Cambio Climático

Las ventajas económicas de cuidar la atmósfera

Si las economías del G-20 adoptan políticas verdes, incentivos fiscales y reformas estructurales tendientes a reducir las emisiones contaminantes, podrían crecer hasta un 3% más que si mantuvieran las condiciones actuales, según un análisis de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) presentado en mayo en el Diálogo del Clima de Petersberg.

De acuerdo con el estudio, si entre los beneficios se contabilizan los perjuicios evitados por el cambio climático, el margen positivo rozaría el 4,7%.

“En décadas pasadas, hablar de crecimiento y políticas verdes parecía una contradicción, pero ya no lo es. Las inversiones en este son buenas para el desarrollo y el empleo”, sostuvo el secretario general del organismo, Ángel Gurría.

Definió además el informe como “un espejo que ponemos delante de los país. Luego cada uno verá qué hace con esa imagen”. Y llamó a los distintos ministerios de gobierno a articular políticas en conjunto que tengan en cuenta tanto las cuestiones ambientales como económicas.

De acuerdo a las cifras presentadas por la OCDE, en base a datos de países del G-20 (que acumulan el 85% del PBI global y el 80% de las emisiones de dióxido de carbono), las inversiones en infraestructura son el corazón del crecimiento sustentable.

Limitando el aumento de la temperatura por debajo de los 2°, en línea con lo firmado en el acuerdo de París, se requerirán unos u$s 7 billones por año en este rubro de aquí a 2030, solo un 10% más que si elija la alternativa de un modelo contaminante.

La mayor parte de estas inversiones deberían ser destinadas al sector del transporte, mientras se resuelven otras cuestiones fundamentales como el reemplazo de las fuentes de energía primaria, obras de acceso al agua y saneamiento, sistema eléctrico y comunicaciones.

El análisis plantea el escenario hasta 2050, aunque recuerda que muchos de los impactos del cambio climático anticipados por los científicos de acuerdo al modelo actual, sucederán en las décadas posteriores a esa frontera.

“No hay excusas económicas para no actuar contra el cambio climático, y la urgencia para actuar es alta”, señaló el secretario de la OCDE.

Otras estimaciones sitúan que las eventuales catástrofes naturales que tengan lugar para ese entonces podrían causar una caída de un 10% en el PBI global.

Fuente: agencias.

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer