Cambio Climático

Los líderes ponen la cara ante el cambio climático

CC BAN KI MOON

Los líderes mundiales emprenderán un viaje a territorio desconocido en septiembre, cuando acudan a Nueva York respondiendo a la convocatoria del Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon.

Es raro que el mundo de la política climática ofrezca ocasiones así para la novedad. Las negociaciones sobre el cambio climático son un escenario en el que se repiten los mismos argumentos y los mismos conflictos desde 1992, hasta el agotamiento.

Pero la petición de Ban Ki Moon, de que los líderes mundiales lleguen a él personalmente y hagan “promesas audaces” sobre cómo sus países van a hacer frente al cambio climático, es diferente.

En esta Cumbre de un día, prevista para el 23 de septiembre, no habrá negociaciones oficiales o transacciones políticas. Los observadores más optimistas, incluso, sugieren que ni siquiera habrá animosidades.

En cambio, será una oportunidad para que los jefes de Estado se reúnan -por primera vez desde la desastrosa conferencia de la ONU en Copenhague 2009- junto a líderes de los negocios, las finanzas y la sociedad civil , y hagan compromisos por separado sobre qué pretenden aportar para detener el cambio climático.

Presión

CC COP 15 COPENHAGUE

Las expectativas para la cumbre son altas. Si la presión de no defraudar a Ban Ki Moon no alcanza, primeros ministros y jefes de Estado se darán cuenta de que su presencia común significa que el mundo, al menos ese día, estará pendiente de su nivel personal de compromiso de crear un ambiente seguro para el futuro del planeta.

Esta cumbre es organizada por la ONU, pero es independiente de las negociaciones que se realizan bajo la bandera de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).

En esas reuniones anuales, los responsables políticos se reúnen para discutir a fondo la forma de un tratado global, que debe ser acordado por consenso entre todos los países. No es una tarea fácil, como los últimos 20 años han demostrado ampliamente. Y la fecha límite se acerca: los países han acordado cerrar el trato en París el próximo año.

A las negociaciones de la CMNUCC acuden ministros de medio ambiente, pero la convocatoria exclusiva de líderes a la Cumbre del Clima de Ban Ki Moon refleja la realidad de cómo se decidirá el contenido del tratado climático de la ONU en 2015, dice Michael Jacobs, asesor de cambio climático del ex primer ministro británico Gordon Brown.

“Obtener un compromiso de los líderes en esta etapa cambia el juego”, dijo Jacobs a RTCC. “La política climática es realmente la política económica, y no se controla la política económica a nivel nacional siendo ministro de Medio Ambiente”.

” Usted tiene que tener sus ministros de Economía y Finanzas y el líder detrás de ellos. Que los líderes se centren de nuevo en el clima es nuevo. No se ha hecho desde 2009 , y tenemos una gran cantidad de nuevos líderes desde entonces”, afirmó el especialista.

Mientras tanto , ofrecer a los países una oportunidad de reemplazar las negociaciones con promesas individuales es similar a la declaración de una tregua de un día: se permite a los líderes declarar sus propias ambiciones sin enfrentarse a los otros por no tenerlas, o viceversa.

En la superficie, dice Jacobs, esto debería conducir a un encuentro más ” armonioso”, frente a la discordia en general que se respira normalmente en las negociaciones sobre cambio climático.

Lo prometido

CC BAN KI MOON 2

Hasta aquí todo bien : pero una vez que todo el mundo se ha dado la mano y termine de compartir gratos recuerdos de su última reunión en Copenhague, ¿qué pasará? El territorio desconocido de este tipo de reuniones supone la falta de un protocolo reconocido por los líderes.

La semana pasada, una reunión de alto nivel celebrada en Abu Dhabi permitió a la ONU suavizar cualquier confusión. De acuerdo con una presentación a cargo del subsecretario general de la ONU, Robert Orr, los líderes deben “proporcionar una visión de los esfuerzos nacionales y de los objetivos internacionales” y “hacer anuncios de sus metas y de las acciones futuras propuestas a nivel nacional” .

Ya se espera que los gobiernos hagan promesas nacionales en su reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, que se incorporen en 2015 a un tratado climático de la ONU .

Las promesas de la cumbre convocada por Ban Ki Moon probablemente se hagan con un enfoque más flexible, de mínimos, y es casi seguro que no impliquen números.

Texto original completo de RTCC aquí

Tags: , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer