilidad de ser alcanzado por un rayo durante la vida es de 1/5000 y de ser afectado por un accidente de una persona cercana, de 1/500.

Además de ser de los países dónde más rayos caen, en Colombia su potencia es mayor a la de los que caen en otros lugares.

Sánchez, reconocido por su trabajo en distintas partes del mundo y autor del libro “El Rayo, Mito, Ciencia y Tecnología”, explicó que en cuanto a la potencia de los rayos medidos en zona tropical por su grupo de investigación y por investigadores en Brasil muestra un promedio estadístico de la corriente de rayo de 42.000 amperios, mientras que en zonas de latitud norte como Europa o Estados Unidos, esta media ésta en 30.000 amperios.

Aquí, las noticias de personas muertas o heridas tras ser impactadas con rayos son frecuentes. Varios jugadores profesionales de fútbol murieron por descargas eléctricas durante entrenamientos, por eso en algunas regiones del país apenas se vislumbran tormentas eléctricas se suspenden los entrenamientos e inclusive los partidos.

Los futbolistas saben que apenas ven descargas en el cielo deben arrojarse al suelo, para evitar ser alcanzados por rayos. En octubre del 2002 los jugadores Hermán Gaviria y Giovanni Córdova del Deportivo Cali murieron tras recibir una descarga eléctrica durante un entrenamiento.

De todas maneras, aunque en las épocas del año con mayor registro de rayos hay campañas de difusión, el tema no parece preocupar demasiado a los colombianos. El ingeniero Sánchez dijo a Tiempo Inestable que a su parecer la población “aún no está lo suficientemente informada sobre estos riesgos y falta aún mayor difusión”.

“Molinos“, para frenar los rayos…

RAYOS FRANKLIN DIBUJO

Preocupado por el impacto de los rayos en las vidas humanas Sánchez y su equipo de trabajo crearon el PreThor, un equipo que permite “predecir a través de análisis matemáticos dónde va a caer un rayo con media hora de anticipación y con un 95% de certeza”.

El Pre Thor es un Molino de Campo Eléctrico, cuyo principio se conoce desde comienzos de 1900. Mide la variación del campo eléctrico entre una nube y la tierra. El aporte del equipo de Sánchez fue analizar cientos de miles de señales de campo eléctrico medidas por la NASA en Estados Unidos y por campañas en España y Colombia.

De este análisis, se dedujo que estas señales presentan una variación en varios parámetros como la polaridad y el umbral de campo eléctrico, antes de presentarse la descarga, con lo cual se desarrolló un algoritmo matemático y posteriormente un software que permite predecir el impacto de un rayo en un radio de 30 km con 20-30 minutos de antelación.

El equipo PreThor usa el principio de inducción de carga superficial. La carga eléctrica es inducida sobre un electrodo que periódicamente es cubierto y expuesto al campo eléctrico por medio de una hélice de apantallamiento que mediante su giro cubre y descubre la superficie captadora. Varios de estos equipos se encuentran instalados en la capital del país, Bogotá, así como en Medellín y Manizales.

El país creó un sistema de Predicción de Rayos, que según el profesor Sánchez es “único en el mundo, cubre el 90% del territorio colombiano y ofrece predicciones de alta confiabilidad (95%)”.

Con tanta información, parece curioso que a Colombia se la identifique por sus cafetales y playas, ¡pero no por sus rayos y centellas!

:::

:::

LOS SACERDOTES DEL GRANIZO

GRANICEROS 1

Son elegidos por un rayo que los conecta con las fuerzas divinas que escupen tormentas sobre sus pueblos y cultivos. Atajan la caída de lluvias y granizo. Son los graniceros.

Uno de los los grupos chamanes más fuertes en el área nahuátl, sobre todo en Morelos y en el estado de México, es el de los ¨graniceros¨, herederos de los antiguos teciuhtlazqui nahuas, sacerdote del dios de la lluvia que controlaban vientos, lluvia y granizo.

Los graniceros de hoy se dedican también a manejar el tiempo: pueden hacer y deshacer nubes, “mandar el rayo” y evitar tormentas, granizadas y heladas que perjudican las milpas (agroecosistema mesoamericano cuyos principales componentes productivos son maíz, frijol y calabaza, ndr ); su profesión es, por tanto, esencial para los campesinos. Una de las formas de alejar las nubes de tormenta y el granizo es prender incienso y hacer invocaciones.

(…) Estos chamanes todavía se inician por acción divina: son tocados por un rayo. (…) Don Lucio campos se convirtió en chamán cuando fue herido por un rayo. Para él hay dos realidades: la visible y corpórea, y la invisible, que es donde residen los “trabajadores del tiempo”; estos seres sagrados están en contacto con el espíritu de los graniceros, confiriéndoles sus poderes sobrenaturales.

(…) Sobre su iniciación, este chamán relata que un día, mientras cuidaba sus vacas en el campo, v vio venir hacia él una esfera multicolor y perdió el conocimiento: había sido herido por un rayo; a los ocho días empezó a ver en el campo pequeños seres que lo llamaban, dejó de comer y entró en un estado de grave enfermedad en el que no se podía mover; nadie lo pudo curar, y así se mantuvo tres años. Mientras su cuerpo era alimentado artificialmente, su espíritu estaba despierto recibiendo las enseñanzas de los ¨trabajadores del tiempo¨. En el primer año, viajó por toda la tierra aprendiendo, de los ¨rebaños¨ de trabajadores del tiempo, a controlar las fuerzas naturales; durante el segundo, aprendió a usar las yerbas y el arte de la curación, y en el tercero llegó hasta el ¨sumo pastor¨ de los ¨rebaños¨, quien le indicó una vereda que conducía a tres montañas; más allá de ellas arribó a un paraje donde recibió la última iniciación: aprender a distinguir el bien del mal y el conocimiento de la conducta humana.

Texto completo aquí 

GRANICEROS CEREMONIA

La palabra ahuizote proviene del náhuatl, y puede entenderse como “llamar al agua”. En contextos culturales en dónde el término ahuizote se asocia a estos especialistas, se le ha traducido como “el qué ataja el agua” (Giménez, 1978:188).

Otros nombres que se han dado a estos especialistas son: aureros, o trabajadores temporales, graniceros e hijos del rayo, caclasqui o aguador. Nombres qué hacen referencia a un particular tipo de especialistas tradicional qué tiene el poder de manipular los fenómenos meteorológicos, especialmente la lluvia.

Estos especialistas del tiempo, que ahora encontramos en algunos pueblos campesinos del centro de México cercanos a las montañas y montes, son herederos de un complejo cultural mítico religioso de procedencia prehispánica, amalgamado con elementos españoles. Los rublos mesoamericanos eran grandes observadores de la naturaleza y llegaron a considerarla como sagrada y pensaron que debía ser cuidada y reverenciada como dadora de vida de plantas y animales.

Dentro de este complejo cultural, se encuentra la razón de ser de los graniceros, especialistas a los que se les responsabilizaba de cuidar los sembrados del granizo: ahuyentar, espantar y atajar las nubes cargadas del granizo.

Fray Bernardino de Sagahún nos dice al respecto:

Esta gente cuando veía encima de las sierra nubes muy blancas, decían que eran señal de granizo los cuales venían a destruir las sementeras y así tenían muy grande miedo (Sahagún, 1969, tomo II:266).

También dice:

[…] y para qué no viniese el dicho daño en los maizales, andaban unos hechiceros qué, llamaban teciuhtlazque qué es casi estorbadores de granizos, los cuales decían qué sabían cierta clase arte o encantamiento para quitar los granizos o qué no empeciesen los maizales y para enviarlos a las partes desiertas y no sembradas ni cultivadas, o a los lugares donde no hay sementeras ningunas. (Sagahún, 1969, tomo II:266).

Se les conocía como Teciuhtlazque teciuhpequi “el que arroja el granizo”, “el que vence el granizo” (López Austin, 1967:100). Ya para la época colonial, este complejo cultural prehispánico es impactado en algunos de sus componentes por el pensamiento religioso, sin embargo se siguió manteniendo en toda la época colonial el sentido de percepción prehispánica.

El calendario agrícola marca el inicio de las siembras y los campesinos están a la espera de la lluvia. Cuando la agricultura era la principal actividad económica se hacían ofrendas para agradecer a los aires, o a los señores del tiempo, el qué se hubieran logrado las milpas.

Los elegidos

GRANICEROS TAPA DE LIBRO
La principal característica de un granicero es la de “representar a un individuo que ha sido escogido por Dios para qué le sirva como intermediario entre su reino y sus hijos qué habitan en la tierra”. Para ser elegido, es necesario pasar por varias pruebas, pero la principal la de ser marcado por la acción del rayo.

El rayo, es reconocido como el símbolo qué mantiene unido al hombre con los dioses; es la conexión activa entre ambos. Es el aspecto más humano del control del orden de la naturaleza.Hay dos maneras de ser “marcado” las cuales indicarán una diferencia de poderes atribuidos al aguador:

a) Los rayados, los cuales son torturados de manera directa por el poder del rayo.

b) Los cuarteados: estas personas son marcadas de manera indirecta por la fuerza del rayo, pero la descarga eléctrica es tal, qué deja inconsciente al elegido (se dice qué esta privad9 y muy comúnmente inicia un viaje en forma espiritual al reino de Dios.

Texto original completo aquí

GRANICERO (VIDEO), trailer de la película dirigida por Gustavo Gamou y producida por Jacaranda Correa.

UN ENCUENTRO CON DON LUCIO

GRANICEROS DON LUCIO

El segundo encuentro con Don Lucio es caluroso. Él nos ha convidado a una ceremonia que reúne a sus discípulos en una gruta llamada “El Caleca”, situada entre los volcanes Popocatepetl e Iztaccihuatl.

Don Lucio conserva un gran fuego que representa el contacto entre lo visible y lo invisible… Ellos pasan un largo tiempo en oración para encontrar en ellos la fuerza de regular las intemperies del mes que viene.

Cada uno aporta las ofrendas de alimentos y velas. Evocan a Tlaloc, en círculo alrededor del fuego. Con los ojos semicerrados, el maestro habla a las sombras de la gruta. Don Lucio. “El agua será beneficiosa, si la sequía persiste las cosechas se convertirán en polvo y los paisanos perderán todo. ¿Por qué los vuelven más miserables?”.

La gruta nos parece más profunda y más fría.

Encendemos las velas de cada participante. El maestro mira fijamente su llama y muestra un aire descontento o satisfecho según la oscilación y decoloración.
Él es capaz de determinar por la altura y la forma de la llama, el nivel espiritual del aprendiz.

Enseguida, Don Lucio procede a la presentación de cada uno con los espíritus y les encomienda resaltar el entusiasmo por el uno, y la sinceridad por el otro.
Después, él recobra la contemplación de las llamas… unas velas se funden más rápido que las otras. Don Lucio dirige a un discípulo en la oscuridad un reproche: él no está suficientemente protegido…

Don Lucio: “La gente trata de meterse en nosotros como las nubes, protégete. Deshilacha el mal”.

Don Lucio y Jorge, solos dentro de la caverna. Sus siluetas se destacan en contraluz delante del fuego. El viento que se eleva y los ruidos de la noche cubren por un instante el eco de sus voces…

Don Lucio sacude a Jorge por los hombros. Después le da unas plantas a beber. Posteriormente le fricciona el rostro con un polvo blanco.
Después Don Lucio lo abraza y lo besa.

Don Lucio: yo te llevo conmigo porque tú entiendes cómo yo te hablo. Es necesario que tú observes. En la noche, durante el sol, tú debes ver las cosas, debes captarlas. Cualquiera te debe hablar. Tú debes ver bien quién entra y quién te habla ¿No?

Las voces son casi inaudibles:

“¿Eso fue un coyote o un jaguar?”

-… Un coyote.

“¿Qué hace el coyote, da vueltas en círculos o permanece inmóvil?”

Bajando de la caverna, el viento sopla muy fuerte,

Las gotas de lluvia crepitan sobre el peñasco.

Los “trabajadores del tiempo” llevan los brazos cargados: la tempestad estalla.

Texto original aquí

:::

LLUEVA, TRUENE O HAGA SOL, YO SIEMPRE IGUAL

CLIMA Y ESTADO DÉ ANIMO INVIERNO FELICIDAD

Llegó el primer frío del otoño. Unos celebran, otros maldicen. Pero, en el fondo, nada prueba todavía que el tiempo nos altere necesariamente el ánimo. Más bien, lo contrario. 

¿Es tan seguro que las jornadas soleadas y de cielos azules levantan el ánimo, y que las nubes negras y las lluvias torrenciales depriman?

El profesor Jaap Denissen, un experto sobre desarrollo de la personalidad de la Universidad Humboldt,  Berlín, Alemania, y sus colegas retomaron investigaciones anteriores que dudaban de que la respuesta fuera tan simple.

Al final, los resultados de su nuevo estudio, publicado en la revista Emotion (Denissen et al, 2008), llegó a la sorprendente conclusión de que sólo hay un pequeño efecto del clima sobre el estado de ánimo, en línea con dos trabajos anteriores.

Para estudiar la relación clima-humor Denissen y sus colegas recopilaron datos a través de Internet a partir de 1.233 participantes de toda Alemania. Durante un mes cada uno, entre julio de 2005 y febrero de 2007, todos los participantes completaron cuestionarios diarios. Se les preguntó acerca de sus emociones tanto positivas como negativas en ese día en particular. Los informes fueron comparados con los datos del German Weather Institute (Instituto Alemán del Tiempo), con la inclusión de variables meteorológicas: temperatura media, la fuerza del viento y el número de horas de luz solar.

Con todos los datos recopilados, los resultados resultaron de lo más sorprendente. En promedio, el tiempo no tuvo efecto sobre los estados de ánimo positivos de las personas. En otras palabras, más luz solar, menos viento y una temperatura media superior no hacían sentir a la gente más feliz.

A su vez, el estudio sí encontró que el clima había afectado los estados de ánimo negativos. Por ejemplo, menos luz solar quedó asociada con mayor cansancio.

Sin embargo, aunque el clima puede tener el potencial de hacernos sentir peor, los efectos medidos en el estudio resultaron pequeños: muy pequeños para ser considerados. Al parecer, las bajas temperaturas, el viento y la lluvia nos pueden hacer caer un poco, pero no tanto como podríamos haber pensado.

Este estudio no es el primero en arribar a las mismas conclusiones sobre la relación entre el tiempo y el estado de ánimo. Dos estudios previos, uno de David Watson (2000) y otro de Matthew Keller y otros (2005), encontró efectos muy leves o a veces inexistentes del clima en el estado de ánimo.

Trastorno afectivo estacional

CLIMA Y ESTADO DE ANIMO INVIERNO TRISTEZA DEPRESIÓN

(…) Entonces, ¿cómo es que muchos de nosotros estamos convencidos de que el clima afecta el estado de ánimo? Denissen sugiere que podemos estar respondiendo a una idea transmitida culturalmente. Efectivamente, creemos que el clima tiene efectos significativos en nuestro estado de ánimo porque todo el mundo piensa y dice que eso ocurre.

También podemos estar dando una cantidad desproporcionada de atención a un número muy pequeño de personas que realmente tienen lo que se conoce como Trastorno Afectivo Estacional (SAD) y declaran que sus estados de ánimo están fuertemente asociados con el clima. Aunque se podría suponer que esta conexión es la misma para todo el mundo: invierno = triste, verano = feliz, los datos recogidos por Denissen no son compatible con ello. En cambio, sugiere que hay también muchas personas con SAD que se entristecen en verano y se animan en invierno. Pero para la gran mayoría de nosotros, no hay ningún efecto.

http://www.spring.org.uk/2008/11/weather-has-little-effect-on-mood.php

Pronóstico: crisis migrañosas

Imaginemos que hoy arrancase así el parte meteorológico: “En el Mediterráneo, ascenso brusco de las temperaturas que traerán un acusado aumento de crisis migrañosas, posibilidad de algún accidente cardiovascular y variaciones en los niveles de glucemia”. ¿Suena extraño?

“Evolutivamente, nuestras defensas responden ante los cambios con un mayor empeño del sistema hormonal, pero cuando ocurre una variación brusca en la temperatura, la presión o humedad, el organismo acusa estos excesos, lo que dispara el riesgo de accidentes cardiovasculares y cerebrales, crisis asmáticas, melanomas, alergias, cólicos renales y trastornos anímicos, entre otros”, explica el psiquiatra Antoni Bulbena, responsable del Servicio de Psiquiatría del Hospital del Mar (Barcelona).

El ser humano busca un confort climático caracterizado por parámetros de temperatura (20-25ºC), humedad (40-70%), velocidad del aire (0,15-0,25 m/s) y presión (1.013,2 mb), baja contaminación y predominio de iones negativos en la atmósfera.

Fuera de estos baremos se da el estrés meteorológico, que pone a prueba los mecanismos de adaptación. Ante la aparición de una ola brusca de calor o frío, la respuesta dependerá de la genética, estado de salud general, presencia de ciertas patologías… Los ancianos, al tener su sistema inmunitario más debilitado, y las personas que padecen diabetes o cardiopatías, entre otras enfermedades, son más propensos a advertir ese cambio en sus carnes.

El trastorno más común es el afectivo estacional. “Quienes lo sufren”, explica Bulbena, “viven el invierno como una suerte de letargo, con fatiga, sueño, tristeza, apatía y ansiedad. Pero cuando la luminosidad aumenta, el efecto es inverso: sienten euforia y se desboca su actividad. ”

Tiempo de locos

CLIMA Y ESTADO DE ÁNIMO

Pero hay estudios que lo corroboran. Uno de los más recientes llega del Instituto Catalán de Ciencias del Clima. Una investigación publicada en Nature Scientific Reports demuestra que el viento transporta un agente nocivo (que todavía no ha sido identificado) que provoca el síndrome de Kawasaki, una dolencia difícil de diagnosticar, caracterizada por debilitar las paredes de la arteria coronaria y el miocardio en los niños.

Otras investigaciones han tratado de valorar la influencia de la meteorología sobre las urgencias psiquiátricas y los suicidios. María J. Gómez González, del Centro de Salud La Unión, en Murcia, llevó a cabo una evaluación de los informes de las urgencias del Hospital Psiquiátrico Román Alberca durante 9 años y de los suicidios registrados en el Instituto Anatómico Forense de Cartagena, y los enfrentó con los partes meteorológicos locales.

En sus anotaciones observó un Ascenso de las urgencias psiquiátricas en días cubiertos o lluviosos, y con brisas y vientos del este. Vio también que los delirios aumentan con una humedad superior al 60% y los trastornos obsesivos compulsivos con temperaturas que superen  30ºC. El neurólogo Javier López del Val cotejó también el ingreso de pacientes por accidente vascular en el Hospital Clínico de Zaragoza con los datos del Servicio de Meteorología, y su conclusión fue clara: cuanto más brusco es el cambio, más alteraciones provoca en el sistema nervioso y vascular, y en el estado de ánimo.

Por otra parte, el calor nos hace más irritables, y esta irritabilidad lleva a una conducta más agresiva. Bulbena recuerda la ola de calor que azotó a España en 2003. En Barcelona, las urgencias psiquiátricas se dispararon, casi todas relacionadas con un aumento de la agresividad y el consumo de sustancias tóxicas. El primero de agosto de ese año se alcanzaron máximas excepcionalmente altas en diversos puntos del continente. Cuando se hizo recuento de las muertes registradas atribuibles a la canícula, en Francia se arrojó el dato de 10.400 en los primeros 15 días de agosto; 6.500 en España; 1.316 en Portugal… 52.000 en toda Europa.

http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/cambio-estacional-como-afecta-el-tiempo

:::

260 mil somalíes muertos en 2010-2012

SOMALIA SEQUÍA 2010-2012

De las víctimas, 133 mil eran menores de 5 años y la sequía fue la causa principal de la crisis.

Cerca de 260 mil somalíes, más de la mitad menores de cinco años, murieron de hambre entre octubre de 2010 y abril de 2012, señala un informe de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), publicado este jueves. El organismo admitió que su retraso en declarar la situación de hambruna en Somalia en 2011 fue un error que costó más vidas.

El número es dos veces mayor a las estimaciones, que oscilaban entre 50 mil y 100 mil muertos por hambre en la nación africana.

El representante de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para Somalia, Philippe Lazzarini, afirmó que los perturbadores resultados de la primera investigación científica del costo de la hambruna en Somalia demuestran que la organización falló al alertar demasiado tarde a la comunidad internacional de la crisis en el país africano pues, sostuvo, para cuando se declaró la emergencia alimentaria ya morían de inanición 30 mil personas al mes.

La sequía y su gravedad eran evidentes desde 2010, pero no entramos en acción. El sufrimiento de Somalia se desarrolló como un drama sin testigos, lamentó Lazzarini, según el diario británico The Independent.

La hambruna y la grave inseguridad alimentaria en Somalia mataron a unas 258 mil personas entre octubre de 2010 y abril de 2012, entre las cuales había 133 mil niños menores de cinco años, indicó el informe de la FAO y la Red de Alerta contra la Hambruna (Fews-Net), financiada por Estados Unidos.

Según esta primera estimación científica del balance de la crisis alimentaria, 4.6 por ciento de la población total y 10 por ciento de los niños menores de cinco años murieron en el sur y el centro de Somalia.

En las regiones de Bajo Shabelle, Mogadiscio y Bay, las más afectadas, la crisis mató a 18, 17 y 13 por ciento, respectivamente, de los niños menores de cinco años.

El hambre causó unos 30 mil muertos por mes entre mayo y agosto de 2011, según el estudio.

Todas estas cifras se añaden a la mortalidad de referencia en la zona durante el periodo analizado, de unos 290 mil decesos, entre los que se incluyen los muertos en el conflicto somalí, recalcan los autores del estudio.

El balance es superior al de la hambruna de 1992 en el país, que presuntamente acabó con la vida de 220 mil personas en 12 meses, aunque esta se considera más grave porque murió un mayor porcentaje de la población. En Somalia afectó a unos 4 millones de personas, o sea, a la mitad de la población somalí.

La escasez de alimentos fue provocada principalmente por la sequía en el Cuerno de África y se agravó por la catastrófica situación de inseguridad en el país, sumido en el caos y la guerra civil desde la caída del presidente Siad Barre en 1991.

Recientes retiradas militares de los islamitas shebab y la elección en septiembre de nuevas autoridades podrían propiciar una estabilización de Somalia y dotarla del gobierno central que no tiene desde hace 22 años. No obstante, por ahora, la inestabilidad se mantiene.

Texto original aquí

 

:::

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer