Cambio Climático

Lo que mata no es sólo la humedad

CC SALUD CALENTAMIENTO CONSECUENCIAS

Si el tiempo y nuestra salud han estado naturalmente relacionados desde siempre, el cambio climático obliga a nuestros médicos a darle una mirada adicional a los cielos antes de atendernos.

Los científicos empezaron a hablar seriamente sobre algunos de los peligros del cambio climático hace más de 30 años: el aumento de los mares, el cambio de los patrones climáticos, más lluvia en los lugares más lluviosos y de sequía en lugares secos, y más. Pero los riesgos fuera de sus áreas de especialización han tomado más tiempo en llamar la atención, especialmente en el área de la salud humana.

Esto sin embargo ha comenzado a cambiar, a medida que los profesionales médicos han comenzado a entender cómo el cambio climático puede conducir a todo tipo de problemas para la salud pública: aumento de la mortalidad con olas de calor cada vez más intensas y regulares, una creciente incidencia de las alergias o la propagación de enfermedades infecciosas a nuevas áreas.

La evidencia más reciente de esta toma de conciencia ha sido in editorial del Canadian Medical Association Journal que establece los hechos e insta a los médicos a ser más activos en la demanda de medidas contra el cambio climático.

El editorial, titulado “El rol de los médicos en la primera línea de la lucha contra el cambio climático”, no es el primero de su tipo. La American Medical Association publicó su propia versión en 2011, y en 2009 el British Medical Journal se refirió al cambio climático como “la mayor amenaza para la salud global del Siglo XXI”.

Al igual que los activistas anti-tabaco antes, sin embargo, los profesionales médicos que se preocupan por el calentamiento global no desprecian la insistencia. El único problema para Barbara Sibbold, editora adjunta de la revista y autora de la editorial, fue cuando publicarlo. “He estado queriendo escribir sobre el tema desde hace algún tiempo”, dijo en una entrevista, “pero sentí que necesitábamos algún tipo de noticia para asociarlo”.

El acontecimiento resultó ser patrocinado por las negociaciones de la ONU sobre clima celebradas en Doha, Qatar, en diciembre de 2012. La conferencia fue en general decepcionante para aquellos preocupados por el cambio climático, pero resultó en un documento llamado la Declaración de Doha sobre el Cambio Climático, Salud y Bienestar , que aboga por el reconocimiento público de que “la salud es una de las razones fundamentales para luchar contra el calentamiento global”.

Sólo unas semanas antes,la Organización Mundial de la Salud y la Organización Meteorológica Mundial lanzaron un “Atlas de la salud y el clima “, que establece la relación entre el cambio climático y efectos sobre la salud. “Fue un paso muy importante en el establecimiento de una base de pruebas para la conexión del clima con la salud”, dijo Sibbold.

En conjunto, la conferencia y la publicación del atlas convenció a la periodista de que era el momento adecuado para un editorial. En parte, se establece lo que los expertos en salud han celebrado ya sobre el clima y la salud, que unas 140.000 muertes por año desde 1970 pueden ser atribuidas al cambio climático. O que en 2030 el mundo estará gastando entre 2.000 y 4.000 millones de dólares anuales en costos de salud relacionados con el clima. También advierte a los médicos que no lo tengan del todo claro: van a ser los primeros en tener que responder ante esta crisis de salud cada vez mayor.

CLIMA MEDICINA SALUD

El artículo también hace un llamamiento a los médicos a tomar acciones concretas, como firmar individualmente la Declaración de Doha, presionar a las escuelas de medicina y las asociaciones profesionales a que la suscriban también y trabajar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los hospitales y clínicas donde ejercen.

Nadie espera que los médicos se conviertan súbitamente en cruzados del clima, por supuesto, pero el editorial es sobre todo un ejercicio de toma de conciencia. Pero la conciencia de los médicos despertará en última instancia, opina Sibbold.

“Los médicos estarán en la primera línea cuando haya que afrontar los graves efectos del cambio climático, desde la desnutrición, al aumento de enfermedades transmisibles, enfermedades respiratorias y consecuencias de los fenómenos meteorológicos traumáticas.”

Cuanto antes los médicos adviertan esto, más dispuestos estarán a tratar de evitar algunas de las peores consecuencias.

Texto original aquí: http://www.climatecentral.org/news/canadian-doctors-urged-to-fight-climate-change-15563

Tags: , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer