Extremos

Las vidas que la meteorología le ganó al tornado

El tornado que arrasó Moore, Oklahoma, el 20 de mayo de 2013, demostró también cuánto avanzó la meteorología en la difusión de alertas tempranas, que aumentan la probabilidad de que la gente responda apropiadamente y salve sus vidas. El papel clave de los radares Dopler – Dual Pol. Los meteorólogos ya imaginan predicciones de temporadas de tornados, como hacen con la de huracanes. En contraste, en Oklahoma se pierden  gratuitamente otras vidas, las de temerarios “caza tormentas” que se arriesgan captando imágenes de tornados y a veces… mueren.

OKLAHOMA ALERTAS TECNOLOGÍA TWISTER

En la imagen, una comparación entre la trayectoria de escombros levantados por el huracán según el radar Doppler, en naranja y rojo, y el camino real del tornado, en negro, junto con las áreas de los daños más graves, en amarillo. Travis Smith, del NWS.

En una época de recortes presupuestarios que amenaza a cosas tales como nuevos satélites meteorológicos y mejoras en la propia predicción de huracanes, la previsión de tornados es un punto saliente en el que los meteorólogos han hecho constantes mejoras en términos de precisión y advertencias, y donde más beneficios se pueden obtener en los próximos años.

Gracias a décadas de inversiones en investigación de tornados, a la actualización de los radares Doppler y a nuevos modelos informáticos más localizados que pueden simular tormentas individuales horas antes de que se formen, los pronósticos y las advertencias sobre tornados son ahora más precisos que nunca. Y se disponen a experimentar un cambio radical en las próximas dos décadas.

Los residentes Moore, por ejemplo, tuvieron casi 35 minutos de preaviso antes de que el tornado arrasara su ciudad. La advertencia fue emitida 5 minutos antes de que el tornado tocara tierra, cerca de Newcastle. Eso dio a Moore (al este de Newcastle) 35 minutos de antelación, según la NOAA (Administración Nacional de Océanos y de la Atmósfera).

Aunque 24 personas murieron y más de 350 resultaron heridas, la alerta anticipada sin duda salvó docenas, si no cientos, de vidas. A nivel nacional, el tiempo promedio de advertencia es de unos 13 minutos.

La historia de las advertencias de tornado muestra una mejora lenta, pero constante de los tiempos de alerta y de la capacidad de advertir rápidamente al público. En 1999, el mismo año que otro tornado de máxima categoría (EF-5) golpeó a Moore, el promedio de advertencia de tornados era de aproximadamente 10 minutos.

“Hay un dicho que ha estado presente desde hace mucho tiempo: ‘segundos salvan vidas’. Eso sigue siendo cierto”, declaró Bill Bunting, jefe de operaciones del Centro de Predicción de Tormentas de la NOAA (el SPC de la NOAA) en Norman, Oklahoma.

El SPC opera en el Centro Nacional del Clima, a unos 16 km de Moore, y los meteorólogos se vieron obligados a resguardarse del tornado del lunes también. El SPC es responsable de emitir las perspectivas de tornados y de seguirlas en Estados Unidos, mientras que las oficinas del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) estadounidense emiten advertencias de tornado para un área particular.

Las predicciones y los avisos han mejorado en tres escalas de tiempo: a largo plazo (con una semana de antelación), a corto plazo (cuando la irrupción de tornados están a cuestión de horas) y a muy corto plazo (cuando se emite una advertencia). Todos estos acontecimientos han contribuido a reducir el número de muertos promedio anual desde que existen registros fiables de tornados, en 1954.

VIDEO DE SEGUIMIENTO DEL TORNADO DE MOORE (EN REVISTA DEL AFICIONADO A LA METEOROLOGÍA)
Perspectivas a largo y corto plazo

OKLAHOMA ALERTAS RADARES 1

Un ejemplo de gran fragmento levantado en el aire por la tormenta. Este tanque se llenó y voló un kilómetro. NWS.

Las predicciones a largo plazo comprenden de 4 a 8 días antes de que irrumpa el clima severo. Los meteorólogos del SPC destacaron la potencial llegada de fuertes tornados en Oklahoma el 15 de mayo, con seis días de antelación. Eso habría sido inaudito hace sólo unos pocos años, explicó Bunting.

Desde el 15 de mayo hasta que el tornado golpeó el lunes 20, el Servicio Meteorológico Nacional, en colaboración con los medios de comunicación y organismos de gestión de emergencias, mantuvo un constante bombardeo de mensajes al público. Advirtieron en repetidas ocasiones sobre condiciones meteorológicas potencialmente peligrosas y sobre cómo llegar a un refugio si fuera necesario. La investigación ha demostrado que las alertas tempranas y consistentes aumentan la probabilidad de que la gente responda apropiadamente.

Harold Brooks, un veterano científico del Laboratorio Nacional de Tormentas Severas (NSSL) del NOAA en Norman, dijo que orientar de modo cada vez más fiable a largo plazo es un avance importante que ha contribuido a mejorar la respuesta del público a las advertencias de tornado a corto plazo.

“Creo que muchos de los meteorólogos se resistían a hacerlo realmente porque pensaban que simplemente no sabíamos lo suficiente sobre la manera de hacerlo”, dijo Brooks sobre la difusión temprana de perspectivas a largo plazo de tormentas severas. Ahora, “no pegamos todas las grandes tormenta en el largo plazo, pero algunas sí”.

Brooks opinó que la investigación en curso en el NSSL y en el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad de la Universidad de Columbia ha comenzado a mostrar su capacidad para detectar indicios de tormentas severas con 10 días de antelación.

“Estamos empezando a recoger algunas pistas de que puede captar una buena parte, por lo menos, de los fenómenos meteorológicos extremos”, dijo Brooks sobre la herramienta de predicción a largo plazo conocida como el Sistema de Pronóstico Climático (Climate Forecast System).

Los meteorólogos creen que en algún momento en los próximos 10 a 20 años podrán empezar a emitir proyecciones estacionales que destaquen las áreas con mayor riesgo de tornados en toda la primavera y el verano boreal, como hacen los pronosticadores de huracanes actualmente. Es un hecho que habría sido impensable hace apenas una década.

No sólo las predicciones a largo plazo han mejorado. Los meteorólogos también se han vuelto más expertos en predecir cuándo y dónde se forman tormentas severas, y cuán probable es que un área en particular reciba grandes tornados, que dejan grandes huellas, como el que golpeó Moore, que permaneció en tierra durante 40 minutos .

El lunes por la mañana, los modelos de ordenador de alta resolución gestionados por el Servicio Meteorológico Nacional y las instituciones de investigación indicaron que las tormentas severas probablemente se formarían ese día temprano, en el centro y el sur de Oklahoma, entre las 13 y las 14, y que una vez formadas, podrían rápidamente convertirse en “supercélulas”, la más feroz de las tormentas, con una columna de aire que gira constantemente hacia arriba, condimento ideal para un tornados.

Además de dar lugar a tornados, las supercélulas (VIDEO) son capaces de producir granizo grande y vientos dañinos. Estos modelos fueron reforzados por observaciones de estaciones meteorológicas de superficie y datos meteorológicos de globos y satélites, lo que conformaba un ominoso pronóstico.

Sobre la base de las proyecciones de los modelos informáticos y de las pruebas de observación, los meteorólogos en Norman difundieron un video explicativo a las 11 am del lunes, en el que se advertía que cualquier tormenta que se formara podrían convertirse rápidamente en supercélula y en tornado. El mensaje al público, dijo Brooks, fue: “Si usted ve una tormenta esta tarde, debe pensar que puede ser grave y convertirse potencialmente en tornado muy pronto”.

El tornado que azotó Moore tuvo su origen en una supercélula que se había formado sólo 45 minutos antes, al suroeste de Newcastle.

La reunión de la mañana fue profética acerca del impacto de la tormenta, al señalar: “Hoy hay probabilidad de tornados y de caída de granizo de gran tamaño. A diferencia de ayer, hoy lunes hay escuelas abiertas y gente conduciendo desde el trabajo a casa y ése es un gran, gran problema porque el tiempo severo alcance su punto máximo en esa franja de 3 a 6 pm”.

Actualización de radares (ver nota más abajo, en esta página)

RADARES DUAL POL 4 Y TAPA

Las actualizaciones de la red nacional de 122 radares Doppler, que se completó en abril pasado, dio a los meteorólogos nuevas y potentes herramientas para ayudar a predecir el desarrollo de un tornado, y a confirmar que un tornado, de hecho, ha tocado suelo y haciendo daño. Eso puede ser una herramienta especialmente valiosa cuando un tornado se produce durante la noche, por lo que es difícil para los observadores que ven, o si están envuelto en una cortina de lluvia, como pasó de a ratos con el tornado de Moore.

Los radares Doppler convencionales envían pulsos horizontales de energía, pero los radares Dual Pol envían impulsos horizontales y verticales, lo que da pronosticadores una imagen más clara de dos dimensiones de la atmósfera. En la predicción de tornados, los radares pueden detectar residuos en el aire de grandes tornados, e identificar las áreas de granizo de gran tamaño procedentes de tormentas del tipo supercélulas.

La capacidad de detección de residuos en el aire de un tornado es fundamental, ya que permite a los meteorólogos emitir advertencias de tornado, incluso en ausencia de los informes de los observadores de la tormenta sobre el terreno.

La tecnología Dual Pol, que consiste de nuevo software y hardware acoplado al disco de radar, puede distinguir claramente entre granizo y lluvia. Esta nueva tecnología sólo ha sido añadida a los radares del NWS durante los últimos dos años, lo que constituye la primera gran actualización de los radares que fueron instaladas inicialmente en 1988.

En el caso del tornado Moore, el radar Dual-Pol captó claramente los escombros volando a miles de metros en el aire y ayudó a confirmar tanto la fuerza del tornado como su ubicación. El rastro de los desechos, de un ancho asombroso de 3,2 km de ancho cuando el tornado entró en Moore, ayudó a los meteorólogos determinan ruta y la velocidad del tornado.

El equipo de estudio de tormentas del NWS, compuesto por expertos que pueden determinar los vientos máximos del tornado por el examen de fragmentos, encontraron evidencia de un tornado categoría EF-5, que pone al de Moore en el nivel más alto de intensidad de tornados en la escala de Fujita Mejorada (Enhanced Fujita Scale). El NWS estimó vientos máximos en el tornado de más de 330 kmh, lo suficientemente poderosos como para para barrer casas enteras dejando sólo las bases de hormigón.

En Moore, las indicaciones del radar sobre cómo volaban los restos permitieron a los meteorólogos extremadamente específicos y urgentes en sus advertencias a la zona. A las 4:22 pm del lunes, la oficina del NWS en Norman envió un mensaje urgente sobre la base de los informes de avistamiento, imágenes de TV y y datos del radar Dual Pol: “El tornado es tan grande que usted podría no advertir que es un tornado. Si usted está en Moore, vaya al refugio YA”.

OKLAHOMA ALERTAS RADARES

Cómo aparecía el rastro de restos en el radar Dual Pol. NWS.

Meteorólogos de la televisión local, basándose en los datos de radar del NWS, fueron capaces de dar a los espectadores una previsión del trayecto del tornado manzana por manzana, y advertir que el tornado ya estaba causando un daño significativo.

En el horizonte

CC HISTORIA Figura-2-Nubes

La combinación de la mejora de las perspectivas a largo plazo, la predicción de tormentas severas a corto plazo más fiables, y radares actualizados significa que los pronosticadores del tiempo son cada vez más capaces de anticipar una de las armas más destructivas del arsenal de la Madre Naturaleza. Pero los investigadores en Norman, conscientes de las vidas perdidas el lunes, dan cuenta de la necesidad constante de mejorar la comunicación de las advertencias, la respuesta del público a las advertencias y una amplia gama de incertidumbres previstas.

Bunting dice que, en última instancia, el objetivo es pasar de un “enfoque de advertencia en la detección”, en el que se emiten avisos en función de los datos de radar e informes de avistamiento, a un “sistema de advertencia en el pronóstico” de tornados.

Eso implicaría la emisión de advertencias sobre la base de las predicciones de tormentas tipo supercélula. Ese tipo de sistema sería un cambio radical para los meteorólogos respecto de hoy. Para lograr ese objetivo harían falta considerables mejoras en la potencia de cálculo, conocimientos adicionales y avances de la comunidad científica, por no hablar de más fondos.

También requerirá que el Servicio Meteorológico Nacional mantenga y mejore su infraestructura, desde las estaciones meteorológicas de superficie a los satélites, algunas de los cuales están en peligro por los recortes presupuestarios y los retrasos del programa.

Si tiene éxito, estos esfuerzos podrían extender los tiempos medios de alerta de los 13 minutos actuales hasta un máximo de una hora, toda una vida de diferencia para los que viven en el “Corredor de los Tornados” (Tornado Alley).

Un sistema de advertencia en el pronóstico sería un gran avance ayudar a la prevención, y queda a años de distancia, pero ya hay avances para ayudar a las personas en el terreno.

Por Andrew Freedman, de Climate Central.

Texto original aquí

:::

VIDEO DE LOS PRIMEROS 10 MINUTOS DEL TORNADO EN TIERRA

:::

Tornado Oklahoma rescate

La crónica del poderoso tornado categoría F5 que golpeó Moore y costó 24 muertes, y una valiosa radiografía de los 149 que desde 1890 hasta 2012 castigaron toda el área de Oklahoma (EEUU), en  el corazón del “corredor de los tornados” de las planicies norteamericanas. Imágenes.

:::

LA MUERTE VISITA A LOS CAZATORMENTAS

Tres cazatormentas, como se conoce a los profesionales que persiguen fenómenos meteorológicos para vender sus imágenes, están entre las diez personas que fallecieron el pasado viernes cuando varios tornados golpearon algunos barrios de Oklahoma City, en Estados Unidos.

Tim Samaras, un experimentado cazatormentas que ha trabajado para National Geographic o Discovery Channel, su hijo Paul, y su colega Carl Young fallecieron tras ser alcanzados por vientos superiores a 260 kilómetros por hora.

La afición de acercarse lo máximo posible a las tormentas u otros fenómenos meteorológicos para grabar imágenes y obtener datos científicos se ha convertido en una afición cada vez más popular en Estados Unidos.

ALGUNOS VIDEOS DEL CAZATORMENTAS  TIM SAMARAS.

Texto completo aquí

:::

EL CALLEJÓN DE LOS TORNADOS

El tornado de Oklahoma se ha originado en el “callejón de los tornados”, la zona de las grandes llanuras de Estados Unidos donde confluyen a menudo masas de aire caliente y frío y que, en esta ocasión, tiene la peculiaridad de su gran diámetro: más de dos kilómetros cuando los “normales” son de cien metros.

Durante los meses de mayo, el callejón (Tornado Alley) -entre las Montañas Rocallosas y los Montes Apalaches- registra con frecuencia el choque de una masa de aire húmeda y cálida procedente del Golfo de México y otra desde el norte, de carácter inestable, ha explicado el meteorólogo Alejandro Lomas.

El contraste entre ambas es el que desencadena fuertes tormentas, muy dinámicas e inestables, que se asocian a la aparición de los tornados, uno de los fenómenos atmosféricos más violentos de la Naturaleza y que en España no son frecuentes.

En dicha “confrontación” se producen unos “giros” de viento o torbellinos dentro de la masa de la tormenta, que pueden desembocar en una especie de “embudo”, como el desague en una pila. Los torbellinos puede que no tengan reflejo en la superficie, pero en otras ocasiones “tocan tierra” y se forma el tornado (clasificados en una escala de intensidad de F0 a F5).

(…) Estos fenómenos no se pueden predecir exactamente, pero sí se conoce que están asociados a las tormentas severas, por lo que “primero se analiza el área donde hay condiciones favorables para la formación de las tormentas severas y se hace un seguimiento minuto a minuto”. Se siguen por radar y por satélite, que cuando captan ciertas características -propias de un tornado- activan un sistema de avisos a la población.  Texto original aquí

:::

Este artículo fue escrito originalmente en 1994 como memo técnico del NOAA NWS SR-160 y fue actualizado en mayo de 2013 para incluir dos tornados EF-1 en la zona el 13 de abril y el 29 de mayo de 2012.

Oklahoma City (OKC), en virtud de su gran extensión y de la ubicación cerca del corazón de “Tornado Alley” (el Corredorde los Tornados, ndr), se ha ganado una reputación en los últimos años como una de las ciudades más propensas a soportar tornados en Estados Unidos.

En los 60 y 70, las noticias y artículos de revistas citaban una estadística de tornados para OKC normalmente superior a la de los 30 o los 40, dependiendo del año de publicación.

La fuente del número más confiable fue una lista local elaborada por la estación de la Oficina de Pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional (WSFO OKC). Esa lista incluía 43 tornados desde 1978. Algún tiempo después, el mantenimiento de registros cesó por algún motivo y la lista actual fue relegada a una carpeta que se perdió entre las crecientes masas de otros registros que acumulan en la oficina.

En 1991, se inició un proyecto para revisar la lista añadiendo los tornados recientes (desde 1978), la validación de las entradas existentes y la búsqueda de otros que podrían haber sido pasados ​​por alto.

Esto resultó ser una tarea formidable, por varias razones. Uno de ellos fue la falta de fuentes confiables para los eventos que ocurrieron antes de 1950. La única fuente de datos fácilmente disponible antes de 1950, con excepción de los registros locales en la estación de WSFO OKC, era Grazulis (1990).

La compilación de Grazulis incluye todos los tornados de intensidad F2 o superior, y todos tornados devastadores, desde 1880 hasta 1989. Por lo tanto no hay registros sobre los tornados débiles de antes de 1950 y así el verdadero número de tornados probablemente es mucho mayor que el total de ese documento.

(…) Un segundo obstáculo surgió al tratar de determinar exactamente dónde están los límites de la ciudad, que cubre un área grande hoy en día, pero cuyos límites han cambiado en los últimos años de tal manera que algunas zonas que ahora son parte de OKC no siempre le correspondían.

Se han creado municipios periféricos en los últimos años, algunos de los cuales quedaron rodeado por territorio de la ciudad de Oklahoma. Para establecer una zona homogénea, se incluyeron los límites actuales de OKC y todas las demás ciudades y pueblos vecinos en gran parte o en su totalidad dentro de ella. El área resultante (Figura 1) incluye unas 600 millas cuadradas.

Además de OKC, se incluyó Bethany, Choctaw, Crutcho, Del City, Forest Park, Jones, Midwest City, Moore, Mustang, Nichols Hills, Nicoma Park, Valley Brook,  Village, Warr Acres, Witcher y Yukon (Figura 1).

Cada uno de los 149 tornados contiene la fecha y hora de la toma de contacto con tierra, la calificación máxima según la escala F, el número de muertos y heridos (de la totalidad del evento), una estimación en dólares de daños (no ajustados por inflación), la fuente de datos utilizada y una narrativa que describe lo que se conoce sobre el evento. Los valores estimados están entre paréntesis. El ancho del campo de tornados máxima y su longitud, si se determinaron, figuran entre paréntesis al final de cada relato.

TORNADO OKLAHOMA 2

Estadísticas

(…) Mayo ha sido el mes pico para los tornados en Oklahoma, seguido de cerca por abril y junio (Figura 2). Alrededor de dos tercios de todos los tornados en Oklahoma han golpeado durante esos tres meses. Los tornados fuertes y violentos tienden a ocurrir un poco antes, con abril como mes pico (18 de los 27 tornados de abril fueron F2 o superiores, y que 5 de los 10 F4/F5 tornados ocurrieron en abril).

TORNADO OKLAHOMA 3

La frecuencia se estabiliza durante el verano y el otoño boreales, antes de la disminución durante el invierno (diciembre y enero son los dos únicos meses en los que el área de OKC no ha sido afectada por tornados).

En cuanto a las horas, los tornados se han formado en OKC con más frecuencia entre mediados de la tarde y la noche (2 a 7 pm, o de 3 a 8; ver Figura 3)

TORNADO OKLAHOMA 4

(…) Otros hallazgos notables incluyen una falta general de los acontecimientos de la mañana (sólo entre 5 y 7 pm), la prevalencia de eventos débiles durante la mañana y el mediodía (con una excepción notable) y un rápido aumento de la frecuencia durante los primeros años por la tarde (1-2 pm, o de 2 a 3 pm).

El relativamente pequeño número de tornados a través de la década de 1930 está dominado por eventos fuertes y violentos (F2 o más), mientras que el aumento de la frecuencia en los 50, 60 y 70 se debe principalmente a un mayor número de eventos débiles (F0 y F1).

La frecuencia de los eventos débiles ha sido seguramente más constante de lo que indican los datos, pero la mayoría de ellos antes de 1950 probablemente no se han documentado.

La disminución en la frecuencia de los 60/70 hacia los 80/90 puede ser debido a los cambios en el control de calidad de los informes meteorológicos graves. (Nota: 11 de los 15 tornados de la década de 1990 ocurrieron en sólo 3 fechas: 13 de junio 1998, 4 de octubre de 1998 y 3 de mayo 1999).

Se puso más atención en ráfagas descendentes (Fujita 1985) (…) Si éste es el caso, entonces algunos de los tornados reportados en años anteriores en realidad puede haber sido corrientes de viento verticales, no tornados. La disminución en la frecuencia en los 80 podría en realidad reflejar un ajuste hacia cifras más representativas (es decir, los totales de los 60 y 70 podrían ser demasiado altos).

TORNADO OKLAHOMA 5

La figura 5 muestra la ubicación aproximada y el recorrido de los tornados de esta lista, que son difíciles de trazar, en muchos casos, ya que los datos disponibles no proporcionan suficiente detalle (y muchos de los puntos de referencia mencionados ya no existen). Algunos trayectos de tornados de antes de 1970 han sido dibujados subjetivamente con la información disponible, y pueden tener un margen de varios kilómetros.

Este nivel de precisión es sin embargo suficiente para revelar una concentración ligeramente mayor de eventos en el lado sur de la ciudad. Esta tendencia es especialmente evidente en tornados F2/F3 (en azul). Aunque se sugieren varios corredores de tornados, es probable que estas distribuciones no sean más que las fluctuaciones estadísticas. Por lo tanto, las frecuencias de tornados en un lugar determinado no implican frecuencias similares en el futuro.

Algunos otros datos interesantes acerca de los tornados OKC:

– El tornado F5 que golpeó OKC en mayo de 1999 fue el más mortífero (36 muertos), el más costoso (1.000 millones de dólares en daños) y más violento (hasta ahora el primer y único F5) tornado del registro del área.

– El segundo tornado más mortífero ocurrió el 12 de junio 1942 (35 muertos).

– El segundo tornado más costoso ocurrió el 20 de marzo de 1948, con daños de más de 10 millones en su mayoría en aeronaves de la Base Aérea Tinker.

El 3 de mayo 1999 causó así 100 veces más daño que cualquier otro tornado registrado en OKC. (Esta relación en realidad es considerablemente menor si se toma en cuenta la inflación. Pero incluso con la inflación, el 3 de mayo de 1999 fue el más costoso por su magnitud).

Diez tornados de lo más violento (nueve F4 y F5 uno) han afectado a la zona. El más reciente fue el 10 de mayo de 2010.

El récord de tornados en un solo día es el 5, el 8 de junio de 1974.

El área de Oklahoma ha sido golpeada 25 veces por dos o más tornados en el mismo día:

25 de abril 1893 (2), 12 de mayo 1896 (2), 21 de junio 1942 (2), 20 de marzo 1948 (2), 30 de abril 1949 (2), 30 de abril 1951 (2)

3 de junio 1956 (2), 28 de abril 1960 (3), 21 de mayo 1961 (2), 31 de agosto 1965 (3), 19 de septiembre 1965 (2), 10 de junio 1967 (2)

30 de abril 1970 (2), 8 de junio 1974 (5), 30 de abril 1978 (3), 28 de marzo 1988 (2), 13 de junio 1998 (4), 3 de mayo 1999 (4)

22 de octubre 2000 (2), 8 de mayo 2003 (2), 9 de mayo 2003 (3), 10 de noviembre 2004 (2), 7 de mayo 2008 (2),

10 de febrero 2009 (2), 10 de mayo 2010 (4).

Todos menos cinco eventos fueron entre marzo y junio, y cuatro fueron un 30 de abril.

De los seis tornados sufridos por Oklahoma en noviembre, dos se registraron el 10, tres en el 19 y el sexto golpeó el día 20.

Desde 1950, el período más largo sin un tornado en el área fue de 5 años y 8 meses (del 8 de octubre de 1992 hasta el 12 de junio de 1998). El área entonces fue alcanzado por 12 tornados en los siguientes 11 meses (13 de junio de 1998 al 4 de mayo de 1999).

Desde 1950, ha habido sólo tres períodos de más de dos años sin un tornado en el área. Uno mencionado antes y los otros dos de 5 años (de junio de 1981 a mayo de 1986) y de 2 años y 6 meses (octubre de 2000 hasta abril de 2003).

Texto original del documento aquí

:::

TORNADO OKLAHOMA 6

En 1999 otro tornado afectó a Moore, destruyó parte de la localidad y mató a 41 personas.

Fuente aquí

:::

oklahoma devastación bandera 2

LA CRÓNICA DEL 20 DE MAYO DE 2013

Un tornado de categoría EF5 —la máxima en la escala Fujita de 0 a 5— con casi dos kilómetros de diámetro, con vientos de más de 300 kilómetros por hora y que ha sido descrito como “masivo y mortal” por el Centro de Predicción de Tormentas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), ha arrasado este lunes las afueras de Oklahoma City, sobre todo la localidad de Moore. Las autoridades locales han confirmado 24 muertos, nueve de ellos niños.

El lunes por la noche, Amy Elliot, portavoz oficial del Estado, dijo que al menos 51 personas habían fallecido y que podría haber hasta unos 40 más. Elliot ha rectificado este martes: “Esta cifra ya no es correcta”. El número podría aumentar a lo largo de la jornada. Hay más de un centenar de heridos y desaparecidos y cientos de casas, edificios e infraestructuras desmanteladas por una tormenta devastadora.

OKLAHOMA RADAR EL PAIS

El presidente Barack Obama ha dicho en rueda de prensa que el tornado de Oklahoma ha sido uno de los más devastadores ocurridos en EE UU: “Docenas de vidas se han perdido, entre ellas, niños. Los pensamientos y las oraciones de la nación están con todo aquellos. Quiero mandar mi gratitud a todos aquellos que han ayudado a rescatar a personas a pesar de la oscuridad de la noche”. “Como nación ahora nos corresponde preocuparnos de los supervivientes y de la recuperación”, ha indicado.

El presidente ha asegurado a la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, que tendrán todos los recursos que demanden para afrontar la recuperación y a los ciudadanos de Moore que “van a tener todo lo que necesiten”. “Todavía no sabemos las pérdidas humanas y económicas que ha causado el tornado”, ha añadido Obama que advierte que la semana que viene comienza la temporada de huracanes en el país. Obama, que declaró zona de desastre el Estado afectado este lunes, ha explicado que está contacto en todo momento con su secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y su asistente, Lisa Monaco. El presidente ha concluido que Oklahoma va a recibir el mismo espíritu de unidad y apoyo que “la nación ha mostrado en otras catástrofes y tragedias”.

El tornado ha destruido al menos dos escuelas, lo que explica la cantidad de niños que han sido víctimas de la tragedia. La escuela infantil Plaza Tower, donde se refugiaron entre 20 y 30 niños, ha sido arrasada por completo. Las autoridades del Estado han confirmado que ya no buscan supervivientes en ella. El tornado ha arrancado el techo y las paredes del centro y ha convertido el patio de recreo en una masa de plástico y metal. Según las autoridades, muchos alumnos intentaron ocultarse en los baños del edificio ante la llegada inminente del tornado. Además, los cuatro miembros de una familia, entre ellos un bebé, han muerto en su vivienda mientras intentaban esconderse en un congelador.

Se teme que la cifra de muertos pueda aumentar, dado que hay 145 heridos, la mitad niños. Algunos se encuentran en condición crítica, según ha explicado Amy Elliot, portavoz de la Oficina del Médico Forense del Estado. “Nuestros corazones están destrozados”, ha dicho en rueda de prensa la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, sobre los padres que están buscando a sus hijos. Los equipos de rescate siguen buscando supervivientes este martes en Moore. Un centenar de personas han sido rescatadas de los escombros.

La inusual ferocidad de la tormenta —en menos del 1% de los tornados los vientos alcanzan esta velocidad— también ha destrozado kilómetros y kilómetros de zonas residenciales. Calle tras calle, Moore está en ruinas. Los escombros se acumulan donde antes había viviendas y cientos de automóviles y camiones están destrozados tras haber volado por los aires. Además, la escuela Briarwood ha sido arrasada por el paso del tornado y varios negocios. El capitán de la policía local, Dexter Nelson ha indicado que el tendido eléctrico está caído.

Equipos de voluntarios y del servicio de emergencias comenzaron a retirar parte de los estragos del devastador tornado la noche de este lunes para seguir buscando supervivientes. “En mis 18 años cubriendo tornados no he visto nada igual en esta ciudad. Este, sin ninguna duda, es el más horrible”, dijo Lance West, reportero de la cadena televisiva local KFOR.

Keli Pirtle, portavoz del Servicio Meteorológico Nacional en Norman (Oklahoma) explicó que el tornado tocó el suelo a las 14.56 hora local, justo 16 minutos después de saltar la primera alerta, y que se ha desplazado 32 kilómetros arrasando todo a su paso. “Estuvo tocando tierra durante 40 minutos”, añadió Pirtle. También informó de que se espera que las tormentas continúen hasta el martes por la tarde, pero la alerta por tornados ha sido cancelada en todo el Estado de Oklahoma.

El suburbio de Moore ya sufrió un tornado muy violento el 3 de mayo de 1999, una tormenta que vino acompaña de ráfagas de viento que se desplazaron a 486 kilómetros por hora, la velocidad más alta registrada en la superficie del planeta desde que hay mediciones. La Cruz Roja ha abierto un albergue en la Iglesia de St. Andrews de la ciudad, lugar que están usando los afectados para reunirse. Esta organización ha mandado alimentos y productos de primera necesidad a Oklahoma City que llegarán mañana martes. “La mejor manera de ayudar a las familias es hacer una donación en www.redcross.org o mandar un mensaje a REDCROSS al 90999 para dar 10 dólares”, ha dicho un portavoz de la Cruz Roja.

El gigantesco tornado se ha producido apenas unas horas después de que la pasada madrugada más de 12 sacudieran la región del centro de Estados Unidos (exactamente, los Estados de Iowa, Kansas, Illinois y Oklahoma), que dejaron dos muertos y una treintena de heridos. Fallin declaró el estado de emergencia en los 16 condados más afectados por el paso de más de una docena de tornados, fuertes tormentas de granizo y ráfagas de viento e inundaciones. El temporal dejó, además, áreas totalmente devastadas, edificios en llamas y barrios convertidos en escombros.

La tormenta llevó al Servicio Meteorológico a emitir una alerta inusualmente directa a la región central, que cubre 14 Estados. Este devastador tornado es parte del temporal que comenzó en Tejas la semana pasada (donde los tornados dejaron seis muertos y cuantiosos daños materiales) y que se extiende hasta Minnesota. En cuatro Estados (Arkansas, Kansas, Oklahoma y Misuri) se mantiene la alerta ante la previsión de una nueva oleada de tornados, según el NOAA. Las fuertes tormentas podrían afectar los próximos días a cerca de 10 millones de personas en la región central de EE UU.

Texto original aquí

:::

oklahoma obama

Arropado por un retrato de Lincoln y por varias personas de su equipo, Barack Obama se dirigió a los afectados por la tragedia. Definió el tornado como “uno de los más destructivos de la Historia” y se mostró conmovido por el desastre: “En un instante varios vecindarios fueron destruidos, decenas de personas perdieron la vida, muchos más fueron heridos y entre las víctimas hubo muchos niños que intentaron refugiarse en el lugar más seguro: su escuela”.

El presidente afirmó que sus plegarias estaban con las víctimas y con los miembros de los servicios de emergencia que se afanaron por encontrar supervivientes entre los escombros. Desveló que había hablado con la gobernadora republicana de Oklahoma, Mary Fallin, para decirle que tendría a su alcance cualquier recurso del Estado. “El pueblo de Moore debe saber que el pueblo estadounidense estará a su lado”, dijo Obama. “Aún no sabemos el alcance de los daños ni las pérdidas humanas o económicas. Pero si hay una esperanza a la que aferrarse es la conciencia de que la gente de Oklahoma está mejor preparada que la mayoría. Quiero decirle algo a aquéllos que fueron afectados. Sabemos que os espera un largo camino por delante pero no haréis ese camino solos”.

Texto original completo aquí

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer