Cambio Climático

Las aseguradoras se vuelven ambientalistas

CC Y SEGUROS GENEVA ASSOCIATION

Con miles de millones de dólares de seguros en juego por la recurrencia de fenómenos climáticos extremos, las grandes aseguradoras recalculan y plantean una nueva alianza con los ambientalistas. ¿Qué son ahora condiciones de tiempo “normales”?

El influyente think tank  internacional del negocio del seguro Geneva Association llamó a redefinir lo que se entiende por “condiciones normales de tiempo”, por el evidente impacto del cambio climático y del calentamiento de los océanos en el negocio de los seguros.

En un reporte de 30 páginas, “Warming of the Oceans and Implications for the (Re) insurance Industry”, la entidad sostiene:

“Hay nueva y sólida evidencia de que los océanos se han calentado significativamente. Dada que la energía liberada por los océanos es el vector clave de los eventos extremos, el calentamiento de los océanos ha causado un cambio hacia una ‘nueva normalidad´ para una cantidad de amenazas de relevancia en términos de seguros. Este cambio es casi irreversible: aun cuando las emisiones de gases invernadero (GHG, por sus siglas en inglés) se frenaran completamente mañana mismo, las temperaturas oceánicas seguirán en aumento”.

Geneva Association propone también un “cambio de paradigma” que lleve de utilizar datos históricos para calcular riesgos para los bienes a utilizar predicciones climáticas de largo plazo. Dice, entonces:

“Debido a los límites de las predicciones y a una comprensión científica de fenómenos extremos en un entorno ambiental no-estacionario, la consideración de los eventos extremos resulta hoy ambigua. Como consecuencia, los análisis basados en escenarios posibles y en modelos de riesgo a medida se convierten en una parte esencial de la gestión del riesgo empresario.

Los modelos de riesgo a medida ayuda a proteger a las compañías de seguros y a las reaseguradoras que a su vez las respaldan de un riesgo financiero inaceptable causado por fenómenos extremos impredecibles o repentinos, como el Huracán Sandy, que provocó daños por hasta 50 mil millones de dólares.

Presumiblemente, las propias compañías deberán hacerse cargo de crear modelos de riesgo y escenarios climáticos que definan una “nueva normalidad”, una perspectiva no deseada para quienes ya reniegan con sus pólizas de seguros bajo la “vieja normalidad”.

VIENTOS HURACANES ANDREW 1992 SERIE

El interés del sector de los seguros en el clima ha ido creciendo fuertemente durante las últimas décadas. Después de todo, tiene mucho en juego. Pero redefinir lo que es el tiempo, y por lo tanto quién es asegurado y por qué, es una perspectiva nueva e inquietante. Ello concuerda con el asunto de evidente interés para el informe de Geneva Association; la protección de las aseguradoras de un “fracaso del mercado” y permitirles a la vez “cumplir con las regulaciones y, en última instancia, mejorar sus calificaciones”.

Pero el resumido estudio se destaca por representar múltiples intereses. La Geneva Association, controlada por un comité de directores compuesto por ejecutivos de las mayores compañías aseguradoras del mundo, es un firme convencido del cambio climático y del calentamiento de los océanos. Realiza una encomiable tarea defendiendo su posición, citando referencias científicas y otras fuentes.

Al mismo tiempo, una perturbadora resignación invade el informe, dando a entender casi que tal vez sea hora de aceptar lo que viene y crear nuevas reglas, incluso sobre el tiempo, para proteger la economía. Las vallas regulatorias deberían ser considerables, pero el enfoque del informe podría también generar una astuta atracción en algunos sectores.

Hay negacionistas del cambio climático esperando precisamente ese argumento: que los mayores empresarios del mundo invite a redefinir el “tiempo”, a saltearse el debate sobre el clima y a entregarse a una “nueva normalidad”, centrada en regulaciones que ayuden a las aseguradoras, para sacar así ventaja de un imparable cambio climático, en lugar de actuar para prevenirlo.

El informe, sin embargo, entrega un final sorpresivo. Aun considerando principalmente el interés del negocio, hace un llamamiento a las aseguradoras a ser activistas y lobistas de la adaptación, educación sobre riesgos, la inversión en energía y la regulación de gases de efecto invernadero.

Cabildo bajo agua

Los funcionarios del gobierno deben escuchar cuando se expresan las voces más fuertes de una industria de US$ 4,6 billones (trillones en moneda estadounidense). Cuando se trata de clima, la mayoría se blinda y prefiere atender intereses menores e ignorar el cuadro general. Será un interesante cara a cara, si se da. Los ecologistas deberían respaldar a las aseguradoras frente a las recomendaciones de la Asociación de Ginebra que siguen aquí debajo (mientras, por supuesto, bloquean los intentos de la industria para controlar la definición de tiempo):

“El sector de los seguros debería jugar un rol activo en llamar la atención sobre los riesgos del cambio climático, a través de la educación sobre el riesgo y de la difusión de información cualificada sobre riesgos. Además, hay un beneficio real para el sector si apoya y alienta la adaptación a través del diseño de productos innovadores. Eso puede y debería hacerse en colaboración con autoridades locales a través de la cooperación público-privada. Además  de mejorar su reputación, llevará a empresas más sólidas y a una reducción del riesgo en general”.

“Por el lado de las inversiones, hay un nuevo mercado de oportunidades asociado con la transición a una economía baja en emisiones de carbono. La inversión en innovación y en capacidad global para desarrollar tecnología e infraestructura de nuevas energías no sólo promete buenos retornos, sino que contribuye a  la reducción de emisiones de gases invernadero, que finalmente crearán una sociedad con mayor capacidad de resistir”.

“Para apoyar esta transición, el sector debería usar sus valiosos conocimientos para aportar al debate sobre cambio climático y presionar activamente al gobierno para que adopte medidas para reducir los riesgos y frenar las emisiones de gases invernadero”.

“Junto con el apoyo de la ciencia para afrontar el gran desafío de proyectar los impactos del calentamiento del océanos y del cambio climático en general, estas acciones ayudarán al sector de los seguros a evitar fracasos de mercado y a incrementar su solidez corporativa”.

Texto original completo aquí http://earthdesk.blogs.pace.edu/2013/07/05/a-new-normal-to-protect-the-insurance-industry-from-climate-change/

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer