Cambio Climático

La hora del té, en el reloj del cambio climático

Un mito vincula el origen de la infusión con una ráfaga de viento que sopló las hojas de té sobre el agua caliente de un emperador chino hace más de 4.700 años.

Desde esa fortuita elaboración, el té se ha convertido en la segunda bebida más popular del mundo (detrás del agua, por supuesto). La industria ha crecido hasta convertirse en un gigante de 20.000 millones de dólares.

Sin embargo, la industria y los agricultores que dependen de él podrían hervir en agua caliente si el clima cambia.

Los problemas que enfrenta el café por el cambio climático están bien documentados, pero los impactos en el té recién entran en consideración ahora.

Las primeras investigaciones indican que las regiones productoras de té podrían disminuir en algunas partes del mundo, hasta 40-55 por ciento en las próximas décadas, y las cualidades de la hoja, sobre todo para los tés de alta gama, también podría cambiar.

“Algunos países productores de té podrían hasta dejar de cultivarlo en el futuro, o produciendo menos”, dijo Ann Marie Brouder, asesora sobre sustentabilidad del Foro del Futuro.

Plantar un arbusto del té es una inversión que lleva décadas hacer redituable. Eso significa que para prepararse para cambios futuros, cultivadores y empresas tienen que actuar ya, o pronto si quieren que la taza de té siga ahí.

(…) Rick Stepp, un atropólogo de la Universidad de Florida, EEUU, integra un grupo de investigadores que explora el impacto del cambio climático en los tés más famosos de la región china de Yunnan.

Sus primeros resultados sugieren que la precipitación media diaria ha disminuido durante la temporada de lluvias y aumentó en la época seca, con grandes diferencias a través de todo Yunnan.

Para mediados de siglo, en un escenario de emisiones de gases de efecto invernadero altas, los modelos climáticos indican que la tendencia se podría revertir con una ligera disminución general de la lluvia durante la cosecha de té de la primavera seca y un ligero aumento en la cosecha durante la época de los monzones.

En un adelanto de lo que está por venir, las recientes condiciones monzónicas dieron lugar a un aumento del 50 por ciento en la cantidad de té producido, pero una disminución del 50 por ciento en algunos de los compuestos que le dan té de Yunnan su sabor distintivo al prepararlo en una taza.

POR BRIAN KAHN

Texto original completo aquí

Tags: , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer