Cambio Climático / Extremos

Inundaciones y otras señales del porvenir

EXTREMOS GB INUNDACIONES 2014  TAPA

Los primeros trascendidos del reporte 2014 del IPCC-ONU sobre el impacto del cambio climático en cuestiones como alimentación y salud confirman el sombrío panorama que le espera al planeta si los gobiernos siguen demorando en tomar medidas radicales.

(John Vida, para The Guardian).- Las lluvias más intensas en 200 años, las inundaciones y los temporales que ha experimentado Gran Bretaña este invierno que se va son un anticipo de lo que ocurrirá con certeza en un mundo que se calienta, advirtió el jefe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), Rajendra Pachauri, a The Guardian.

“Cada una de las tres últimas décadas ha sido más cálida que la anterior. Los eventos extremos van en aumento. Incluso si lo que acabamos de tener no fue causado por el cambio climático de origen antropogénico, eventos de este tipo están aumentando tanto en intensidad como frecuencia”, dijo Pachauri.

“Hay dos tipos de eventos extremos que van a ocurrir con más frecuencia. Lluvias y olas de calor extremo. Es importante que las sociedades afronten el cambio climático si queremos evitar los impactos”.

Pachauri habló antes de la publicación, en abril, de la evaluación global del impacto del cambio climático sobre los suministros mundiales de alimentos, la salud humana, las ciudades y las zonas rurales, que sigue al reporte de ciencias físicas conocido en septiembre de 2013 y confirmatorio del calentamiento global.

Copias a las que accedió The Guardian advierten sobre el rendimiento de los cultivos, que caen 2% en una década ante un rápido crecimiento de la demanda de la población, que aumenta 14% por década. También advierte sobre la tensión extrema de calor en las ciudades, el aumento de las precipitaciones y generalizadas inundaciones.

AGUA INUNDACIONES SANTA FE 2003

“Debido al aumento del nivel del mar a lo largo del siglo y más allá, las costas y zonas bajas experimentarán cada vez más impactos adversos, tales como la erosión costera y las inundaciones. Sin adaptación, cientos de millones de personas se verán afectadas por las inundaciones costeras y serán desplazadas por la pérdida de tierras”, dice el borrador del informe, que ha sido preparado por el IPCC con la participación de varios miles de científicos.

Los negociadores de 193 países reanudan en la segunda semana de marzo en Bonn sus conversaciones sobre cómo contener el cambio climático.

“Si los eventos extremos se toman de forma individual se puede decir tal vez que son una casualidad. El problema es que no se trata de una casualidad y no se pueden tomar por separado”, dijo. “Hay un patrón de anormalidad que se está convirtiendo en la norma. Estos fenómenos meteorológicos extremos van a mantener su frecuencia y su severidad… No es que el cambio climático se dará en el futuro; ya estamos experimentando el cambio climático “.

“El cambio climático ya está integrado en el sistema”, dijo Pachauri. “Podemos decir que habrá serios impactos en la producción de alimentos en todas las regiones del mundo con el cambio climático. El Mediterráneo tendrá graves problemas con la escasez de agua que tendrán impacto en los alimentos. Algunas partes de África podrían tener descensos del 50%  en el rendimiento de cultivos tan pronto como 2020. Debemos tener en cuenta el hecho de que la población está aumentando muy rápidamente”, insistió.

CC ALIMENTOS IPCC 2013 BORRADOR

Según  los expertos de la ONU, el mundo no tiene mucho tiempo. “Hay una muy pequeña ventana de oportunidad para reducir las emisiones lo suficiente como para mantener el aumento de temperatura global media en 2°C. Hace seis años dijimos que las emisiones tendrían que tener su máximo en 2015 si queríamos mantener esa meta de 2°C. El costo se eleva cuanto más se tarde en hacerlo. Los países tienen que asumir cuáles serán las consecuencias de la inacción”.

Las advertencias de Pachauri coincide con un nuevo documento en la revista Science que sugiere que, incluso un aumento global medio de las temperaturas de 1°C, podría conducir a un extra de tres millones de casos de malaria en niños menores de 15 años de edad por año.

La enfermedad, que afecta a más de 200 millones de personas cada año y mata a alrededor de 600.000, se transmite por mosquitos y comenzará a afectar a las elevaciones más altas que las temperaturas suben.

Texto original aquí

CC EXTREMOS MALARIA

El aumento de las temperaturas por el cambio climático expande la malaria a tierras más altas, según un estudio de casos en Etiopía y Colombia realizado por científicos de las universidades de Denver (UD) y Michigan (UM), entre otras.

Las temperaturas más frías en las tierras altas de las regiones tropicales han proporcionado, históricamente, una protección contra el parásito Plasmodium que causa esa enfermedad, porque su ciclo de reproducción se hace más lento y el mosquito anófeles, que es portador, tiene problemas para completar su ciclo de vida.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos, cada año más de 220 millones de personas contraen el mal, y más de 600.000 mueren por ella, principalmente en África.

Las personas con malaria experimentan fiebre, escalofríos y malestares parecidos a los de la gripe. Sin tratamiento, los pacientes pueden sufrir complicaciones y morir.

CC EXTREMOS MALARIA MAPA

El estudio, encabezado por Mercedes Pascual, de la UM, y Amir Siraj, de la UD, publicado esta semana en la revista Science, explicó que el impacto del calentamiento global sobre las enfermedades transmitidas por insectos y, en particular, sobre la malaria en tierras altas, sigue siendo controvertido.

Entre 1970 y 2000 se han documentado incrementos pronunciados de la incidencia de la malaria en varias regiones de África sobre las cuales existen registros de largo plazo, añadió el artículo.

(…) En un estudio previo, los investigadores habían calculado que el incremento de un grado Celsius puede resultar en tres millones de casos de malaria adicionales por año en Etiopía en la población de menos de 15 años de edad, a menos que se fortalezcan los esfuerzos de control.

“Nuestros resultados muestran que, a pesar de hallarse en dos continentes diferentes, en estas regiones de tierras altas los incrementos de temperatura a lo largo de los años extendieron la distribución espacial de los casos de malaria a elevaciones mayores”, escribieron los autores.

Fuente: agencias.

 

Tags: , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer