Energías

La comprobada toxicidad del fracking

ENERGÍAS FRACKING FLUIDOS TÓXICOS

Al menos 10 % de los contenidos del fluido que se inyecta en el fracking es tóxico, dedujo un análisis de William Stringfellow, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, que sólo siguió la lista de los productos químicos reconocidos por las propias compañías, informó Chemistry World.

El fracking es la práctica de inyección de fluidos a alta presión en la tierra para romper las formaciones rocosas que atesoran petróleo y gas y extraerlos así a la superficie.

El contenido -y el ocultamiento- de esos fluidos han sido un tema de controversia, en gran parte porque las empresas perforadoras tienen la opción de guardar el secreto pero también porque se ha sabido de repetidos fugas y derrames.

Stringfellow utilizó para su análisis FracFocus, un registro voluntario de 250 productos químicos para el fracking proporcionados por la propia industria para chequear la información toxicológica existente.
Un 10 por ciento de los productos químicos son peligrosos “en términos de toxicología mamífera o acuática”, concluyó Stringfellow en la American Chemical Society. Pero para casi un tercio de los 250 productos químicos del fracking no hay información pública disponible sobre su toxicidad para seres humanos u otras vidas. Y eso sin contar los productos químicos que la industria puede simplemente optar por mantener en secreto.

Fracking 1

FracFocus llamó la atención pública en agosto, cuando las empresas de perforación fueron objeto de investigación sobre la inyección de diésel en la tierra para obtener petróleo y gas, algo para lo que se supone tienen un permiso. Cuando se supo, muchas empresas simplemente eliminaron de la lista las menciones de inyección de diésel.

En Estados Unidos y otros países crece la presión para que las empresas dejar de ocultar las mezclas químicas que utilizan para el fracking.

Las compañías Baker Hughes y Schlumberger eligieron revelar la totalidad de sus fórmulas de fracking, y otras empresas podrían seguir su ejemplo. “La industria sabe que sus compuestos son problemáticos, y que están tratando de reemplazarlos”, dijo Stringfellow. Y hasta entonces, es probable que mantengan sus fórmulas en secreto.

Una ley de 1986 aprobada por el Congreso estadounidense creó Inventario de Emisiones Tóxicas de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), una base de datos pública más visible de los productos químicos tóxicos liberados por diversas industrias.

Depende de la EPA decidir quién tiene que informar a la base de datos, y no se ha optado por incluir a la industria del petróleo y el gas. Los grupos ambientalistas presionan para que la EPA agregue a esa industria desde 2012, según la extracción de petróleo y gas sigue creciendo, y el aumento del fracking expone a más estadounidenses a productos químicos peligrosos.

Texto original completo aquí

Tags: , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer