Energías

Luces y sombras de la energía solar

ENERGÍAS SOLAR AUSTRALIA PLANTA MAYOR 2

Australia avanza con su tecnología de parabólicas espejadas, la Unión Europea acepta negocia finalmente la importación de paneles desde China y la NASA imagina variantes espaciales. Pero en España, las micro iniciativas de huertas solares se estrellan contra el ajuste impuesto por el mismo Estado que las alentó hace pocos años.

Australia puso en funcionamiento en el noroeste de Victoria la usina eléctrica a energía solar hasta ahora más grande del país, que se sirve de antenas parabólicas cubiertas de espejos.

La planta Solar System, de 1,5 megawatt, en el sur de Mildura, tiene 40 antenas que general suficiente electricidad para darle energía a 500 hogares.

El jefe ejecutivo del proyecto, Michael Goldsworthy, confía en que la prueba de un año alentará al Commonwealth y a sus estados miembros a invertir en una iniciativa más ambiciosa, de 2.000 antenas parabólicas capaces de proveer de energía a 40 mil hogares.

“Estamos cerca de trasladar esta tecnología exclusivamente australiana a gran escala de los mercados globales de energía eléctrica”, se entusiasmó Goldsworthty.

“Es un mercado que recién emerge. La energía solar sobre tejados llevó dos o tres décadas y recién ahora se ha convertido en lo suficientemente confiable y eficiente en costos. Pues bien, esa opción nunca alcanzarán los bajos costos de producción eléctrica que sí consiguen esta nueva tecnología”, añadió.

Texto original aquí

ENERGÍAS SOLAR PROYECTO ALPHA SPS EEUU NASA

La NASA quiere analizar la viabilidad de lanzar un satélite para enviar energía solar a la Tierra, y a pedido a la compañía Artemis Innovation que investigue si su propuesta, a la que lleva años dándole vueltas, si es factible o no.

En caso de éxito, hará posible la puesta en órbita de miles de pequeños elementos que envíen la energía del sol a nuestro planeta y generen miles de miles de megavatios de energía.

El proyecto se ha denominado SPS-ALPHA, y representa “una novedosa aproximación bio-mimética al desafío de la energía solar espacial” y su apoyo tiene como objetivo que se pruebe experimentalmente la viabilidad de este tipo de satélites.

Si los resultados son prometedores, el siguiente paso sería construir una versión en escala reducida, antes de un satélite a tamaño real, y ponerla en órbita para probar su funcionamiento.

La primera propuesta de este tipo de dispositivos vino precisamente de un ingeniero de NASA, John Mankins, que trabaja ahora con la compañía Artemis. Su idea estaba inspirada en la manera en que las flores aprovechan la luz del sol.

Las aspas del satélite deben ser una especie de “pétalos” cubiertos por decenas de pequeños espejos que redirigirán la luz a células fotoeléctricas. La energía generada en estas células se transformará en microondas que serán proyectadas a una estación en la Tierra donde se podría obtener decenas de miles de megavatios de energía.

Espejos y células fotoeléctricas deben ser lo suficientemente ligeros como para que puedan ponerse en órbita con vehículos convencionales, y es necesario que el satélite se sitúe a suficiente distancia de la Tierra como para recibir la energía del sol de manera constante y sin pasar por zonas de oscuridad.

Texto original aquí

ACUERDO PARA LA IMPORTACIÓN EUROPEA DE PANELES CHINOS

ENERGÍAS SOLAR PANELES CHINA UE

La Unión Europea (UE) y China han zanjado su disputa por sobre los paneles solares fabricados en el país asiático. Ambas partes han llegado a un acuerdo que acaba con la batalla comercial que abrió hace semanas Bruselas cuando decidió imponer aranceles crecientes a los paneles importados desde China.

Según el comunicado del comisario de Comercio de la UE, Karel de Gucht, el pacto consiste en que el precio mínimo de los panes importados será de 56 céntimos por vatio a partir del 6 de agosto. Además, se limitarán las importaciones a un rendimiento aproximado de 7 gigavatios por año. Para las empresas chinas que cumplan esas condiciones no habrá aranceles, las que no tendrán que afrontar tasas que se sitúan entre el 37,2% y el 67,9%. De Gucht habla de una “solución amistosa”.

La disputa entre la UE y China no tenía precedentes hasta ahora por el volumen de las importaciones de paneles a Europa, 21.000 millones de euros al año, según los datos de 2011.

LA RUINA SOLAR DE ESPAÑA

ENERGÍAS SOLAR ESPAÑA HUERTAS

“Estafa”, “salvajada jurídica”, “disparate”. Las asociaciones de energías renovables han cargado contra la reforma eléctrica aprobada por el Gobierno español para acabar con el déficit de tarifa.

El decreto-ley establece, entre otras medidas, la eliminación de las primas para las empresas del sector y su sustitución por un sistema que garantiza una “rentabilidad razonable” de las inversiones del 7,5%, con carácter retroactivo.

El sector ha criticado con dureza unas medidas que llevarán, según sus representantes, al cierre de plantas y a la quiebra de numerosos inversores, que deberán entregar sus instalaciones renovables a las entidades financieras, al no poder devolver los créditos. “Estamos contra las cuerdas”, ha alertado José Manuel Villarig, presidente de la Asociación de Productores de Energías Renovables.

Texto completo aquí

ENERGÍAS SOLAR ESPAÑA HUERTAS 2

No se puede tapar el sol con un dedo, pero es que apenas ven un rayo de esperanza. “Mi nombre es Baldassare G. G. Voy a cumplir 45 años. Estoy casado y tengo dos hijos. Soy peluquero y productor fotovoltaico en fase terminal. Verán por qué”. Con este arranque de terapia de grupo, Baldo, un peluquero de Alicante en graves apuros económicos, envió hace dos semanas un correo electrónico a los 350 diputados y 208 senadores de España.

Quería contarles su caso, el de un peluquero que solo debía 19.000 euros al banco hace seis años y que decidió empeñar sus ahorros y su casa en una minihuerta solar con la que aspiraba a una jubilación tranquila. Se trataba de poder comprar una caravana —“como los guiris”— y de ir de aquí para allá con su mujer. Nada excesivo. Su carta personifica el calvario de 30.000 pequeños inversores en huertos solares que confiaron sus ahorros a un proyecto garantizado por el Estado que poco a poco les está dejando en la ruina. Ninguno de los diputados o senadores le ha contestado. Ni un acuse de recibo.

Baldo creyó que invertir en una minihuerta solar de 100 kilovatios, suficiente para abastecer de energía a 22 casas, podría ser un buen complemento a su trabajo en la peluquería familiar. Sus placas ocupan dos hectáreas de un antiguo viñedo de la sierra de El Carche en Jumilla (Murcia).

“El sol puede ser suyo”, rezaba una promoción del Ministerio de Industria de 2005, en la que se garantizaba una rentabilidad de hasta un 14%, líneas de crédito oficiales y el primer año de carencia, entre otras ventajas de invertir en energía verde. La realidad ha sido distinta. “Mi rentabilidad era de un 9%. Llevo seis años sin ver un duro, solamente nos daba para la cuota de los préstamos. Ya no puedo pagar más, estoy en descubierto”.

(…) El autoconsumo era la gran esperanza del sector fotovoltaico español. El futuro hacia el que caminan Europa, donde numerosos países están fomentándolo, y el mundo. En Holanda o Estados Unidos, concretamente en California, está más que arraigado. La decisión del Gobierno de implantar una especie de tasa que lo encarezca disgusta, pero no parece asustar a los pioneros.

Rafael Rodríguez y Verónica Miguez, de 44 y 40 años, se atrevieron con lo que muchos españoles han fantaseado: producir su propia electricidad en el tejado de su casa. Practican lo que se conoce como consumo instantáneo, producen su propia energía con paneles fotovoltaicos, y están enganchados a la red tradicional para poder tener suministro cuando no hay sol.

Lo suyo ha sido una cuestión de creencia en las energías verdes, pero también de necesidad económica. Una factura de electricidad de 300 euros no se podía sostener, y menos en tiempos de tarifas crecientes y sueldos menguantes. Él, profesor de secundaria; ella, administrativo. Dos hijos y una casa en la que el deshumidificador que les secaba la ropa también les secaba el bolsillo.

“Estamos bastante contentos”, resume Rafael, que estima en unos 100 euros la bajada de su recibo. Lo instalaron a primeros de año y ya han producido 2.000 kilovatios de energía solar. “La verdad es que lo hemos notado más a partir de marzo, cuando más sol ha hecho”, matiza. La familia, que vive en Sansenxo (Pontevedra), reconoce que le ha costado un poco cambiar de hábitos de consumo energético y hacer las principales tareas cuando hay luz. “Aunque me salga por el mismo precio, seguiremos”, afirma Rafael.

Texto completo aquí

 

Tags: , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer