Ciencia / Meteorólogos

Los expertos del IPCC, investigadores investigados

METEORÓLOGOS CIENCIA IPCC 2013 INVESTIGACION CIENTÍFICOS SOCIALES 3

Los científicos sociales demandan estudiar la vida interior del prestigioso Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) y, en particular, transparentar su mecanismo de toma de decisiones. Pero eso plantea pros y contras para el grupo de expertos que ganó el Nobel de la Paz 2007 .

Cada seis años, aproximadamente, el IPCC reporta todo lo que se sabe de nuevo sobre el calentamiento global. Entre uno y otro informe, y en reuniones a puertas cerradas, cientos de científicos revisan estudios, discuten los últimos resultados de los modelos y evalúan las opciones de la humanidad.

El resultado final es una serie de informes, como el análisis científico publicado en septiembre de 2013, la primera parte de la quinta evaluación (AR-5) sobre el cambio climático, que también después abarcará la adaptación y la mitigación.

Pero, ¿cómo se escriben exactamente estos informes?

Esta semana, en su última sesión plenaria en Batumi, Georgia, sobre el Mar Negro, el propio IPCC considerará una solicitud de los científicos sociales que, armados con grabadoras, quieren estudiar a su vez las interacciones que se dan en muchas de las reuniones del panel.

La propuesta, que forma parte de una “evaluación de evaluaciones” mayor financiada por la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos (NSF, por sus siglas en inglés) y podría ofrecer una idea de la forma en que la dinámica social, los prejuicios inconscientes y las reglas aparentemente mundanas afectan el producto final, y de lo que se podría hacerse para mejorar el proceso .

METEORÓLOGOS CIENCIA IPCC 2013 INVESTIGACION CIENTÍFICOS SOCIALES 4

“La mayoría de los estudios anteriores han examinado cómo el IPCC interactúa con el mundo exterior, pero estamos interesados ​​en la forma en que interactúa consigo mismo”, dice Michael Oppenheimer, un climatólogo de la Universidad de Princeton en Nueva Jersey, que reconoce sus propios prejuicios como participante en las últimas cuatro evaluaciones del clima.

“La verdad es que se sabe muy poco sobre el proceso real”, afirma Oppenheimer.

Los sociólogos de la ciencia siempre han estado interesados ​​en la forma en que la dinámica social influye sutilmente en el proceso científico y el IPCC, un objetivo importante debido a su prestigio internacional y su importancia política, ya se ha estudiado antes.

En un par de trabajos recientes ( Brysse K y J. O’Reilly), que se centran en el tratamiento de la elevación del nivel del mar en la evaluación de 2007, Oppenheimer y sus colegas argumentaron que el IPCC tiende ser cauto y termina  equivocándose “por el lado menos dramático”. Sus resultados se basaron en los documentos del IPCC y en las entrevistas posteriores, pero los investigadores no tienen acceso a las reuniones en las que el tema fue exhaustivamente discutido.

En los estudios, los investigadores se centraron en la decisión del IPCC de excluir la fusión de la capa de hielo de la Antártida occidental de su revisión, debido a la incertidumbre sobre los modelos utilizados para predecir su comportamiento.

Como resultado, la valoración final ha previsto un aumento del nivel del mar de hasta 59 centímetros para el año 2100, a pesar de que nuevos estudios han sugerido que una aceleración del derretimiento de la capa de hielo podría elevar los niveles del mar mucho más.

Oppenheimer y sus colegas encontraron que la decisión de excluir ese aspecto se debió a unos pocos científicos clave y a un requisito para el consenso, y también a una estructura de evaluación que divide el tratamiento de hielo marino en tres capítulos que abarca el pasado, el presente y el futuro. Esto complica el proceso de evaluación con la participación de más científicos y exagera la incertidumbre, argumentaron los investigadores.

METEORÓLOGOS CIENCIA IPCC 2013 INVESTIGACIÓN CIENTÍFICOS SOCIALES 2

Ahora, los científicos sociales quieren profundizar y entrar en las reuniones del IPCC cuando se están desarrollando. Eso permitiría que el equipo observara las interacciones entre científicos y entrevistar a los actores fundamentales en el lugar, en vez de tratar de reconstruir los hechos.

El tratamiento de los científicos como sujetos, sin embargo, plantea problemas de privacidad, dado que las deliberaciones son confidenciales, una política que tiene por objeto permitir a los científicos hablan abiertamente y sin temor a que fuera de la manga declaraciones difundidas en el mundo.

Los científicos sociales también reconocen que el mero acto de la observación podría afectar el proceso, a pesar de que dicen que sus protocolos de investigación se diseñan para minimizar la intrusión y mantener la confidencialidad de los investigados.

Estos temores llevaron al IPCC a negar primero la petición de que el equipo accediera a los debates internos en 2010. La solicitud llega en un momento especialmente delicado, cuando el panel está revisando sus procedimientos después de un vergonzoso error (en relación con los glaciares del Himalaya) en la evaluación anterior, y después de la polémica del ‘Climategate’, provocado por la fuga de miles de e-mails privados de la Universidad de East Anglia, Reino Unido, revelando conversaciones privadas entre los principales científicos del clima.

METEORÓLOGOS CIENCIA IPCC 2013 INVESTIGACION CIENTÍFICOS SOCIALES

El procedimiento también planteaba un problema: la petición se produjo después de que el IPCC ya había citado a sus científicos y se habían presentado las reglas básicas para la quinta evaluación.

“Esto fue percibido por algunos como un cambio de reglas en medio del juego”, dice el vicepresidente del IPCC, Jean-Pascal van Ypersele, climatólogo de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica.

Ypersele sospecha que la propuesta será mejor recibida esta vez por los gobiernos miembros, ya que puede ser enmarcado en el proceso de evaluación del IPCC desde el principio. Esta semana, el IPCC  aprobará probablemente la propuesta de ser investigado, o la pospondrá hasta después de completar la quinta evaluación el año próximo, estima.

Naomi Oreskes, historiadora de la ciencia en la Universidad de Harvard y miembro del equipo de estudio prospectivo, sostiene que permitir a los etnógrafos meterse dentro del proceso promoverá la transparencia y mejorará la credibilidad del panel con el público y con los responsables políticos.

“La mayoría de la gente en el exterior no tiene idea de lo que hace el IPCC”, dice Oreskes, y el claustro cerrado inevitablemente genera desconfianza y alimenta críticas entre los escépticos del clima. Clarificar el proceso podría hacer parecer las evaluaciones del IPCC menos mágicas y más cercanas a un proceso de toma de decisiones”.

Texto original completo aquí

Tags: , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer