Cambio Climático

Nuevas pistas sobre el calentamiento global

CC NASA 2099 CAZATORMENTAS

La temperatura global de la Tierra seguirá aumentando durante este siglo, pese a cierta desaceleración del ritmo del calentamiento de los últimos años, concluyó la investigación de un grupo de científicos de la NASA que esclareció la influencia de los aerosoles atmosféricos en el cambio climático.

Los investigadores, liderados por Drew Shindell, climatólogo del Instituto Goddard y uno de los coautores del V Informe de Evaluación del IPCC sobre cambio climático publicado en 2013, consideran muy probable que el planeta experimente incluso 20 por ciento de calentamiento más que lo previsto hasta ahora en base a las observaciones de la temperatura superficial.

Según estas observaciones, la temperatura global de la Tierra ha aumentado a un ritmo de 0,12ºC por década desde 1951, pero desde 1998 la tasa de calentamiento había sido de 0,05ºC por década.

Algunas investigaciones recientes, destinadas a ajustar proyecciones de calentamiento a largo plazo tomando en cuena esa desaceleración, habían sugerido que la Tierra podía ser menos sensible a los aumentos de gases de efecto invernadero de lo que se pensaba.

Para estimar en cifras el cambio climático, los investigadores calculan lo que llaman “respuesta climática transitoria” de la Tierra, o sea cómo cambiará la temperatura global a medida que el dióxido de carbono aumente en la atmósfera -1 por ciento por año- hasta que el CO2 en la atmósfera se haya duplicado.

La temperatura global del Planeta seguirá creciendo en el s. XXI

Pero pese a esta última desaceleración del ritmo de calentamiento, el dióxido de carbono aumenta a un ritmo similar al de décadas anteriores.

La investigación de Shindell y sus colegas ha estudiado en profundidad el efecto que los aerosoles, las pequeñas partículas transportadas en el aire, naturales o artificiales, impactan en la temperatura, especialmente, del hemisferio Norte.

Los aerosoles son producidas por fuentes naturales -volcanes, incendios forestales y la espuma del mar- o por artificialmente por las actividades industriales, por la combustión de los automóviles y por la producción de energía. Dependiendo de su composición, algunos aerosoles causan el calentamiento, mientras que otros crean un efecto de enfriamiento. Para entender el papel desempeñado por las emisiones de dióxido de carbono en el calentamiento global, es necesario tener en cuenta los efectos de los aerosoles atmosféricos.

La temperatura global del Planeta seguirá creciendo en el s. XXI

Varios estudios han demostrado que el hemisferio Norte tiene un papel más fuerte que el hemisferio Sur en el cambio climático transitorio, pero esto no se había incluido en los cálculos del efecto de los aerosoles atmosféricos sobre la sensibilidad climática. Los cálculos del impacto de los aerosoles, antes del trabajo de Shindell, se asumían uniformemente en todo el globo.

Esta diferencia significa que los estudios anteriores habían subestimado el efecto de enfriamiento de los aerosoles. Ahora, cuando se ajusta de ese modo, resulta que el rango de probable calentamiento global basado en observaciones de temperatura superficial terrestre está en línea con las estimaciones anteriores, a pesar de la reciente desaceleración.

Una razón de la influencia desproporcionada en el Hemisferio Norte, en particular en lo que respecta al impacto de los aerosoles, es que la mayoría de los aerosoles artificiales son liberados de las regiones más industrializadas al norte de la línea ecuatorial.

Además, la gran mayoría de las masas continentales de la Tierra están en el hemisferio Norte. Esto fomenta el efecto sobre el Norte debido a que la tierra, la nieve y el hielo se ajustan a los cambios atmosféricos más rápidamente que los océanos.

“Trabajando en el IPCC, hubo mucha discusión sobre la sensibilidad del clima, porque es muy importante para nuestro futuro”, dijo Shindell, quien fue el autor principal del capítulo del Quinto Informe de Evaluación del IPCC sobre forzamiento radiativo antropogénico y natural, publicado en septiembre de 2013.

“La conclusión fue que el extremo inferior del rango esperado calentamiento era más pequeño de lo que pensábamos. Eso mereció una gran discusión. Sin embargo, me seguí preguntando sobre ellos. Sabemos el hemisferio Norte tiene un efecto desproporcionado y que algunos contaminantes se distribuyen de manera desigual. Pero no tomamos en cuenta. Quería cuantificar cuánto importaba esa distribución”, explicó Shindell.

Fuente aquí

Tags: , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer