Extremos

La Patagonia, escenario inusual de desastre

Comodoro Rivadavia, en situación crítica

Decenas de miles de personas fueron evacuadas por las inundaciones que provocaron a principios de abril sucesivos temporales de lluvia y viento en varias provincias argentinas. La ciudad de Comodoro Rivadavia, en la provincia patagónica de Chubut (foto), soportó lluvias sin precedentes que afectaron a 100 mil residentes y fue declarada zona de desastre.

Después de una segunda tanda de tormentas que agravó la situación con lluvias que superaron los registros anuales, más de 7.600 vecinos de Comodoro Rivadavia fueron evacuados y perdieron sus viviendas, y al menos uno falleció arrastrado por la corriente, dijeron las autoridades.

El intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, describió una ciudad “desbordada”, partida en dos por la rotura de un puente y el bloque de calles repletas de barro, y sostuvo que los daños son cuantiosos por lo que habrá que “refundarla”.

Comodoro Rivadavia, "zona de desastre": hay un muerto y 100.000 afectados

En la primera tormenta, cayeron 250 milímetros de lluvia en apenas 48 horas, cuando el promedio anual es de 237 milímetros. En la segunda,  varios días después, se acumularon otros 66 mm y las ráfagas de viento superaron los 75 km/h.

El Servicio Meteorológico Nacional argentino informó que el fenómeno climático se originó por un “bloqueo meteorológico” instalado en el vecino Uruguay, que impidió el paso de un sistema de baja presión muy húmedo que generó las tormentas.

La zona de alerta incluyó también el este de Catamarca, el oeste de Chaco, Córdoba, oeste de Formosa, centro y este de Jujuy, este de La Rioja, centro y este de Salta, San Luis, Santiago del Estero y Tucumán.

Áreas más perjudicadas por las inundaciones

Las lluvias intensas y la fuerza del agua baja del cerro Chenque hizo que las calles de Comodoro se transformaran en ríos de agua y barro, por lo que hay barrios aislados y casas con hasta un metro de agua dentro.

En la provincia de La Pampa, en el centro del país, alrededor de mil personas debieron ser evacuadas en la capital, Santa Rosa, y otras 80 asistidas tras la inundación en Ingeniero Luiggi, Caleufú, La Maruja, Parera y Rancul.

El intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre, dijo que esperan que salga el sol para “poder recuperar las casas de las 250 familias evacuadas”, y afirmó que cuatro bombas extraen agua de la Laguna Don Tomás luego de que alcanzara el nivel más alto en décadas.

Las lluvias y el desborde de ríos dejaron más de 12.000 damnificados en Lamadrid, al sur de la provincia de Tucumán. Foto: LA NACION / Fernando Font
Una imagen de Lamadrid, en Tucumán, donde hubo 12 mil evacuados.

“Llegó a los 2,5 metros y por eso se desbordó. La idea es bajar el nivel a un metro para que recupere su capacidad de reservorio ante las lluvias”, precisó el jefe comunal.

Unas 30 personas tuvieron que dormir en el Salón de Usos Múltiples de la Comisión de Villa Germinal, en tanto más de 950 personas se autoevacuaron en viviendas de familiares o de amigos, luego de que 10 manzanas quedaran bajo agua.

 

 

 

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer