Extremos

Japón, las peores inundaciones en 36 años

Unas 200 personas perdieron la vida en Japón y otras 20 seguían desaparecidas por las peores inundaciones por lluvias monzónicas ocurridas en el país asiático en 36 años y que obligaron a evacuar a millones de residentes y dejaron 200 mil hogares sin acceso al agua potable, dijeron las autoridades a mediados de julio.

Los equipos de rescate trabajaban contra reloj entre el barro y los escombros que dejaron las intensas lluvias caídas la semana pasada en la mitad sur del archipiélago nipón.

El tiempo se había tornado apacible y soleado el martes 10 de julio, con temperaturas de 30 grados, pero las autoridades han alertado que aún podrían caer algunas tormentas intensas que ocasionarían corrimientos de tierra en las zonas afectadas.

La prefectura de Hiroshima, al suroeste del país, es la más dañada por las inundaciones. Allí murió medio centenar de habitantes. El resto de víctimas se reportó en las prefecturas de Okayama, Ehime, Kyoto, Yamaguchi, Fukuoka, Kagoshima, Hyogo, Shiga, Gifu, Kochi y Saga.

Las precipitaciones récord registradas desde el jueves en regiones del sur, el centro y el oeste del archipiélago nipón han causado graves daños en miles de viviendas e infraestructuras, provocado la evacuación de decenas de miles de personas y dejado aisladas a poblaciones enteras

Para evitar más daños personales, las autoridades ordenaron el pasado fin de semana la evacuación de casi cinco millones de personas de sus hogares en estas zonas, una cifra reducida este lunes a dos millones. Unas 13.000 personas permanecían sin electricidad, mientras que cientos de miles no tenían agua corriente.

“No podemos bañarnos y el váter no funciona. Además, nos estamos quedando sin comida”, ha dicho Yumeko Matsui, una vecina de la ciudad de Mihara que lleva sin agua desde el sábado.

“El agua y el té embotellados se han agotado en las tiendas”, relata esta mujer de 23 años en una estación de emergencia de abastecimiento de agua.

Las fábricas japonesas de las zonas afectadas también continúan con problemas. Por ejemplo, el fabricante de coches Mazda tuvo que cerrar varias plantas la semana pasada y no podrá reabrirlas por falta de suministros. Este problema también lo han sufrido compañías como Mitsubishi.

Fuente: El País y agencias.

 

Tags: ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer