América Latina

La región se planta: a cada uno lo suyo

CC EMISIONES AMÉRICA LATINA LA TERCERA INFOGRAFÍA

El acuerdo que se negocia para 2015 para evitar que el aumento de la temperatura del planeta no exceda los 2° sobre los niveles preindustriales “debe diferenciar entre las partes, sobre la base de la equidad y el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas y de capacidades de cada uno, de manera que impida eludir los compromisos asumidos por los países desarrollados” de hacer frente a la crisis planteada por el cambio climático global, insistió la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) en su declaración para la cumbre climática de Lima (COP20).

“El acuerdo de 2015 es una oportunidad para fortalecer aún más la Convención Internacional sobre Cambio Climático. Los países latinoamericanos y del Caribe apoyan el carácter jurídicamente vinculante de un nuevo acuerdo” que se firme en la COP21 de París en 2015, que reemplace al Protocolo de Kyoto, que venció en 2012, sostuvo la el máximo organismo político de la región en una declaración presentada en Lima, ante 12 mil delegados de 195 países.

La diversidad “es una característica importante de nuestra región, que incluye algunos de los países más vulnerables a los impactos del cambio climático”, dijo la CELAC, y por ello apoya “firmemente un tratamiento eficaz de la adaptación en el acuerdo que se firme en 2015, de manera equilibrada respecto de la mitigación” de la emisión de gases de efecto invernadero (ver gráfico arriba).

La CELAC postuló “adaptarse a los efectos adversos del cambio climático sobre la base de circunstancias nacionales, así como de nuestras responsabilidades comunes pero diferenciadas y las respectivas capacidades” de cada país.

“El costo de la adaptación aumenta directamente si las emisiones de gases de efecto invernadero no disminuyen” y “la confianza sólo puede construirse sobre la base de acciones claras por adelantado países para aumentar la escala de los recursos que sean suficientes y adicionales, incluyendo la transparencia sobre cómo se van a cumplir los compromisos, en particular el desembolso de 100 mil millones de dólares anuales para a partir de 2020”, sostuvo el organismo latinoamericano y caribeño sobre el Fondo Verde para el Clima.

CC CO2 ABRIL 2014 MAUNA LOA 2

“También es necesaria la transparencia mediante el establecimiento de reglas claras para monitorear el apoyo financiero, sus fuentes y la entrega efectiva. Por lo tanto creemos que una importante tarea por delante es la construcción de este tipo de normas”, añadió.

La Pre-COP de Venezuela, camino a Lima, sentó para la CELAC “un precedente histórico en el diálogo con los sociales movimientos y la sociedad civil que dio lugar a los “Mensajes clave para LA COP20, entre ellos la importancia política de la educación y la participación, así como la inclusión de ña cuestión del cambio climático y sus causas estructurales en formal e informal los sistemas de educación, como un derecho de los pueblos”.

También abogó por “una acción transformadora integral del tejido social para abordar el cambio climático, teniendo en cuenta la igualdad de género, la protección y la aplicación de los derechos humanos de mujeres y empoderamiento de los jóvenes como generadores de transformaciones y soluciones innovadoras para el cambio climático, desde una
perspectiva justa, equitativa e inclusiva”.

LA POSICIÓN ARGENTINA: QUE NO NOS IMPONGAN REGLAS

CC COP20 ARGENTINA BOUDOU

En su discurso ante la COPA20, el representante de la delegación argentina, el vicepresidente Amado Boudou, resumió la posición del país -cuarta emisor de gases de efecto invernadero per capita en la región- con esta frase: “No podemos aceptar que los países desarrollados impongan reglas al resto de los países, trasladando obligaciones históricas y actuales como mecanismo para transferir sus responsabilidades al resto”.

“Ellos han sido los emisores históricos de los gases con efecto invernadero y por lo tanto son quienes han conducido a nuestra biósfera a la actual situación límite. Estos países son quienes deben tener mayor compromiso no solo en sus hábitos de consumo y producción, sino en la asignación de recursos para mitigar y adaptar los efectos al calentamiento global”, afirmó Boudou.

El vicepresidente reivindicó el compromiso de Argentina con la seguridad alimentaria. “Hemos adoptado acciones tendientes a contrarrestar las acciones de cambio climático, tales como la siembra directa, la rotación de cultivos y el desarrollo de la energía derivada de la biomasa, la promoción de la agricultura orgánica y la sustentabilidad de nuestros bosques”, explicó.

“La responsabilidad histórica y los niveles de las emisiones actuales no pueden asignarse de igual manera a todos los países. El calentamiento global ha tenido como causante a los países hoy desarrollados. Existen tres principios irrenunciables para anunciar un nuevo acuerdo: responsabilidades comunes pero diferenciadas, responsabilidad histórica en la emisión y la equidad”, dijo el vicepresidente, siguiendo las líneas esbozadas por todos los países de la región latinoamericana y caribeña a través de la CELAC.

Para Argentina, es “importante desarrollar herramientas concretas que permitan mitigar el calentamiento global, pero observando los principios anunciados. El abordaje al cambio climático no puede desvincularse de la agenda del desarrollo, la erradicación de la pobreza y la mejora en la distribución en los países”.

LOS ARGUMENTOS DE EEUU: SÓLO NOS SALVAREMOS JUNTOS 

CC COP20 KERRY

Resumen de los principales conceptos del discurso del secretario del Departamento de Estado norteamericano, John Kerry, explicitando ante la COP20 de Lima la posición de Estados Unidos frente a un acuerdo sobre cambio climático:

. Estados Unidos está muy orgulloso de contribuir con 3 mil millones de dólares al Fondo Verde del Clima para llegar a su objetivo de 10 mil millones y estamos agradecidos por el anuncio de países como Australia, Bélgica, Colombia y Perú para ayudarnos a superar esa meta.

. En comparación con el conjunto de las amenazas globales que enfrentamos hoy en día -y son muchas (el terrorismo, el extremismo, las epidemias, la pobreza, la proliferación nuclear, todos los retos que no conocen fronteras), el cambio climático está en un pie de igualdad.

. Aunque aquí nadie cree que un acuerdo climático global va a ser la bala de plata que elimine esta amenaza, creo que todo el mundo puede acordar con que no la eliminaremos sin un acuerdo.

. Cada nación tiene la responsabilidad de hacer su parte si vamos a pasar esta prueba. Y sólo aquellas naciones que den un paso hacia adelante y respondan a esta amenaza puede legítimamente reclamar responsabilidad global. Y sí, si eres un país grande, una nación desarrollada, y no estás ayudando a liderar, entonces eres parte del problema.

. La ciencia del cambio climático nos está advirtiendo a los gritos que actuemos. El 97 por ciento de los estudios científicos sobre clima debidamente revisados por colegas han confirmado que el cambio climático está ocurriendo y que la actividad humana es la responsable.

. Las fuentes de energía en que nos apoyamos durante décadas para alimentar a nuestros automóviles y a nuestros hogares -como el petróleo y el carbón- son en gran parte responsables de la emisión de los gases que calientan la atmósfera. Las emisiones procedentes de la deforestación y de la agricultura también envían enormes cantidades de contaminación de carbono en nuestra atmósfera.

. No se necesita tener un doctorado para ver por uno mismo que el mundo ya está cambiando. Trece de los años más calientes registrados han ocurrido desde 2000, con este año, de nuevo, en camino de ser el más caluroso de todos.

. Los científicos predicen que, para el final del siglo, el mar podría elevarse un metro completo: eso desplazaría a cientos de millones de personas en todo el mundo, con un costo de cientos de miles de millones de dólares en actividad económica.

.La humanidad está creando el problema, y ​​la humanidad puede resolver el problema. Y a diferencia de algunos de los problemas que enfrentamos, éste ya tiene una solución: la solución al cambio climático es la política energética.

. Todavía hay tiempo para que nos unamos como una comunidad global y tomar las decisiones correctas de la energía.

.Tenemos que unirnos en torno a un acuerdo climático ambicioso de aquí a finales del próximo año. Permítanme ser claro: No vamos a resolver todo en esta reunión o incluso en París.

. No tenemos tiempo para sentarnos a discutir sobre de quién es la responsabilidad de actuar. Es responsabilidad de todos, porque es la cantidad neta de carbono que importa, no la participación de cada país.

. Sin dudas, los mayores emisores, incluyendo Estados Unidos tienen que contribuir más a la solución. Pero en última instancia, todas las naciones de la Tierra tiene que aplicar la ciencia actual y tomar decisiones sobre la energía.

. Estados Unidos y otras naciones industriales han contribuido significativamente a este problema y comprendimos plenamente las consecuencias. Y reconocemos la responsabilidad que tenemos ahora para dirigir la respuesta global.

. Hoy, gracias al Plan de Acción Climática de la Administración Obama, Estados Unidos está en camino de cumplir con nuestros compromisos internacionales para reducir seriamente nuestras emisiones de gases de efecto invernadero para 2020. Y eso es porque vamos directamente a la fuente más importante de contaminación, las emisiones del transporte y la energía.

. Fuimos capaces de anunciar recientemente nuestra meta de reducción de emisiones del 26 al 28 por ciento respecto de los niveles de 2005, para 2025. Eso nos pondrá de lleno en el camino hacia una economía más sostenible y próspera.

. La meta máxima es reducir nuestras emisiones en un 83 por ciento en 2050, que es lo que la ciencia dice que tenemos que hacer para cumplir con el objetivo de prevenir más de 2° grados de calentamiento sobre los niveles pre industriales.

. Pero no es suficiente que un país o incluso unos pocos países reduzcan las emisiones cuando otros países siguen llenando la atmósfera con la contaminación de carbono como mejor les parezca. Con que sólo una o dos grandes economías no respondan a esta amenaza, se contrarrestará mucho del buen trabajo que el resto del mundo.

. Es difícil para las naciones en desarrollo. Entendemos eso. Pero en la actualidad más de la mitad de las emisiones globales -más de la mitad- provienen de las naciones en desarrollo. Por lo tanto, es imperativo que actúan, también.

. Insto a pensar sobre los impactos económicos relacionados con la agricultura y la seguridad alimentaria. Según estiman los científicos se reducirá la capacidad de los cultivos para producir los actuales rendimientos del arroz o el maíz o el trigo, hasta 2% por década.

. En términos económicos esto no es una elección entre lo malo y lo peor. No se trata de elegir entre crecer o achicar las economías. El cambio climático presenta una de las mayores oportunidades económicas de todos los tiempos en la tierra.

Texto original completo en inglés aquí

EN CHILE

AMERICA LATINA CHILE ENERGÍAS RENOVABLES

(Por Cambio Climático Chile).- Cada chileno emite en promedio 5,3 toneladas de gases al año, 40% más que hace 20 años. Chile es uno de los países que menos contribuye a la emisión global de gases de efecto invernadero (0,26%), sin embargo, por habitante, su aporte es uno de los más altos de la región y ha crecido 40% en 20 años.

Según el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero 1990-2010, preparado por la Oficina de Cambio Climático del Ministerio del Medio Ambiente para ser presentado en la COP 20, las emisiones totales de Chile subieron de 49,8 millones de toneladas en 1990 a 91,5 millones en 2010. Un alza de 83,5%, que significó pasar de 3,8 toneladas per cápita en los 90 a 5,3 toneladas en 2010, según calculó Laura Farías, académica de la U. de Concepción y del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2). En Latinoamérica, Chile sólo es superado por Venezuela (6,9), cuya matriz energética es petrolera.

“El número que importa, finalmente, es el total (de emisiones), ya que al ser un fenómeno global afecta a todo el planeta, independiente de donde venga. Pero la emisión per cápita te dice que tan peligrosos somos los chilenos en el contexto global. Estamos a la altura de Argentina (4,5) -que tiene una industria ganadera que emite metano-, pero duplica lo de Brasil (2,2) y Colombia (1,6). Es mucho para un país no industrializado”, dice la investigadora. La causa, agrega, está en la generación eléctrica. “El país necesita más energía y usa energías sucias”.

Según el inventario, el sector suma el 74,7% de las emisiones de GEI totales, seguido por Agricultura (15,1%).

El sector energético en Chile está compuesto fundamentalmente por combustibles fósiles que, según el Ministerio de Energía, representaron el 82,6% del balance de energía primaria para el 2010. Desde 1990, las emisiones del sector energético han subido 104%.

“Hay una correlación entre PIB y emisiones. El desafío es desacoplar el crecimiento económico del alza de emisiones, adoptando energías limpias”, dice Laura Gallardo, directora del CR2.

De no tomar medidas, para 2020 Chile emitiría entre 124,3 y 180 millones de toneladas anuales (dependiendo del crecimiento económico), más del doble de lo actual, según calculó el proyecto MAPS (Mitigation Action Plans and Scenarios). Cumplir con el 20% de reducción que la presidenta Bachelet reiteró en la COP 20, significa bajar entre 25 y 35 millones de toneladas para esa fecha.

Fernando Farías, jefe de la Oficina de Cambio Climático del MMA, dice que la reducción de emisiones al 2013 varía entre 1,8 y 5,06 millones de toneladas de CO2 equivalentes, una reducción de entre 2,3% y 6,5%, respecto a 2007. Dice que MAPS calculó en 4,3 toneladas las emisiones per cápita en 2013, “cercano al promedio de las emisiones per cápita a nivel mundial”. Sin embargo, dice que se prevé que el indicador aumente, por el alza en las emisiones y el menor crecimiento poblacional, pero espera que la inclusión de medidas de mitigación lo estabilicen.

Fuente: CAMBIO CLIMÁTICO CHILE

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer