Extremos

La Niña está de regreso

imagen de satelite
La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos anunció este jueves que el fenómeno climático responsable de crudos inviernos y grandes sequías en todo el mundo ha llegado y hará sentir sus efectos varios meses.

Es el segundo año consecutivo en que esta variación del evento El Niño Oscilación del Sur (ENOS) se muestra activa.

Y, según especialistas consultados por BBC Mundo, desde hacía meses era previsible.

“Esta temporada ciclónica ha sido muy activa y esto es una señal de que estamos pasando de una fase neutral a una fase de La Niña, que propicia la formación de huracanes en el Atlántico”, explica Juan Carlos Cárdenas, meteorólogo del Centro Mundial de Pronósticos de The Weather Company.

No obstante, al parecer, el fenómeno de este año es bastante atípico.

Cuando El Niño está activo el agua del océano en la zona ecuatorial está más caliente.
“Esta vez La Niña está llegando muy tarde, en el otoño, y no es está claro si continuará intensificándose o se debilitará aún más, como sucedió el invierno pasado”, indica William Patzert, experto del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL, por sus siglas en inglés).

Y es que, de acuerdo con este especialista, el fenómeno suele mostrarse tradicionalmente en el verano y luego, intensificarse durante el otoño y el invierno.

Sin embargo, este año, las observaciones climatológicas comenzaron a detectar los primeros efectos a inicios de este noviembre.

Pero ¿qué en qué consiste La Niña y cómo los especialistas constatan que está nuevamente activa?

ENOS

De acuerdo con Cárdenas, para entender qué es La Niña es preciso partir por explicar el fenómeno más general en el que se engloba, el llamado evento ENOS.

Cuando El Niño está activo el agua del océano en la zona ecuatorial está más caliente.

“El Niño es una oscilación atmosférica que causa un debilitamiento de los vientos alisios en el hemisferio sur del Pacífico. Esos vientos, cuando son normales, arrastran las aguas superficiales desde las costas hacia el océano y esto provoca que las aguas frías de las profundidades surjan allí”, explica.

Esa agua fría, agrega, es lo normal en la zona ecuatorial de la costa de Sudamérica.

“Cuando esos vientos alisios se debilitan cesa ese proceso, al agua caliente se acumula y se produce un aumento de la superficie del mar en la costa de Perú y Ecuador, principalmente”.

Ahora bien, cuando los alisios son muy fuertes y se refuerza la subida de esa agua fría en la zona ecuatorial y la temperatura del mar está por debajo de lo normal, ahí comienza a manifestarse el fenómeno de La Niña.

Fuente: BBC Mundo

Tags: , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer